miércoles, agosto 08, 2007

Yacimiento neandertal excavado de apuro

Un yacimiento neandertal en peligro obliga a excavarlo de apuro, esperemos que no se pierdan datos cruciales... El Periódico:

Las obras de conexión del AVE con el Corredor del Mediterráneo afectarán Vinyes Grans, un extenso yacimiento del paleolítico situado en Perafort, a menos de ocho kilómetros de Tarragona. Por este motivo, la empresa Arqueoline, vinculada al departamento de Prehistoria de la Universitat Rovira i Virgili (URV), realiza una excavación de urgencia para recuperar los restos del campamento fluvial de neandertales que habitaron en la zona y que fueron los primeros pobladores del valle del río Francolí. Los trabajos se iniciaron el pasado día 1 y durarán tres meses.
Un equipo de 20 arqueólogos, codirigidos por Jaume Vilalta y Amèlia Bargalló, trabajan a contrarreloj en la excavación, ya que cuando finalice "se convertirá en un terraplén con las vías del tren por encima", según explicó ayer el propio Vilalta. "La desaparición solo se evitaría con un hallazgo excepcional en estratos más inferiores", añadió.

HERRAMIENTAS DE CAZA
Desde que se iniciaron los trabajos, los arqueólogos han localizado un centenar de restos de industria del sílex, que corroboran la existencia de neandertales entre 40.000 y 70.000 años atrás. Las herramientas están relacionadas con la caza y su posterior consumo, así como con la manipulación de la madera. "Prácticamente descartamos hallar restos humanos o de animales por culpa de la acidez del suelo", explicó Vilalta.
"En solo tres meses --añadió-- es imposible estudiar a fondo el yacimiento. A pesar de ello, nos permitirá datarlo y conocer más detalles de la vida de un campamento neandertal al aire libre, con caza abundante y al lado del río".
Las excavaciones forman parte de un proyecto de investigación más amplio que realiza el Institut Català de Paleocologia Humana i Evolució Social (IPHES), que ya ha intervenido en los yacimientos del Molí del Salt, en Vimbodí (Conca de Barberà); la Cansaladeta, en La Riba (Alt Camp), y la Boella, en la Canonja (Tarragonès), donde se hallaron restos de dos mamuts.
Publicar un comentario