miércoles, enero 27, 2010

La Península Ibérica, último refugio neandertal hasta hace 37 mil años

La cadena montañosa Cantabro-Pirenaica al parecer encerró a la Península Ibérica, e hizo que al sur del Ebro fuese un refugio para los neandertales, donde lograron sobrevivir muchos miles de años mientras sus congéneres del resto de Europa eran asimilados o reemplazados.

Dientes datados de Pego do Diablo Se trata de un nuevo estudio publicado por João Zilhão y colegas en PLoS ONE. Allí los autores parten de la base de que sólo los humanos modernos están asociados con los estadios tardíos de la tecnología lítica auriñaciense, por lo que se pueden datar los patrones de aparición de esta tecnología.

Usando técnicas de datación de radiocarbono AMS lograron datar muestras de fauna asociada a estratos del Auriñaciense III-IV en la cueva portuguesa Pego do Diabo. Los resultados establecieron con seguridad que el proceso de asimilación/reemplazo en el oeste de Eurasia debe haber ocurrido antes de 34,500 años atrás, ya que esa es la fecha en que todo es auriñaciense, o sea sapiens.

Combinado con la cronología del Musteriense tardío y algunas dataciones imprecisas del Auriñacience II, de otros yacimientos portugueses los autores concluyen que ningún neandertal podría haber persistido totalmente aislado más allá del 37.000 antes del presente.

Las evidencias más antiguas de Homo sapiens en Europa datan de hace 40 mil años, en la región del Danubio.

Según explica Zilhao, "creo que el patrón de la 'frontera del Ebro' se generó por factores climáticos y demográficos ya que coincide con un periodo climático globalmente más templado durante el que los bosques de robles y pinos se expandieron a lo largo de la   fachada occidental de Iberia".

Para el investigador, la población disminuyó y probablemente se produjo una ruptura en las redes de interacción como resultado de la expansión en estas tierras cubiertas de árboles, favoreciendo la creación y persistencia de los refugios de población.

"Entonces, a medida que los entornos se abrieron de nuevo a las manadas de grandes herbívoros y sus cazadores como resultado del regreso de las condiciones más frías, debió sobrevenir la interacción  y el movimiento a lo largo de los límites previos y los últimos   neandertales pasaron por los mismos procesos de asimilación o reemplazo por los que pasaron aquellos que se extinguieron en Europa cinco milenios antes", concluye Zilhao.

Esto también tiene implicancias para la interpretación del niño de Lagar Velho, ya que este fue datado 5000 años despues de la supuesta desaparición de los últimos neandertales de Portugal, por lo que es insostenible que sus rasgos son el resultado de un cruce directo, o sea padres o abuelos, entre neandertales y sapiens. Así es que los autores del estudio lo explican como el resultado de un cruce genético al momento del contacto entre las dos especies, y que demostrarían entonces que el intercambio genético debe haber sido significativo para haber durado 5000 años.

 

Referencia

João Zilhão, Simon J. M. Davis, Cidália Duarte, António Soares, Peter Steier, Eva Wild. Pego do Diabo (Loures, Portugal): Dating the Emergence of Anatomical Modernity in Westernmost Eurasia. PLoS ONE, 2010; 5 (1): e8880 DOI: 10.1371/journal.pone.0008880

martes, enero 19, 2010

Poblamiento humano del Este de Asia

El este de Asia suele ser un territorio al que no se le presta mucha atención de este lado del mundo. Christopher Norton y Jennie Jin han realizado una revisión completa del registro arqueológico del Pleistoceno Tardío de esa región, o sea China, Japón, Corea.

Para conocer el origen del hombre y su migración por el resto del mundo es de vital importancia tener en claro todos los yacimientos del viejo mundo, no sólo de Europa y África.

Norton y Jin concluyeron en su estudio, publicado en Evolutionary Anthropology, que:

“…basados en el estado actual de evidencia del Este de Asia, sugerimos que es prematuro argumentar a favor o en contra del modelo saltacionista o del gradualista. Segundo, las evidencias de embarcaciones y adaptación a la grandes alturas debería recibir una consideración mayor para reconstruir el comportamiento de humanos modernos, particularmente en el Este de Asia. Interesantemente, la evidencia del norte de China, Corea y Japón, apoya más al modelo saltacionista, mientras que la evidencia del sur de China parece corroborar el modelo gradualista. Postulamos que esto es en parte por las diferencias ecológicas entre las dos regiones”.

Cabe aclarar que cuando se refieren a saltacionista es el modelo de reemplazo de las poblaciones arcaicas por parte de los Homo sapiens de origen africano, mientras que cuando hablan de gradualista es el modelo de la continuidad de las especies.

Es interesante lo que marcan sobre la adaptación a la altitud, ya que hay evidencias arqueológicas de las partes bajas del Tibet (unos 3000 metros de altura), estaban “colonizadas” en OIS 3, o sea entre 60 y 40 mil años atrás. Época en que los neandertales todavía rodaban por el oeste del viejo mundo.

Es interesante también la mención a las embarcaciones, ya que en Japón se han descubierto herramientas líticas de obsidiana continental.


Vía Julien Riel-Salvatore Blog

Referencia

Norton, C.J., and J.J.H. Jin. 2009. The evolution of modern human behavior in East Asia: current perspectives. Evolutionary Anthropology 18:247-260.

lunes, enero 11, 2010

Navegantes llegaron a Creta hace 130 mil años

Han descubierto hachas de mano en la isla de Creta, en el Mediterráneo, con una datación de unos 130 mil años o incluso más. Esto indica que algún humano estaba allí presente, y que habían llegado cruzando el mar, o sea en algún tipo de embarcación.

Lo más probable es que fuesen neandertales o pre neandertales, quienes ya vivían en la zona para esas fechas, los sapiens todavía estaban dentro de África. Aunque bien podrían ser Homo erectus provenientes de África.

El descubrimiento se dio a conocer por el arqueólogo estadounidense Thomas Strasser, en una conferencia. Se han descubierto varios cientos de herramientas líticas en nueve sitios diferentes del sudoeste de Creta, con una estimación de antigüedad de 130 mil años, aunque según dijo Strasser podrían ser más antiguos.

Las hachas de mano descubiertas, según dijo Strasser, serían del estilo achelense típico de los Homo erectus africanos, pero hechas con cuarzo local.

Ya había suposiciones sobre la navegación en los Homo erectus asiáticos, ya que posiblemente hubieran llegado por mar a las islas de Indonesia.

Pero las estimaciones de antigüedad de los yacimientos de Creta, no van mucho más allá de 130 mil años para uno de los estratos más antiguos, así que lo más probable es que fuesen neandertales. Todavía deben ser datados con precisión estos yacimientos.

Fuente:

ScienceNews y John Hawks

domingo, enero 10, 2010

Asesinado y calumniado, el neandertal

Hoy en esta mañana de domingo les traigo un cuento, es un relato de Stanislaw Lem, autor polaco que es un grande de la literatura, sin duda. Tiene una colección de cuentos tipo parodia, que se llaman Diarios de las estrellas. Viajes. En el segundo cuento, llamado “Viaje octavo”, el protagonista, un humano, debe viajar a una reunión de la Asamblea Planetaria, en la que se va a proponer a la Tierra como integrante de la Organización de Planetas Unidos.

El problema es que no nos quieren allí, ya que somos una especie destructiva, dicen. Pero lo más interesante para nosotros es el papel que le dan allí al Hombre de Neandertal, que se los voy a citar textualmente, aquí un representante de otra especie se opone a nuestra candidatura, y luego de tratarnos de especie inferior y dañina dice:

“Entre sus antepasados, uno parecía presagiar ciertas esperanzas. Era la especie Homo neanderthalensis. Vale la pena interesarse por él. Parecido al hombre contemporáneo nuestro, tenía mayor capacidad craneana que él y, por tanto, era mayor su cerebro, o sea, su razón. Buscador de setas, propenso a la meditación, amante de las artes, manso, flemático, hubiera merecido sin duda que hoy se estudiara en esta Alta Organización su admisión como miembro. Desafortunadamente, no existe entre los vivos. ¿Podría decirnos el delegado de la Tierra que hoy tenemos el honor de tener entre nosotros, cuál fue la suerte del hombre de Neanderthal, tan culto y simpático? Puesto que guarda silencio, yo contestaré por él: fue aniquilado hasta el último vestigio, borrado de la superficie de la Tierra, por el llamado Homo sapiens. Pero no bastó con el horrendo fratricidio: los sabios terrestres procedieron a calumniar a su víctima, atribuyéndose a sí mismos, y no a ella, la mayor capacidad, la razón superior.”

El cuento es sencillamente imperdible, muy bueno, risible cómo nos hace quedar, con comentarios simples, y divertidos.

sábado, enero 09, 2010

¿Los enigmáticos Clovis fueron los primeros americanos?

Artículo mío:

¿Los enigmáticos Clovis fueron los primeros americanos? Página/12 :: futuro:

"Hasta pocos años atrás existía una especie de “mafia” científica que defendía que América había sido poblada en un único proceso migratorio desde Alaska hasta Tierra del Fuego hace 13 mil años. Esta “mafia” sostenía que esos primeros pobladores eran los Clovis, creadores de una tecnología de piedra refinada y cazadores de mamuts. Pero ese castillo de naipes ya se ha venido abajo."

Ornamentos y tinturas entre los neandertales hace 50 mil años

Dos cuevas españolas aportan evidencias de que los neandertales tenían ornamentos y pintura hace 50 mil años, o sea al menos 10 mil años antes de que los Homo sapiens entraran en Europa.

image Se trata de un estudio publicado en PNAS, del que tan sólo pude conseguir el material suplementario, que es bastante completo, 73 páginas.

El estudio publicado por científicos de diversos países, encabezado por João Zilhão, muestra evidencias “duras como una roca” de que los neandertales tenían pensamiento simbólico, y que utilizaban diferentes tipos de ornamentos.

Los yacimientos españoles que han arrojado estas pruebas son Cueva de los Aviones y Cueva Antón, de la zona de Murcia.

Allí descubrieron conchas marinas perforadas con pequeños agujeros, lo que podría ser evidencia de que eran colgadas luego de algún hilo. Pero este tipo de perforaciones ha sido vista de forma natural, sin ser hecha por el hombre, o como resultado del tratamiento de los moluscos cuando eran comidos.

Pero para acompañar estas posibles evidencias, han descubierto evidencias de pigmentos minerales aplicados a las conchas en cuestión, a veces incluso sobre el borde del agujero perforado.

Según parece el pigmento sería un rojo a base de geothita y hematita, mezclado con un amarillo de siderita y natrojarosita, junto con negro de carbón y pirita, para crear todo un espectro de pinturas.

Incluso se han descubierto un hueso de caballo con pigmento naranja en la punta. Según los investigadores podría haber sido usado para mezclar todos los pigmentos, o para aplicarlos sobre alguna superficie.

Ya Francesco d’Errico había descubierto evidencias de pigmento y comportamiento simbólico de neandertales del actual territorio francés. Esto terminaría de tirar por tierra la idea de que cualquier resto de ornamentos, pinturas, o evidencias de comportamiento simbólico, si no estaba asociado a fósiles, debía ser de humanos modernos, o como mínimo una imitación neandertal de estos últimos.

Estos yacimientos españoles son anteriores a la llegada del Homo sapiens, que para esa misma época estaban teniendo comportamientos similares en África. Pero está interesante lo que dijo Zilhao en Discovery "Los neandertales y los humanos arcaicos en Europa, África y Asia nunca dejaron de estar conectados por redes de intercambio genético y cultural. Las innovaciones, por consiguiente, habría viajado a lo largo de esas redes".

Algunas perforaciones que salen en el estudio (que pueden ver completo aquí):

image image

image image

viernes, enero 08, 2010

El niño de Lagar Velho aporta información sobre la evolución humana

El niño de Lagar Velho (Lagar Velho 1), descubierto en Portugal en 1998, dio mucho que hablar en su momento por tener características tanto sapiens como neandertales. Ahora se ha presentado un análisis detallado de sus dientes junto a una comparación con la dentición de niños fósiles neandertales, sapiens arcaicos y sapiens ya del Holoceno.

image Algo que diferencia a los neandertales de los Homo sapiens actuales y los de finales del Pleistoceno, es el desarrollo de los dientes, la organización de los mismos y la proporción de tejidos en los dientes.

Estudios de dentición comparada sólo se han realizado entre neandertales y sapiens ya del Holoceno, a pesar de que se conocen fósiles y hay trabajos sobre los cambios que hubo en los Homo sapiens en estos aspectos entre el Paleolítico Medio y el Holoceno.

Priscilla Bayle y colegas, bajo la dirección de João Zilhão, descubridor del fósil de Lagar Velho, han presentado un estudio comparado de la dentición de niños fósiles en PNAS.

“Para evaluar si los humanos modernos tempranos contrastaban con las poblaciones modernas posteriores y la posibilidad de un posible acercamiento con el patrón neandertal”, dicen los autores en el estudio, “usamos microtomografía de alta resolución para analizar la dentición completa del niño del Paleolítico Superior del Abrigo do Lagar Velho, Portugal”.

El niño de Lagar Velho tenía una edad estimada de 4-5 años, datado en unos 30 mil años. Es un fósil en perfecto estado de conservación, y del que se conserva casi el 90 por ciento del esqueleto, incluidos todos sus dientes.

Estos fueron comparados con los de un niño neandertal fósil de entre 2 y 3 años, el Roc de Marsal 1, y un niño de fines del paleolítico superior del yacimiento La Madeleine con 3-4 años de edad (La Madeleine 4). Luego se lo comparó también con humanos más recientes.

Según dicen los autores en el estudio, algunos aspectos del patrón de maduración dental y la organización de la estructura interior de los dientes de Lagar Velho 1 están ausentes en las poblaciones más actuales y en el espécimen magdaleniense, y están documentadas sólo entre los neandertales.

“Por lo tanto, una simple dicotomía entre neandertales y humanos modernos es inadecuada para acomodar la variación morfoestructural y de desarrollo representada por la población del Paleolítico Medio y el Paleolítico Superior temprano”, dicen los autores. Y concluyen: “Esta información refuerza la compleja naturaleza de las similitudes y diferencias entre neandertales y humanos modernos, y documenta la evolución en curso luego del establecimiento global de la morfología de los humanos modernos”.

Se viene observando una serie de cambios en la forma del rostro y del cráneo entre las poblaciones de humanos modernos del Paleolítico Medio y el Paleolítico Superior temprano en Eurasia, así como también con respecto a los sapiens ya de fines del Paleolítico Superior y ya de los del Holoceno.

Bayle y colegas decidieron analizar la dentición de Lagar Velho 1 y contrastarla con todas las poblaciones humanas, incluidos los neandertales para así poder evaluar esos cambios que se ven en la evolución de estas diferentes poblaciones.

La dentición de este niño de características mezcladas tiene características no vistas en humanos modernos, o sea tampoco en los sapiens que vivían en la región para esa época.

En una entrevista João Zilhão dijo “Este análisis del niño de Lagar Velho se une a el creciente cuerpo de información de otros humanos modernos tempranos descubiertos por toda Europa (Cioclovina, Mladeč, Pestera Muierii u Oase) que muestran que estos humanos modernos tempranos eran modernos pero sin ser totalmente modernos. La evolución anatómica humana continuó luego del período que va de entre 40 y 30 mil años atrás”.

Referencias

-Dental maturational sequence and dental tissue proportions in the early Upper Paleolithic child from Abrigo do Lagar Velho, Portugal by Priscilla Bayle, Roberto Macchiarelli, Erik Trinkaus, Cidália Duarte, Arnaud Mazurier, and João Zilhão.

-Entrevista Bristol University

martes, enero 05, 2010

Secuencian ADN mitocondrial de H. sapiens de hace 30 mil años de forma fiable

Hasta ahora, extraer ADN mitocondrial de Homo sapiens fósiles era un trabajo casi imposible, porque existía siempre el problema de si ese ADN no estaría contaminado con el de los sapiens actuales que tomaron las muestras o trabajaron con los fósiles. Ahora, el equipo del genetista Svante Pääbo del Instituto Max-Planck de Leipzig ha aplicado nuevas técnicas y han conseguido aislar ADN de un Homo sapiens de hace 30 mil años.

kostenki Los resultados han sido publicados en Current Biology por Johannes Krause y colegas. Estas secuencias de sapiens antiguos son de suma importancia, porque podrán ser comparadas con las del proyecto Genoma Neandertal. También servirá para poder estudiar la interacción entre estos dos grupos.

Hasta ahora era imposible, ya que la mayoría de los fósiles de humanos antiguos, ya sea sapiens o neandertales, fueron descubiertos hace varios años, antes de que se aplicaran técnicas de aislamiento para no contaminarlos. Con sólo tocar un fósil, ya se lo contamina con ADN de humano actual.

Antes, para estudiar los fragmentos de ADN antiguo, se los multiplicaba con una especie de sondas moleculares que hacían blanco en ciertas secuencias de ADN. Estas sondas, sin embargo, no pueden distinguir entre al ADN antiguo y otro que quedó adosado al fósil cuando alguien lo tocó al descubrirlo. Así que siempre había incertidumbre sobre si el ADN descubierto era o no antiguo.

Ahora el equipo del Max Planck ha utilizado una técnica nueva para analizar los restos de un Homo sapiens de hace 30 mil años del yacimiento Kostenki, en Rusia.

El nuevo método para secuenciar ADN, que llaman de segunda generación, permite leer directamente de las moléculas de ADN antiguo, sin necesidad de sondas multiplicadoras. Pueden leer secuencias muy cortas, típicas del ADN antiguo, que se va fragmentando con el paso del tiempo. Por el contrario, una muestra actual sería formada por fragmentos largos.

Pääbo dijo que “ahora podemos hacer lo que creía imposible hace un año, determinar secuencias de ADN de Homo sapiens de forma fiable”, si bien aclara que sólo se puede hacer de especímenes muy bien preservados.

Con el estudio de estas muestras tomadas del fósil de Kostenki, se podrá saber muchísimo sobre nuestros antepasados, como se viene descubriendo sobre los neandertales en los últimos años. Por ahora al menos pudieron saber que el ADN mitocondrial de Kostenki y de los que ya se tienen de neandertales son diferentes. Tendrán que seguir ahondando sobre esto.

Fuente: Sciencedaily

No éramos carroñeros hace 1,5 millones de años

Interesante artículo de El Mundo:

Rosa M. Tristán

Un equipo de paleontólogos españoles se ha hecho fuerte en la Garganta de Olduvai y sus alrededores, al norte de Tanzania. El lugar es conocido como la cuna de la humanidad, porque fue en esa falla africana donde los antepasados humanos dieron sus primeros pasos evolutivos. Y lo hicieron, según los expertos españoles, cazando grandes animales, cuya carne se convirtió en una parte fundamental de su dieta.

Según sus conclusiones, desde el principio, fabricábamos lanzas y compartíamos la comida con otros congéneres, lo que implica un grado de organización social.

Estos hallazgos, publicados en la revista 'Journal of Human Evolution' y más recientemente en un libro (financiado por el Ministerio de Cultura), han dado un vuelco a la hipótesis que había tomado fuerza y que defiende que los primeros humanos fueron carroñeros, que se aprovechaban de la caza de los grandes carnívoros porque no tenían suficiente inteligencia para luchar contra los peligrosos felinos.

Cuando los españoles llegaron al yacimiento de Peninj, en los años 90, el equipo, dirigido por el paleontólogo de la Universidad Complutense Manuel Domínguez-Rodrigo, buscaba profundizar en el comportamiento en los primeros humanos. ¿Eran todos carroñeros como las hienas? ¿O ellos mismos mataban? Y luego, ¿Eran solidarios o cada uno iba a lo suyo?

"Elegimos Peninj porque era una ventana única al pasado de hace 1,5 millones de años. Y porque era un lugar desalentador para otros paleontólogos, a 320 kilómetros de una ciudad. Nadie había vuelto allí desde los años 60,cuando se fueron los Leakey. Y tuvimos suerte. Fue un yacimiento muy generoso en fósiles con nosotros", recuerda Domínguez-Rodrigo.

Los primeros años se los pasaron haciendo estudios geológicos y estatigráficos, con ayuda de los expertos Luis Alcalá, director científico de Dinópolis, y Luis Luque. Con el tiempo, lograron que esa ventana fuera de un kilómetro cuadrado: desvelaron que allí hubo una sabana de vegetación abierta, con infinidad de grandes carnívoros, muy competitivos con nuestros antepasados, los 'Homo habilis', a la hora de conseguir comida. Descubrieron también que el comportamiento de los primeros humanos no fue igual en todos los lugares, algo que nunca se había planteado.

La clave fue el análisis de filos de bifaces de piedra con el microscopio: tenían restos de madera, lo que significa que fueron lanzas. "Hasta ahora se consideraban solo piedras y nadie concebía que se cazara a pedradas un búfalo, cuyos restos habíamos encontrado en el yacimiento junto a las herramientas. La idea de que los humanos carroñeaban surgió en Estados Unidos, en un intento de dar una visión menos agresiva del ser humano. Pero si fuera así, en Peninj se habrían quedado siempre con los restos que no querían otros animales, es decir los peores, y lo que veíamos en el yacimiento eran piezas muy nutritivas", explica el paleontólogo.

"También hemos hecho un estudio que demuestra que lo que parecen marcas de dientes en los huesos son señales de raíces", añade a EL MUNDO.es.

Según su hipótesis, había tantos carnívoros la zona que, sin cazar, habría sido muy difícil conseguir carne. Descubrieron, además, que iban a unos lugares para conseguir la materia prima de sus lanzas, otro para tallarlas y otro más al que transportaban la caza: "Todo indica que lo consumían de forma colectiva porque había restos de animales de entre 100 y 200 kilos. Además, en esa época las crías humanas ya eran indefensas y necesitaban mucha energía para sobrevivir", argumenta.

Hace cuatro años, el equipo trasladó su trabajo a la Garganta de Olduvai, donde al principio tuvo muchos problemas con los investigadores norteamericanos, que trataron de boicotear su trabajo.

Pero lo descubierto en Olduvai, el lugar donde Mary Leakey se tropezó con los primeros restos de un 'Homo habilis', ha confirmado lo ya sospechaban: también allí hubo humanos que comían animales de más de una tonelada: hay fósiles de más de 20 búfalos 'pelovoris'. "Nos ha permitido constatar que hace 1,2 millones de años, los seres humanos empezaron a necesitar animales muy grandes porque la carne era fundamental en su dieta y para cazarlos necesitaban una estrategia, organizar la actividad de forma colectiva, lo que implica una mayor capacidad de comunicación verbal", apunta Domínguez-Rodrigo.

Ante las grandes posibilidades que ofrecen estos yacimientos para conocer nuestro pasado, existe el proyecto de crear en España un Instituto de Investigaciones en África, con apoyo de varias universidades, Dinópolis y el CSIC, cuya sede estaría en Madrid y que sería el centro en el que los hallazgos sobre el terreno serían estudiados en profundidad. El director del Museo Arqueológico de Madrid, Enrique Baquedano es otro de los colaboradores en los trabajos en Olduvai implicados en este proyecto.