Ir al contenido principal

Noticia: Erotismo en la prehistoria

Según un libro de reciente publicación el erotismo no sería algo exclusivo del ser humano actual, sino que los antiguos Homo sapiens habrían plasmado su comportamiento sexual en las pinturas rupestres que dejaron a lo largo de Europa cuando llegaron allí, hace unos 40 mil años.

En una reciente noticia publicada en Axxón se dice:
El doctor en Prehistoria de la Universidad del País Vasco Marcos García Díez y su compañero Javier Angulo son unos de los pocos arqueólogos que han estudiado estas manifestaciones artísticas de patente carácter erótico que, según explicaron a Efe, demuestran que ya en el Paleolítico superior (38.000-9.000 A.C.) el sexo dejó de ser un comportamiento biológico vinculado exclusivamente a la reproducción y se integró como un elemento cultural más.

Para Marcos García, coautor con Angulo del libro 'Sexo en piedra', esta temprana separación de lo sensual y lo meramente reproductivo se debe a que 'el apetito sexual condiciona a los humanos como especie' y lo hace de una forma tan grande que nos ha llevado a plasmarlo en el arte desde la Prehistoria.

García recordó las relativamente numerosas imágenes femeninas 'sexuadas' datadas en esta época como las conocidas Venus, de rotundas y generosas formas, con las que los primitivos pretendieron 'dejar constancia del papel generador de vida de las mujeres', o las representaciones de figuras masculinas en las que el falo erecto es la característica más visible de la virilidad.

[...]

Javier Angulo aclaró que, aunque las imágenes de contenido sexual son muy escasas, en España existen algunos buenos ejemplos en la cueva de Los Casares (Guadalajara), donde puede verse una escena de coito, y en las grutas cántabras de Chufín y El Castillo, que cuentan con sendos grabados con formas fálicas.

Más sobre la noticia:
-Axxón
-El País

Comentarios

Anónimo dijo…
Conferencia de Marcos García Díez el 8 de mayo en la biblioteca Koldo Mitxelena de Donostia: “Comportamientos sexuales de los primeros Homo sapiens sapiens: la representación gráfica de lo sexual”

http://www.aranzadi-zientziak.org/fileadmin/docs/arkeologia/Arkeologia2006.pdf

Txema
Anónimo dijo…
Daniel Verdejo"]EL EROTISMO EN LA PREHISTORIA

EROTIC ART - PREHISTORY

As we can see through different images, they had sexual intercourse with animals, homosexual relations and more than two people at the same time.

http://www.arterupestre-c.com/1000.htm

Venus - Venuses
http://www.arterupestre-c.com/1000ven.htm

There is o ne sculpture that is emblematic, found in 1908, after lots of research and different epochs being affirmed as the real o nes about this sculpture, now they believe it was done around 24,000-22,000 BC.

It shows a woman with a large stomach that overhangs but does not hide her pubic area. A roll of fat extends around her middle, joining with large but rather flat buttocks, there's no face and seems that at this place there is a hat or even hair rolled up o n the head.

Her genital area would appear to have been deliberately emphasized with the labia of the vulva carefully detailed and made clearly visible, perhaps unnaturally so, and as if she had no pubic hair. This, combined with her large breasts and the roundness of her stomach, suggests that the "subject" of the sculpture is female procreativity and nurture and the piece has long been identified as some sort of fertility idol.

The fact that numerous examples like that of a female figure. All generally exhibiting the same essential characteristics - large stomachs and breasts, featureless faces, minuscule or missing feet - have been found over a broad geographical area ranging from France to Siberia. That suggests that some system of shared understanding and perception of a particular type of woman existed during the Paleolithic.



Daniel Verdejo - Barcelona España

arterupestresi@hotmail.com

ARTE RUPESTRE

http://www.arterupestre-c.com

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

¿Cómo eran los neandertales?

Reconstrucción mujer neandertal, Neanderthal Museum, Alemania A pesar de que la designación hombre de Neandertal suele usarse en forma peyorativa como sinónimo poco elogioso de “bruto” o “incivilizado” (el mito del neandertal bruto ), en la actualidad se sabe que todos tenemos algo de él en nuestros genes. La visión que los científicos tuvieron de su relación con el Homo sapiens ha tenido muchas idas y vueltas a lo largo de la historia: cuando fueron hallados sus primeros fósiles se decía que tenía un aspecto simiesco muy diferente al nuestro ( ver nota ); un siglo después pasó a ser considerado una subespecie humana, nuestro hermano mayor, y por último terminó quedando relegado al papel de primo lejano y pasó a conformar una especie propia, el Homo neanderthalensis , que se pensaba que era tan distinta a la nuestra, que nuestros antepasados sapiens la aniquiló al expandirse por el mundo. Pero más de 160 años más tarde del descubrimiento del primer neandertal, sabemos tanto sobr