Ir al contenido principal

Entradas

¿Qué pasó con la megafauna sudamericana?

Durante miles de años, Sudamérica fue el hogar de animales gigantescos. ¿Qué pudo pasar para que desaparecieran? ¿Por qué los primeros en irse fueron los más grandes? (Nota publicada originalmente en Muy Interesante España. Marzo 2021. Nº 478.) Durante millones de años las llanuras sudamericanas fueron el hogar de decenas de animales tan enormes que se ganaron el nombre de Megafauna. Pero desaparecieron hace unos 10 mil años, generando uno de los misterios paleontológicos más prolongados de la historia de la ciencia. Esto es así porque no se trató de una extinción masiva, como la que se llevó a los dinosaurios, sino que sólo se llevó a los gigantes. Es que, para poder desentrañar este enigma tenemos que mover continentes, literalmente. Porque la primera pista la podemos encontrar en los tiempos en que Sudamérica dejó de estar aislada del resto del mundo, y fue unida a Norteamérica por ese brazo que forma el istmo de Panamá. Con esa unión se generó un intercambio de fauna y flora tan de
Entradas recientes

Nuestro supuesto pariente más antiguo parece que caminaba en cuatro patas

Un nuevo estudio pone en duda que el homínido Sahelanthropus tchadensis, de 6 millones de años, sea nuestro ancestro más lejano conocido, algo que proponían sus descubridores al pensar que había sido bípedo. Pero el análisis del hueso de la pierna, demostraría que no podía mantenerse en dos patas. Esto no sólo lo quitaría de nuestro árbol familiar directo, sino también que le sacaría el título de homínido, ya que estaría más emparentado con los chimpancés actuales, que caminan apoyando sus nudillos en el suelo.   Apodado Toumai, el fósil bastante completo de Sahelanthropus tchadensis fue desenterrado en Chad, África, en 2001. Sus descubridores lo embanderaron como el primer homínido, que son los primates que caminaron en dos patas, de los cuales somos el último superviviente. Esto ocurrió por dos razones, una era su antigüedad de 6 millones de años, que lo ubica en el momento en que se cree que se separaron las líneas evolutivas entre humanos y chimpancés, el animal actual más empar

No había tanta diferencia entre hombres y mujeres hace 2 millones de años

Se creía que nuestros parientes extintos, los Parantropus robustus, tenían una amplia diferencia en el tamaño de machos y hembras, similar al de los actuales gorilas, orangutanes o babuinos. Pero un nuevo fósil descubierto en Sudáfrica sugiere que este homínido pasó por “rápidos” cambios evolutivos durante un período turbulento de cambios climáticos locales hace unos 2 millones de años, lo que resultó en cambios anatómicos que antes se habían atribuido al llamado dimorfismo sexual. La diferencia de tamaño entre machos y hembras en los primates, llamado dimorfismo sexual, dice mucho sobre cómo es su sociedad, y nos ayuda a saber cómo era entre nuestros parientes extinguidos, si hablamos de homínidos que vivieron hace 2 millones de años. Por ejemplo, entre los primates actuales en los cuales hay poco o ningún dimorfismo, nosotros incluidos, las sociedades tienden a ser igualitarias, y con tendencia hacia la monogamia. Entre estos se encuentran la gran mayoría de los primates. Entre g

Heredamos un umbral de dolor bajo de los neandertales

La gente actual que cuenta con un gen heredado de nuestros parientes prehistóricos los neandertales, tendría una tolerancia más baja al dolor, ya que sus receptores se activan más rápido, y más fácil. Esta variante heredada se ve más en gente de Sudamérica, América Central y algunas partes de Europa. El dolor es la forma en que nuestro cuerpo nos hace saber que está sufriendo algún tipo de daño. Cuando esto ocurre, se activan ciertas células nerviosas que cuentan con un canal iónico como actor principal en disparar el impulso eléctrico que llevará la señal de dolor al cerebro. Según un nuevo estudio publicado en la revista científica Current Biology , la gente que ha heredado una variante neandertal del canal iónico experimenta un umbral de dolor más bajo. Una característica que en tiempos prehistóricos habría resultado ventajosa, en la actualidad no lo es tanto. Con todos los peligros que acechaban en la naturaleza de hace 40 mil años, disf

Síntomas severos de COVID19 relacionados con ADN neandertal

Síntomas severos en COVID19 han sido relacionados a seis genes del Cromosoma 3, muy comunes en gente originaria de Bangladesh. Pero extrañamente, esa variante del cromosoma los humanos la habríamos heredado hace 50 mil años de una especie humana extinguida, los neandertales, si bien por aquellos tiempos era una ventaja. Hasta hace poco la gente se entusiasmaba cuando se enteraba del hecho de que su ADN lleva gran cantidad de genes especies humanas extinguidas. Entre un 1 y un 4% de los 30 a 35 mil genes que suelen componer nuestro genoma provienen de nuestros primos neandertales . Pero ahora ya no hay tanto entusiasmo al descubrir que algunos de esos genes que nos pasaron hace 50 mil años podrían predisponernos a sufrir síntomas severos de la enfermedadCOVID-19 causada por el virus SARS-CoV-2. Son apenas 6 genes, un trocito de nuestro genoma, que forman parte del Cromosoma 3.  Extrañamente, esta variante es muy común en el sudeste asiático, donde casi un tercio de la gent

Los otros humanos

Solemos decir que el ser humano está solo, cuando hablamos de vida inteligente. Buscamos paliar esa soledad en el vacío profundo del espacio interestelar, pero nos olvidamos que apenas unas decenas de miles de años atrás, no sólo no estábamos solos, sino que por el planeta pululaba una cantidad de especies inteligentes dignas de La Guerra de las Galaxias . (Nota publicada originalmente en  " Asia, la otra cuna de la humanidad ".  Muy Interesante  España. Noviembre 2019. Nº 462.) En las últimas décadas los científicos vienen descubriendo una nueva especie humana atrás de la otra. Hoy en día los científicos ponen menos reparos en aceptar que existían otras especies que incluso compartieron tiempo y espacio con la nuestra, pero hasta fines del siglo XX era muy complicado poder entrar al exclusivo club humano. Por aquellos tiempos, nuestro pasado evolutivo era pintado como una cadena en la que cada eslabón representaba una especie homínida que había ido dando luga

El origen de la tecnología humana no tendría un centro único

Una de las características que nos definen como humanos es la capacidad para crear tecnología, aptitud que se creía había surgido hace 2,6 millones de años en el este de África, pero nuevas evidencias de hace 2,4 millones de años del norte de África apuntan a que podría haber aparecido en varios lugares a la vez. (Nota publicada originalmente como  "Así nació la tecnología".  Muy Interesante  España. Abril 2019.) ¿Dónde nos hicimos humanos? ¿Dónde empezamos a ser el animal tecnológico que somos hoy en día? Las ideas sobre los orígenes de nuestro género humano han pasado por muchas formulaciones y reformulaciones desde que Charles Darwin propuso al África como la cuna del linaje humano allá por 1871, en su libro El origen del hombre . “El origen de nuestra capacidad tecnológica, esto es, de hacer y utilizar herramientas pudo haber surgido en varios sitios a la vez”, opinó la paleoantropóloga María Martinón-Torres, directora del Centro Nacional de Investigación sobre