Ir al contenido principal

Noticia: ¿Dónde vivían los neandertales del Sidrón?

Noticia publicada en La voz de Asturias:

Los arqueólogos buscan el lugar donde vivieron los hombres del Sidrón

Los investigadores realizan sondeos para ver cómo llegaron los huesos a la cueva.

* LUIS ORDOÑEZ (10/09/2006)

El pasado 1 de septiembre marcó la hora cero de la nueva campaña para los investigadores de la cueva del Sidrón. El equipo dirigido por Javier Fortea y Marco de la Rasilla inicio los trabajos de búsqueda de restos en el que se ha convertido en uno de los yacimientos del hombre de neandertal más relevantes del mundo.

Sus huesos, y sus restos de ADN, ha empezado a desvelar algunos de los misterios en torno a la especie que precedió a los humanos actuales. Pero aún queda un misterio que revelar en la propia cueva de Sidrón: "la cueva no es una zona de habitación, nuestra hipótesis es que los huesos llegaron allí por un proceso natural y, en función de esa hipótesis, trabajamos para encontrar en el exterior el lugar donde habitaron", explicó Fortea.

El área que rodea a la entrada de cueva en la actualidad poco tiene que ver con el paisaje de Piloña hace entre 40.000 y 50.000 años "Es una zona llena de abrigos, dolinas y agujeros, pero que están tapados por la sedimentación", destacó Fortea. Encontrarlos requiere algo de imaginación "buscando en las zonas cercanas al agua"; pero también algo más tangible: "en julio tuvimos a algunos espeleólogos del equipo dentro de las galerías viendo las chmeneas y qué desarrollo tenían, en algunas encontramos un punto taponado y, de nuevo la pregunta nos devuelve al exterior" señaló De la Rasilla.

Ahora llega el momento de "hacer sondeos mecánicos para ver los estratos del relieve en diferentes puntos y las posibles vías de entrada", añadió De la Rasilla. Esa será "la prueba de fuego" según Fortea, una vez que se unan estos datos a los ya recabados años atrás con pruebas y estudios como tomografías eléctricas (la medición de la resistividad de u terreno a través de la corriente eléctrica) y gravimetrías (un método para calcular la cantidad de una sustancia midiendo su peso).

"Ahora hay que combinar esos datos --explicó Fortea-- vendrá un topógrafo de Salamanca, e iremos uniendo la información para ver de qué zonas se puede sacar, mirando toda la información, haciendo un ajuste entre el plano de la cueva (que se ha hecho muy bien) y el exterior, no como está ahora, sino como debió ser en la época de los neandertales".

Por supuesto, aun queda mucho por hacer en el interior de la cueva. "Aquí no hicimos más que empezar", aseguró Fortea para resaltar lo mucho que aún puede aparecer en sus galerías. En esta campaña recién iniciada, el equipo va a "ir ampliando y ensanchando algunas cotas del osario, acotar el área donde hay más hallazgos y tratar de encontrar más huesos". De momento ha encntrado ocho individuos --varios adultos, dos adolescentes y un niño de en torno a 4 ó 5 años-- pero, según De la Rasilla, esa cifra es "como mínimo".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

MIS OIS, Los estadios isotópicos marinos

Los estadios isotópicos marinos o MIS por su nombre en inglés, marine isotope stages , son períodos alternativos de frío y calor en el paleoclima de la Tierra. Anteriormente eran llamados OIS ( oxygen isotope stages ). Sirven para deducir la temperatura y el clima del mundo en un determinado período del pasado, utilizando para ello los datos de los isótopos de oxígeno tomados de muestras de fondo marino, suficientemente profundas y grandes como para ver los estratos. Cada estadio es un período de más o menos temperatura medidos en decenas de miles de años, o cientos de miles o incluso millones. Un estudio completo de estos estadios isotópicos revelan el avance y retroceso de los hielos durante las últimas glaciaciones , y el aumento o disminución del mar. Así se pueden unir a glaciaciones o a períodos intermedios entre las glaciaciones. Estos ciclos se ven alimentados también por las muestras de hielos antiguos, de polen antiguo, etc. Cada estadio isotópico representa un