miércoles, julio 21, 2010

Los neandertales usaban camas de pasto y tinturas

Han salido una serie de papers interesantes para nosotros los neandertalfreaks. Son dos estudios publicados en el Journal of Archaeological Science sobre un tema similar: cómo era el comportamiento de los neandertales.

El primero, de Dan Cabanes y colegas, habla sobre la excavación de la cueva Esquilleu, en la zona de Cantabria, España. Tiene depósitos del Pleistoceno tardío, de la época musteriense neandertal.

Los autores han podido descubrir varios fogones, con evidencias de que se haya usado pasto cerca, seguramente para hacer más cómodo el dormir sobre el suelo duro de la cueva. También se deduce que se usaba de forma repetitiva, de otra forma no habría dejado rastros.

El otro artículo es de Francesco d'Errico y colegas, Chris Stringer, entre ellos. Un estudio sobre el abrigo rocoso Es-Skhul, en Monte Carmel, Israel. Han descubierto evidencias del uso de pigmentos.

Pudieron identificar pigmentos rojos y naranjas, con diversos métodos. Al parecer se ha utilizado hierro rico en fosfato cálcico y cerámica rica en potasio, con óxido de hierro rico en titanio. Estos pigmentos se habrían obtenido de diferentes fuentes, y se cree que fueron calentados.

Esto sería consistente con otros estudios que viene realizando d’Errico sobre el uso de pigmentos entre los neandertales, y la certeza de que tenían un comportamiento simbólico moderno. Este yacimiento de Skhul, que tuvo una presencia tanto neandertal como sapiens, y que abarca un período que va desde hace unos 200 mil años hasta hace unos 40 mil. Estos pigmentos, serían del período del paleolítico medio, neandertal.

martes, julio 13, 2010

Los neandertales tenían brazos como popeye

Qué título, ¿eh? Así titularon en DiscoveryNews el descubrimiento de que los neandertales tenían antebrazos cortos en relación con el húmero. O sea que la parte baja del brazo es más corta que en los humanos modernos por decir. 

humero neandertal La noticia cuenta que un grupo de científicos rusos han descubierto restos de un neandertal que tenía “super antebrazos”, lo que sugeriría que los neandertales tenían muchas hormonas masculinas.

El artículo científico que han publicado los científicos rusos fue publicado en Archaeology, Ethnology & Anthropology of Eurasia. Según dijo Maria Mednikova a Discovery, directora del grupo, “el método común para matar animales entre los neandertales era el contacto directo con la víctima”. En vez de dispararle de lejos con una lanza arrojada, o con flechas, los neandertales atacaban y clavaban de cerca sus lanzas, dice la autora.

Así los autores dicen que tanto hombres como mujeres neandertales, tenían una gran masa muscular. Pero los hombres tenían los antebrazos con musculatura muy desarrollada, y en especial el brazo derecho.

Los restos que analizaron son un húmero de neandertal de 100 mil años de antigüedad descubierto en Khvalynsk, Rusia. Analizándolo con rayos x y tomografía computada, pudieron ver que el hueso es muy grueso, y que tenía marcas dejadas por músculos muy desarrollados.

Cabe aclarar que se trataría de un neandertal antiguo, que todavía no tenía la tecnología que los caracterizaron luego, ya que los autores lo relacionan con un período achelense o musteriense temprano.

El paleoantropólogo John Hawks escribió sobre el asunto en su blog. Resumiendo, concluye que mucha prueba no hay de que los neandertales tuviesen exceso de hormonas masculinas.

jueves, julio 08, 2010

Evidencias humanas de hace 950 mil años en Gran Bretaña

Vía EFE Más en Nature. Recién estoy leyendo el paper, los dejo con la nota de agencia y un detalle al final.

El más antiguo asentamiento humano del norte de Europa ha sido hallado en el este de Inglaterra y data de hace más de 780.000 años, lo que indica que los homínidos habitaron la zona unos 100.000 años antes de lo que se pensaba, según un estudio llevado a cabo por arqueólogos y paleontólogos británicos.

image Los expertos del Museo Británico, del Museo de Historia Natural y de dos universidades londinenses llegaron a esta conclusión tras analizar más de 70 artefactos y lascas de sílex excavados en un depósito fluvial en Happisburgh (Norfolk).

Según los científicos, éste es el primer indicio de presencia humana durante el Pleistoceno medio en los bordes de los fríos bosques boreales del continente eurasiático, donde escaseaban plantas y animales y el clima era más frío que el de hoy.

Hasta ahora se pensaba que los primeros homínidos no pasaron de las selvas tropicales, de la sabana africana y de los hábitats mediterráneos, sin sobrepasar por el norte las cordilleras de los Pirineos y de los Alpes.

Según Chris Stringer, del Museo de Historia natural, los homínidos que construyeron las herramientas halladas en Happisburgh podrían haber estado emparentados con otros de una antigüedad similar al hombre de Atapuerca en España (Homo antecessor, el homínido más antiguo de Europa).

El descubrimiento, publicado esta semana en la revista Nature, puede ayudar a entender mejor la dispersión de los primeros homínidos en el Pleistoceno, cuando se expandieron por el mundo desde África.

Se sabe que los primeros homínidos iniciaron su colonización del continente eurasiático tras partir de África hace más de 1,8 millones de años y se pensaba que no fueron más allá de los 45 grados al norte, excepto en períodos de calor extremo, al estar acostumbrados a condiciones de clima más suaves de la zona tropical.

El arqueólogo Nick Ashton, del Museo Británico, destacó la importancia de las herramientas excavadas en Happisburgh, por ser las más antiguas halladas en el Reino Unido y porque dan pistas sobre la vegetación y el clima de la época.

En 2005 los arqueólogos encontraron pruebas en Suffolk (este de Inglaterra) de la presencia de homínidos en esa zona hace unos 700.000 años, cuando durante un breve periodo el clima fue comparable al del Mediterráneo en la actualidad.

En Nature agregan que gracias al estudio geológico del sitio podría esperarse que la antigüedad del sitio fuese de entre 840,000 y 950,000 años.

martes, julio 06, 2010

Homo ergaster comía elefantes

Interesante nota en Publico. Esperemos que saquen alguna publicación científica con esto, ya que por ahora son sólo comentarios. En resumen, han descubierto fósiles de Homo ergaster asociados a huesos de elefante con marcas de corte:

Huesos de Homo ergaster descubiertos en Olduvai. Hace 1,3 millones de años sucedió algo fundamental en la evolución humana, un cambio que ayudaría a explicar por qué hoy hombres y mujeres viven en ciudades y organizan mundiales de fútbol. Un equipo de investigadores españoles acaba de desenterrar en la garganta de Olduvai (Tanzania) un conjunto de fósiles que demuestran que el Homo ergaster, el tatarabuelo de todos los humanos, ya se alimentaba de elefantes hace 1,3 millones de años.

El hallazgo va mucho más allá de revelar las costumbres gastronómicas de los primeros humanos, como explica uno de los codirectores de las excavaciones, el profesor de Prehistoria en la Universidad Complutense de Madrid Manuel Domínguez-Rodrigo. "Teníamos constancia de que los primeros humanos consumían animales de hasta 300 kilogramos, pero alimentarse de elefantes, de varias toneladas, implica un gran cambio", asegura. En algún momento, los Homo ergaster, posiblemente descendientes del primer humano, Homo habilis, "se juntaron", como interpreta con cautela Domínguez-Rodrigo, a falta de análisis exhaustivos que llegarán pronto. "De repente, parece que tenían más bocas que alimentar. Habían formado grupos grandes, en lugar de moverse en solitario o en pequeños grupos", señala el científico.

Su equipo, ahora integrado en el recién creado Instituto de Evolución en África, acaba de finalizar su quinta campaña de excavaciones en Olduvai, la cuna de la humanidad. Han hallado fósiles de elefantes con marcas de herramientas de piedra. Y también de sivaterios, enormes parientes de las jirafas ya extintos, devorados por los humanos. Todavía no es posible saber si fueron cazados (lo que supondría un trabajo en equipo muy desarrollado) o consumidos como carroña.

"Sabemos quién hizo esto", presume el profesor. Junto a los restos de animales han aparecido dos fósiles de Homo ergaster: un radio y un fémur. Es la primera vez que se desentierra el radio -un hueso del antebrazo- de un ejemplar de esta especie, pero el hallazgo más importante podría ser el hueso de la pierna, el fémur.

La actual descripción física de los Homo ergaster se apoya en extrapolaciones a partir de un esqueleto descubierto en 1984 cerca del lago Turkana, en Kenia. El problema es que aquel individuo, que murió hace 1,6 millones de años por una muela picada, era un niño. Medía 1,60 metros y la comunidad científica calculó entonces que habría crecido hasta 1,85 metros. El nuevo fragmento de fémur, presentado ayer en la Universidad de Alcalá de Henares, servirá para poner de una vez por todas una longitud fiable a nuestro tatarabuelo.

"Una de las prioridades ahora es averiguar la talla del Homo ergaster, que es uno de los grandes debates de la paleoantropología", narra Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid y codirector de los trabajos en Olduvai.

El Homo habilis era casi un mono achaparrado comparado con la anatomía casi moderna de su hijo, más alto y con piernas largas y brazos cortos, además de elaborar una industria lítica más sofisticada. "Entre habilis y ergaster hay un salto tremendo", subraya Baquedano. El análisis de los nuevos fósiles de Olduvai, cuyo resultado se conocerá en los próximos meses, iluminará este salto clave en la evolución humana.