Ir al contenido principal

¿Por qué los neandertales tenían la nariz tan grande?

Una característica que haría reconocible a un neandertal si lo viéramos caminando por la calle sería la amplia nariz que tenían. Exteriormente se vería lanzada hacia adelante y muy ancha, y también por dentro lo eran. Tenían aperturas nasales muy amplias.

Históricamente se explicó el tamaño de la nariz neandertal como una adaptación a los ambientes fríos y áridos. (imagen por John Gurche)

Los estudios comparados de muestras óseas pudieron comprobar que, debido a la naturaleza adaptativa de la forma de la nariz humana, había una correlación entre la forma de la nariz y el clima donde había vivido esa especie.

Al ser tan amplia en los neandertales les daba más superficie en la cual la mucosa calentaba y humedecía el frio y seco aire, de le Edad de Hielo, antes que llegara a los pulmones.

Pero recientemente los paleoantropólogos Mayer, Chang y Lewis de la Universidad de Pennsylvania publicaron en la Paleoanthropology Society una explicación diferente para el amplio tamaño de la nariz neandertal. (Abtract al final de la entrada)

Ya habían publicado en un anterior estudio del 2003 que la respiración nasal no era dependiente de las variables climáticas, sino que estas estaban más relacionadas con la respiración bucal. Aparte que la forma nasal no es independiente, sino que está en correlación con el resto del rostro y cráneo.

Los resultados de los estudios realizados por Mayer y compañía los llevan a creer que la forma nasal estaba sujeta a fuerzas funcionales que afectaban otras partes del rostro. Según ellos estaba asociada a las funciones masticatorias del rostro, más que con el clima local.

Los neandertales tenían una mandíbula fuerte, y una musculatura facial que les daba una gran fuerza masticatoria. Esto habría moldeado el rostro neandertal, nariz incluida.

Algunos artículos en inglés sobre la nariz neandertal

1999

Vol. 96, Issue 4, 1805-1809, February 16, 1999

Neandertal nasal structures and upper respiratory tract "specialization" (Robert G. Franciscus)

Resumen de disputas hasta 1997

1996

Vol. 93, Issue 20, 10852-10854, October 1, 1996

Significance of some previously unrecognized apomorphies in the nasal region of Homo neanderthalensis (Jeffrey H. Schwartz and Ian Tattersall)

What the nose knows: New understandings of Neanderthal upper respiratory tract specializations (Jeffrey T. Laitman, Joy S. Reidenberg, Samuel Marquez, and Patrick J. Gannon)

--

Journal of the Paleoanthropology Society

Functional morphology of the Neandertal Nose

M. R. Meyer, Doctoral Candidate, Department of Anthropology, University of Pennsylvania

M. L. Chang, Doctoral Candidate, Departments of Anthropology and Biology, University of Pennsylvania

J. Lewis, Research Assistant, Department of Anthropology, University of Pennsylvania

Neandertals have exceptionally broad nasal apertures. The Neandertal nose has been referred to as “the

prime architect of the Neandertal face” (Coon 1962). Functional explanations for the size of Neandertal noses have historically considered them to be specializations for a cold, arid environment. The adaptive nature of human nasal form is suggested by some studies of modern skeletal samples documenting a positive correlation between nasal indices and climate. Others have cautioned that these indices may not be independent of non-adaptive variables affecting facial form, and that in many studies these other variables have not been controlled; Meyer et al. (2003) showed that in modern humans nasal breadth has a negligible relationship with climatic variables, and is more highly correlated with bi-canine breadth and especially palate breadth. Thus, the form of the nasal aperture is not independent of adjacent structures, contra Hylander (1977) and Carey and Steegman (1981), who argue that nasal form is subject to selection independent of the rest of the face.

We evaluate the form of the nasal aperture in relation to non-nasal measurements of facial breadth in ten Middle Pleistocene and Neandertal fossils, and use 460 modern human crania of known provenience to test whether the nasal aperture is constrained by other aspects of facial morphology. Then, we examine the relationship between non-nasal measurements of facial breadth and climate, using historical and ancient climatic data collected for each cranium’s locality to test the hypothesis that only the nasal capsule responds to selection related to climate. Our results indicate that nasal morphology is subject to functional constraints that affect other parts of the face, and that Neandertal nasal morphology may have a stronger association with masticatory or paramasticatory functions than with climate.


Comentarios

Unknown dijo…
Gracias por la información. Pásate por mi blog y difúndelo si te gusta.
http://escritoconsentimiento.blogspot.com.es/

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

¿Cómo eran los neandertales?

Reconstrucción mujer neandertal, Neanderthal Museum, Alemania A pesar de que la designación hombre de Neandertal suele usarse en forma peyorativa como sinónimo poco elogioso de “bruto” o “incivilizado” (el mito del neandertal bruto ), en la actualidad se sabe que todos tenemos algo de él en nuestros genes. La visión que los científicos tuvieron de su relación con el Homo sapiens ha tenido muchas idas y vueltas a lo largo de la historia: cuando fueron hallados sus primeros fósiles se decía que tenía un aspecto simiesco muy diferente al nuestro ( ver nota ); un siglo después pasó a ser considerado una subespecie humana, nuestro hermano mayor, y por último terminó quedando relegado al papel de primo lejano y pasó a conformar una especie propia, el Homo neanderthalensis , que se pensaba que era tan distinta a la nuestra, que nuestros antepasados sapiens la aniquiló al expandirse por el mundo. Pero más de 160 años más tarde del descubrimiento del primer neandertal, sabemos tanto sobr