Ir al contenido principal

ADN nuclear de un Neandertal

En la revista Nature se reporta que el genetista Svante Paabo y su equipo lograron aislar un largo segmento de ADN de un neandertal de 45 mil años de antigüedad.

Rex Dalton relata en Nature que Paabo y su equipo del Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania. Obtuvieron ADN nuclear de un Homo neanderthalensis encontrado en de la cueva de Vindija, en Croacia. El equipo discutió el trabajo la semana pasada en un encuentro en el Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York.

Es un gran avance sobre los estudios previos que sólo habían logrado extractar ADN mitocondrial de los fósiles neandertales.

Paabo había sido el primero en recobrar ADN mitocondrial (ADNmt) de un neandertal en 1997. Estos descubrimientos aportan mucho al debate de la paleoantropología en el cual se pregunta si estos homínidos, que habitaron Europa y Medio Oriente del 300 mil al 30 mil años antes del presente, eran una especie separada del Homo sapiens que no contribuyó a nuestro pool genético, o sí aportaron algo luego del encuentro entre ellos hace unos 50 mil años.

En su momento el ADNmt secuenciado por Paabo indicaba que los neandertales diferían en un alto grado de los humanos modernos, y fue sostenido como prueba de que el Hombre de Neandertal no se había mezclado con el Homo sapiens arcaico. Otros estudios realizados sobre diferentes individuos neandertales aportaron resultados similares. Pero los críticos seguían sin aceptar los datos, aduciendo ya que esas pruebas podían estar contaminadas, o que el ADN nuclear podría arrojar datos totalmente diferentes.

El problema es que el ADN nuclear es mucho más difícil de obtener a partir de fósiles. Pero al parecer el equipo de Paabo utilizó una nueva técnica que se describe así en Nature:

"Típicamente, el AND a ser secuenciado debe ser clonado en bacterias para producir grandes cantidades para estudiar. Pero como el ADN neandertal estaba roto en pequeños fragmentos, Paabo y sus colegas utilizaron una nueva técnica, desarrollada por 454 Life Science, en Branford, Connecticut, USA, eso permitió que fragmentos genéticos pequeños en una emulsión fueran secuenciados directamente en pequeñas fuentes. Ahora están analizando los resultados para ver cómo los diferentes fragmentos encajan entre sí, así pueden ser comparados con el genoma de los humanos modernos."

El trabajo aún está en pañales. Falta analizar estos fragmentos y luego se sabrá para qué lado de la polémica aportan datos. Si los neandertales aportaron o no material genético al humano moderno. Sin embargo en Nature se dice:

"...el cromosoma Y del neandertal es sustancialmente más diferente del cromosoma Y humano y de los chimpancés, que otros cromosomas. Esto sugiere que una pequeña interacción genética ocurrió, al menos entre los neandertales más recientes."

Paabo ha fundado un Neanderthal Genome Project, en el cual planea secuenciar el genoma de 10 neandertales en los próximos 10 años.

Veremos si los estudios siguen comparando ADN antiguo, de los neandertales, con ADN actual, en vez de hacerlo con el de los Homo sapiens arcaicos. Y si las quejas que aducen contaminación en las pruebas siguen.

Noticias en inglés:

Scientific American

John Hawks.net

BBC News

Comentarios

Anónimo dijo…
Pregunto :¿Es tan importante etablecer los lazos de parentesco ?¿Nos mejora como humanos el saber si los neandertales eran primos,hermanos o...meramente vecinos?
La diversidad biológica y la exigua sustancia que los investigadores van logrando nos exige aplacar nuestras ansiedades sicológicas con buenas dosis de paciencia.
Antes e sostener teorías (pletóricas de ideología)el saber exige acumulación de datos diversificados,investigación multidisciplinaria y...mucha,muchísima paciencia.
Cordiales saludos,Martín.

Daniel Gelabert
Bigoc dijo…
Yo no sé si la importancia sea el parentesco, al menos para mí. Sino el saber si hubo interacción entre ambas especies, y no sólo una interacción bélica, en la cual los H. sapiens mataron a los neandertales. Sino una absorción por parte de los primeros. Si fue así podría probarse descubriendo un leve aporte genético de los neandertales. Creo que un parentesco ya está descartado.
Daniel Gelabert dijo…
Pienso que la respuesta más concreta a estas genuinas necesidades de aprehender,nos la dará la biología genética.El estudio del ADN mitocondrial permite conocer la genealogía de comunidades diversas y determinar hasta cierto punto una mayor o menor proximidad en el grado de parentezco.El ADN nucleico es,cuando se lo localiza y somete a análisis,una fuente extraordinaria de datos que en otras épocas eran solo cuestión de imaginación,con la posibilidad de divagues y elucubraciones de todo tipo.
Estos comentarios vienen a cuento de la necesidad de dotarnos de unas ciertas reservas a la hora de creerle ciegamente a los resultados que se ofrecen a la prensa respecto a descubrimientos que aún no pasaron por el tamiz de una rigurosa disciplina inivestiga.
Un solo ejemplo,para avalar estos conceptos :el hobitt,es un pigmeo?un microcéfalo ?un erectus residual?.
Las dudas son muestras de sinceridad.Las certezas son cuestión de apuro propagandístico.Tal lo que se deduce de quienes,siendo sus descubridores,tal vez sintieron demasiadas urgencias a la hora de publicar su descubrimiento y cayeron en el lugar común de hablar de "nueva especie",cuando aún faltaba saber si en realidad no se trata de un ejemplar con ciertas patologías deformantes.
Daniel Gelabert
posted by Daniel Gelabert at 8:51 PM 0 comments
About Me
Name:Daniel Gelabert
View my complete profile

Links
Google News
Edit-Me
Edit-Me
Previous Posts
Mundo Neandertal "ADN nuclear de un Neandertal" ...
Archives
May 2006


--------------------------------------------------------------------------------

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

¿Cómo eran los neandertales?

Reconstrucción mujer neandertal, Neanderthal Museum, Alemania A pesar de que la designación hombre de Neandertal suele usarse en forma peyorativa como sinónimo poco elogioso de “bruto” o “incivilizado” (el mito del neandertal bruto ), en la actualidad se sabe que todos tenemos algo de él en nuestros genes. La visión que los científicos tuvieron de su relación con el Homo sapiens ha tenido muchas idas y vueltas a lo largo de la historia: cuando fueron hallados sus primeros fósiles se decía que tenía un aspecto simiesco muy diferente al nuestro ( ver nota ); un siglo después pasó a ser considerado una subespecie humana, nuestro hermano mayor, y por último terminó quedando relegado al papel de primo lejano y pasó a conformar una especie propia, el Homo neanderthalensis , que se pensaba que era tan distinta a la nuestra, que nuestros antepasados sapiens la aniquiló al expandirse por el mundo. Pero más de 160 años más tarde del descubrimiento del primer neandertal, sabemos tanto sobr