Ir al contenido principal

Noti: Poblaciones genéticas neandertales

Dos comunicaciones publicadas en la revista científica Current Biology (1 y 2) permiten discernir poblaciones genéticas dentro de los neandertales.

La agencia EFE difundió ayer, luego de que fueran presentados en Oviedo, estos estudios publicados el 22 de agosto, donde los autores escriben sobre la secuencia del ADN de un neandertal italiano y la de uno ibérico. El italiano procede de la cueva de Monte Lessini, cerca de Verona, y está datado en unos 50 mil años, mientras que el ibérico pertenece al yacimiento asturiano (España) de El Sidrón, con unos 43 mil años.

Actualmente se cree que los neandertales fueron una especie del género Homo que habitó Europa y parte de Asia occidental desde hace unos 230 mil años hasta 29 mil años atrás.

El profesor del departamento de Biología Animal de la UB y experto en paleogenética Carles Lalueza-Fox ha participado en los dos trabajos publicados en 'Current Biology', junto con investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), en Barcelona; las de Florencia y Siena (Italia); y la de la Universidad del Mediterráneo, de Marsella (Francia).

La secuencia de El Sidrón es muy parecida a las dos encontradas en el yacimiento de Feldhofer (Alemania) y a las dos encontradas en Vindija (Croacia), similitud que hace pensar que probablemente constituían una única población de neandertales, con una antigüedad de unos 130 mil años, lo que correspondería con el fin del penúltimo gran máximo glacial (Riss).

Se cree que estos neandertales debían estar vinculados a poblaciones que se expandieron demográficamente desde algún refugio glacial situado en el sur de Europa.

Por el contrario, la secuencia de Monte Lessini es bastante diferente de las otras y presenta algunas afinidades con la de Mezmaiskaya, yacimiento situado mucho más al este, en pleno Cáucaso ruso. (Ver Diversidad genética neandertal)

En opinión de Carles Lalueza-Fox, "es probable que estas regiones hubieran actuado como reservorios poblacionales durante los máximos glaciales y conservaran, de esta manera, una mayor variabilidad genética".

El yacimiento de El Sidrón es particularmente favorable a la conservación del ADN, como lo demuestra también el hecho de que se hayan encontrado restos de al menos ocho individuos (cinco adultos, dos jóvenes y un niño), lo que permite pensar que se podrá recupera su ADN y conocer las posibles relaciones de parentesco entre ellos.

Las nuevas secuencias del ADN mitocondrial de Monte Lessini y de El Sidrón corresponden, respectivamente, a la sexta y séptima secuencia de neandertal, que engloban una parte significativa (de más de 300 nucleótidos) de la llamada región hipervariable 1 del genoma mitocondrial.

Esta región ha sido ampliamente usada en estudios evolutivos porque funciona como un reloj molecular y permite datar acontecimientos evolutivos del pasado (procesos de especiación, cuellos de botella demográficos y expansiones poblacionales).

El periódico La Nueva España publicó:

"El trabajo ha sido publicado en una revista científica de difusión internacional. En esta ocasión las condiciones de esterilidad con las que se ha trabajado para exhumar los restos óseos han conseguido obtener una secuencia más larga, es decir, con mayor información evolutiva, que la presentada el pasado año. Si la de 2005 se secuenció a partir de un molar, en esta ocasión ha sido posible a partir de una esquirla de fémur de otro individuo de los ocho neandertales identificados hasta ahora en la cueva.

"Este dato es importante por cuanto pone de manifiesto que el yacimiento de Piloña es particularmente favorable a la conservación de ADN, lo que abre las puertas a la posibilidad de conseguir material genético de toda la familia de Sidrón, permitiendo así conocer el posible grado de parentesco existente entre ellos.

"Carles Lalueza, profesor de la Universidad de Barcelona y especialista en paleogenética, explicó que en la actualidad hay 13 secuencias de ADN neandertal publicadas en el mundo, pero únicamente siete tienen la extensión de la obtenida ahora en Sidrón y sólo en otros dos yacimientos europeos, Feldhofer (Alemania) y Vindija (Croacia), se ha podido recuperar ADN en dos individuos diferentes. Se da la casualidad de que los resultados de estos dos estudios muestran una gran uniformidad genética con los neandertales de Sidrón."

[...]

"Además de permitir conocer estos detalles, la información genética abre paso a la ciencia hacia el intramundo neandertal y su evolución. Antonio Rosas subraya la posibilidad de emprender líneas de investigación como la que lleva a conocer cómo estaban organizadas estas poblaciones y a indagar en las posibilidades de organización de sus individuos. Los resultados indican, en contra de lo que se creía hasta hace poco tiempo, que los neandertales no fueron un grupo homogéneo, sino que pudo haber diferentes tipos en el mundo, poblaciones que fueron variando con el tiempo.

"Esos matices podrán concretarse con mayor precisión en un futuro con las investigaciones en marcha. «Tenemos a punto de caramelo» poder perfilar esas diferencias entre las distintas poblaciones», aseguró ayer Antonio Rosas."


Universitat de Barcelona:

"El proyecto
El proyecto de investigación del yacimiento de El Sidrón está financiado por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias. Los profesores de la Universidad de Oviedo Javier Fortea y Marco de la Rasilla se encargan de la excavación, mientras que el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, Antonio Rosas, coordina el estudio paleontológico. En este estudio ha colaborado también el profesor Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Leipzig. El trabajo publicado sobre Monte Lessini ha sido coordinado por los investigadores italianos de la Universidad de Ferrara, Guido Barbujani y Giorgio Bertorelle. Los profesores David Caramelli (Universidad de Florencia) y Carles Lalueza Fox (UB) han llevado a cabo el análisis en el laboratorio."

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

MIS OIS, Los estadios isotópicos marinos

Los estadios isotópicos marinos o MIS por su nombre en inglés, marine isotope stages , son períodos alternativos de frío y calor en el paleoclima de la Tierra. Anteriormente eran llamados OIS ( oxygen isotope stages ). Sirven para deducir la temperatura y el clima del mundo en un determinado período del pasado, utilizando para ello los datos de los isótopos de oxígeno tomados de muestras de fondo marino, suficientemente profundas y grandes como para ver los estratos. Cada estadio es un período de más o menos temperatura medidos en decenas de miles de años, o cientos de miles o incluso millones. Un estudio completo de estos estadios isotópicos revelan el avance y retroceso de los hielos durante las últimas glaciaciones , y el aumento o disminución del mar. Así se pueden unir a glaciaciones o a períodos intermedios entre las glaciaciones. Estos ciclos se ven alimentados también por las muestras de hielos antiguos, de polen antiguo, etc. Cada estadio isotópico representa un