Ir al contenido principal

Noti: El moño occipital neandertal es sólo suyo

Una de las características típicas del Hombre de Neandertal es el moño occipital, un bulto o proyección del hueso occipital (violeta en la imagen). Un nuevo estudio, publicado en el Journal of Human Evolution, dice que no debe considerarse sólo, sino como algo integrado a la forma general del cráneo.

Esa característica sólo vista en los neandertales, viene siendo citada como típica desde principios del siglo pasado con Boule en 1911. Desde aquellos tiempos se dice que es algo apomórfico, o sea algo que sólo los neandertales derivaron a partir de sus ancestros, una característica única de el Homo neanderthalensis.

Por consiguiente, algunos autores, vieron en la presencia de un débil moño occipital en algunos Homo sapiens arcaicos, una evidencia de continuidad o hibridación entre los neandertales y los sapiens arcaicos en Europa (Más que nada en los relacionados con el sitio Mladeč).

Philipp Gunz y Katerina Harvati, los autores del presente estudio, aducen que esa relación estaría cuestionada, y más todavía después de las conclusiones a las que llegaron luego de analizar y comparar cráneos neandertales y de sapiens arcaicos y modernos.

Sus resultados sugieren que la forma del hueso occipital, el moño, no debería ser considerado como un rasgo independiente, ya que está fuertemente integrado con la forma del casquete craneal. Cuando este hueso es considerado de forma independiente, no presenta muchas diferencias si es de neandertal o de sapiens. La discriminación sólo mejora cuando se tiene información de la posición en la cual está ese hueso, y mucho más cuando se tiene en cuenta la forma de los huesos parietal y temporal.

Por eso los autores dicen que al considerar los huesos occipitales de forma separada, pueden llegar a encontrarse similitudes, pero si se los ve como un todo con la forma del casquete craneal, los neandertales y los sapiens arcaicos del paleolítico superior eran muy diferentes.


Más en:

Gunz, P., Harvati, K. The Neanderthal “chignon”: variation, integration, and homology, Journal Of Human Evolution (2006), doi:

10.1016/j.jhevol.2006.08.010

Comentarios

Anónimo dijo…
Hoy he leido este articulo, que encontre a raiz de una curiosidad sobre la forma del craneo de mi padre y el mio con el fin de aclarar si la anomalia era algo comun, pero al leer este articulo me sorprendio no se si para bien o para mal, dada la coincidencia con este aspecto, aparte de esto ambos poseemos una hendidura en la parte superior de la zona violenta.
Mi padre es oriundo de asturiasde una zona donde hay muchas cuevas prehistoricas y mi madre tambien.
Me gustaria ponerme en contacto
con alguna institucion especializado que les interese estudiar este aspecto o que nos comente si esto es comun en los humanos actuales.
Si es asi mi correo es asturalia@hotmail.com
Bigoc dijo…
Hola, Australia! Sí, es común entre humanos modernos. Pensa que hay mucha variededa dentro de nuestra especie. Al grado de que existen los altísimos y delgados masai en África, y en ese mismo continente los pigmeos. Ambos de piel negra, y de cuerpos muy diferentes. Luego tenes a los coyas y a los esquimales, con cuerpos achaparrados y de pechos anchísimos, contrapuestos a los altos escoceses. Los Homo sapiens somos muy variados, y tu diferencia entra dento de lo que es nuestra especie. Para ser de otra especie tendrías que ser mucho más diferente.
Anónimo dijo…
Para Martin Cagliani
El hueso de Sidrón (Asturias) que remueve la ciencia
Un trozo de fémur de un joven extraído de la cueva de Piloña fue decisivo para el hallazgo de los vínculos entre neandertales y hombres modernos.
http://www.lne.es/siglo-xxi/2010/05/17/hueso-sidron-remueve-ciencia/916112.html
-----------------------------------
Anónimo dijo…
Nuevo hallazgos para Martini Cagliani:
El hueso de Sidrón (Asturias) que remueve la ciencia
Un trozo de fémur de un joven extraído de la cueva de Piloña fue decisivo para el hallazgo de los vínculos entre neandertales y hombres modernos.
http://www.lne.es/siglo-xxi/2010/05/17/hueso-sidron-remueve-ciencia/916112.html

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

¿Cómo eran los neandertales?

Reconstrucción mujer neandertal, Neanderthal Museum, Alemania A pesar de que la designación hombre de Neandertal suele usarse en forma peyorativa como sinónimo poco elogioso de “bruto” o “incivilizado” (el mito del neandertal bruto ), en la actualidad se sabe que todos tenemos algo de él en nuestros genes. La visión que los científicos tuvieron de su relación con el Homo sapiens ha tenido muchas idas y vueltas a lo largo de la historia: cuando fueron hallados sus primeros fósiles se decía que tenía un aspecto simiesco muy diferente al nuestro ( ver nota ); un siglo después pasó a ser considerado una subespecie humana, nuestro hermano mayor, y por último terminó quedando relegado al papel de primo lejano y pasó a conformar una especie propia, el Homo neanderthalensis , que se pensaba que era tan distinta a la nuestra, que nuestros antepasados sapiens la aniquiló al expandirse por el mundo. Pero más de 160 años más tarde del descubrimiento del primer neandertal, sabemos tanto sobr