Ir al contenido principal

En la Edad de Piedra las preferían con curvas

Vía La Nación vemos cómo las modelos tipo-palo de hoy serían rechazadas hace miles de años (y hoy también!):
LONDRES (New Scientist).- A los hombres de la Edad de Piedra no los habrían impresionado las mujeres de talle pequeño. Estatuillas femeninas de hace 15.000 años revelan que la forma femenina preferida en esa época era curvilínea y con glúteos muy prominentes.

Un equipo de investigadores dirigido por el doctor Romuald Schild, de la Academia de Ciencias de Polonia, en Varsovia, descubrió 30 estatuillas femeninas de una variedad de cuarzo gris amarillento (pedernal) en un sitio dedicado a la caza cerca de la ciudad de Wilczyce, en Polonia central. Los hombres cazadores recolectores tallaron estas voluptuosas estatuillas de mujeres en su tiempo libre.

Preservadas en el hielo, estas figuras eran parte del conjunto de más de 10.000 artefactos, que incluye huesos de animales, cuentas hechas de dientes de zorros del Artico y agujas de hueso (Antiquity, Vol. 81, Pág. 97). Se cree que el sitio constituía un campamento de otoño o invierno de una tribu de cazadores-recolectores.

Todas las figuras carecían de cabeza y tenían glúteos enormemente exagerados. Lo extraño, dada la importancia que tienen hoy día, es que pocas de las figuras tenían pechos.

Esta forma en la que sobresalen las caderas se relaciona con tallas de mujeres sobre la piedra y grabados en la roca de las cuevas que datan de un período similar.

Sin embargo, las estatuillas pueden haber expresado más que los deseos masculinos. "Es difícil determinar si esta forma del cuerpo era una preferencia social o si representaba una imagen espiritual", afirma Nanneke Redclift, antropólogo social del University College de Londres.

Comentarios

Anónimo dijo…
Bueno, pues a quien no le gustan las caderonas. XD
Memecio dijo…
Podía ser la representación de un demonio, o de algo no deseado.¡Qué rabia da no saberlo seguro!
Txema M dijo…
Martín, dices que: "los hombres cazadores recolectores tallaron estas voluptuosas estatuillas de mujeres..." Pues vete a saber si fue así. Tal vez fueron mujeres quienes tallaron esas estatuillas.

Partes de una base que no está demostrada: el carácter sexual de las esculturas. Pero, tal como dices, si hubieran querido remarcar los caracteres sexuales secundarios también deberían haber marcado los pechos.

Hay otras posibles explicaciones. Te ofrezco una alternativa: que las estatuillas fueran algún tipo de exvotos que expresasen el deseo que se quería conseguir, un parto feliz, más ligado a mujeres de caderas anchas que a las de caderas estrechas.

Un parto feliz implica "una horita corta" y capacidad para amamantar sin problemas. Los pechos grandes o pequeños no inciden en la producción de leche, pero sí lo hace la reserva de grasas corporales de la madre. Uno de los lugares más propios para acumular grasa sin problemas son los glúteos. De las mujeres bosquímanas se decía que tenían esteatopigia, una increíble acumulación de grasas en los glúteos que les permitía mantener sobre ellos un vaso de agua. Los muslos son también otro lugar muy propio para acumular grasas sin que estas causen problemas de salud (no como la grasa abdominal propia de los hombres.) Generalmente las venus paleolíticas tienen grandes muslos.

Aprovecho para comentar que las famosas "cartucheras" o la "celulitis" que tanto molesta a muchas mujeres no son más que adaptaciones a una vida en la que comer todos los días no era algo seguro. Probablemente las abuelas de todos nosotros fueran así, de otro modo tal vez no estaríamos aquí.

Seguramente en aquel tiempo esta imagen era deseable porque sería un indicador de buena salud y capacidad de mantener vivas a las criaturas.
Anónimo dijo…
me gusta tu observación txema m, pero pienso que otra cosa que obviamos son los significados simbólicos y abstractos; por ejemplo el de fertilidad o el de feminidad.
muchas veces también se asocia a diosas, pero porque es el concepto más cercano a nosotrxs.
lo que parece claro es que es una figura representada durante muchos miles de años y en lugares y materiales diferentes.

¡¡NO KEREMOS BARBIES
KEREMOS BARRIGUITAS!!!

13tretzes

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

¿Cómo eran los neandertales?

Reconstrucción mujer neandertal, Neanderthal Museum, Alemania A pesar de que la designación hombre de Neandertal suele usarse en forma peyorativa como sinónimo poco elogioso de “bruto” o “incivilizado” (el mito del neandertal bruto ), en la actualidad se sabe que todos tenemos algo de él en nuestros genes. La visión que los científicos tuvieron de su relación con el Homo sapiens ha tenido muchas idas y vueltas a lo largo de la historia: cuando fueron hallados sus primeros fósiles se decía que tenía un aspecto simiesco muy diferente al nuestro ( ver nota ); un siglo después pasó a ser considerado una subespecie humana, nuestro hermano mayor, y por último terminó quedando relegado al papel de primo lejano y pasó a conformar una especie propia, el Homo neanderthalensis , que se pensaba que era tan distinta a la nuestra, que nuestros antepasados sapiens la aniquiló al expandirse por el mundo. Pero más de 160 años más tarde del descubrimiento del primer neandertal, sabemos tanto sobr