lunes, septiembre 22, 2008

Los neandertales comían tortugas hace 130 mil años en Valencia

La cueva de Bolomor, en Valencia, España, podría aportar datos sobre la caza de tortugas por parte de los neandertales hace unos 130 mil años.

La consumición de pequeñas presas antes del Paleolítico Superior, es un tema muy debatido actualmente. Para algunos autores, tan sólo los humanos anatómicamente modernos tenían como estrategia de subsistencia la caza de presas pequeñas.

Pero según un nuevo estudio publicado en Journal of Archaeological Science, hay yacimientos que arrojan mucho más hacia el pasado la consumición de presas de tamaño reducido. Está documentado en algunos yacimientos Europeos del Pleistoceno, la caza de pequeños mamíferos como conejos y liebres.

“El nivel IV de la cueva Bolobor”, dice Ruth Blasco, autora del estudio, “tiene elementos de diagnóstico claros que documentan la adquisición y el uso de tortugas (Testudo hermanni) como comida”.

Según la autora, de la Universitat Rovira i Virgili, en la Bolobor se han hallado marcas de corte en los huesos de los miembros y en la superficie interior del caparazón. También encontraron caparazones y huesos quemados; y caparazones quebrados y con señales de haber sido marcados con herramientas líticas humanas. Incluso han descubierto marcas de dientes humanos en huesos de tortuga.

El nivel IV de Bolobor está datada en el final del Plaistoceno medio, o sea hace unos 130 mil años.

Referencias

“Human consumption of tortoises at Level IV of Bolomor Cave (Valencia, Spain)”. Journal of Archaeological Science, Volume 35, Issue 10, October 2008, Pages 2839-2848. Ruth Blasco

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Me alegro que se debata, ya que parece fácil imaginar que los neandertales no habrían hecho ascos al consumo de conejos, por mucho que prefirieran el sabor de un buen filete de mamut.
(por cierto, creo que los conejos no son roedores)

Anónimo dijo...

Sólo una pequeña rectificación. Si en el primer párrafo de tu post hablas de tortugas marinas, más adelante identificas claramente la especie como Testudo hermanni y como se puede comprobar rápidamente en el enlace que tu mismo has puesto a la Wikipedia, se trata de una tortuga terrestre. Las implicaciones serían muy diferentes en caso contrario.
Te felicito por tu excelente blog, que sigo desde hace bastante tiempo. Un saludo

Martín Cagliani dijo...

Gracias por las aclaraciones, ambas fruto de no revisar el artículo y sacarlo apresurado. :)

El rano verde dijo...

Una curiosidad. Creo que en la época neandertal sólo existían conejos en la península Ibérica.

En todo caso, era un animalillo muy abundante, pero en una distribución geográfica reducida.

Al norte de los Pirineos su nicho estaba ocupado por las liebres, más grandes y de peor sabor (aunque hay gustos para todo).

La expansión de los conejos por Europa parece que tuvo lugar en época romana. Al menos hay constancia escrita del asombro de los primeros griegos y romanos que vieron al animalejo...