jueves, marzo 29, 2007

Entrevista al genetista sueco Svante Pääbo

Hay una interesante entrevista al genetista sueco Svante Pääbo, líder del Proyecto ‘Genoma Neandertal’, que salió publicada en varios medios, pero en todos la cortaron, y resumieron, pude conseguir la original, que salió publicada el 26 de marzo por la agencia Colpisa. Ahí la tienen. Fijense que interesante lo que dice sobre el cruce entre neandertales y sapiens, y sus apreciaciones sobre la convivencia entre las dos especies.

Madrid, 26 mar. (COLPISA, Arantza Prádanos)

Es un genuino ‘Homo sapiens sapiens’ en busca de la otra gran especie humana, el neandertal, desaparecida hace unos 28.000 años. El genetista sueco Svante Pääbo lidera desde el Instituto Max Planck, de Leipzig, el Proyecto ‘Genoma Neandertal’, en el que se ha integrado el yacimiento asturiano de El Sidrón. La suya es una investigación con tres vértices: el perfil genético del neandertal es uno; los otros dos, el chimpancé y el hombre moderno. Todo ello para saber en qué momento cada especie siguió su propio camino evolutivo y qué es lo que hace único al ser humano.

Pregunta: ¿En qué momento se encuentra el Proyecto ‘Genoma Neandertal’?

Respuesta: Hemos demostrado que es técnicamente posible obtener ADN nuclear del neandertal. Todavía luchamos con algunos problemas técnicos. Hasta la fecha hemos secuenciado 12 millones de bases (de ADN) y el objetivo es llegar a 3.000 millones en un período de dos años.

P: ¿Qué tipo de problemas?

R: Cuando se estudian fósiles humanos como el neandertal, la contaminación del ADN con el ADN del hombre moderno, que llega a los fósiles con la manipulación, es muy difícil de detectar. Así que hay que analizarlo con mucho cuidado para evitar resultados erróneos o poco fiables. Además, también existe el riesgo de contaminación bacteriana, presente en los suelos de los que se sacaron los restos fósiles

P: ¿Cómo le miraron sus colegas científicos cuando anunció que pretendía secuenciar el genoma del neandertal?

R: Bueno, no sonó tan raro porque ya se había buscado ADN antiguo en momias, en mamíferos de la Edad de Hielo, mamuts desenterrados al fundirse el ‘permafrost’, y mi equipo había hecho pruebas de extracción de ADN en fósiles de osos de las cavernas para demostrar que la técnica es viable. La clave de todo esto es que desde hace unos dos años se dispone de la tecnología de secuenciación genómica. Aun así es complejo porque se trata de ADN muy antiguo, degradado, en fragmentos muy cortos y hay que pensar en las modificaciones químicas que se generan con el paso del tiempo.

P: El objetivo es conocer cómo era la otra gran especie humana, y también saber en qué nos diferenciamos neandertales y humanos modernos, ¿no?

R: Lo que pretende esta investigación es conseguir una herramienta para estudiar todas las diferencias que existen entre humanos y chimpancés. Ver las diferencias que hay, comparar al neandertal con esas diferencias y saber así en qué punto surgió la distinción del linaje neandertal, hace 500.000 años. Saber si es más parecido al hombre moderno, o más parecido al chimpancé, del que ambos nos separamos en algún momento entre hace 4 y 7 millones de años.

P: ¿Tiene ya alguna idea?

R: Aún no tenemos mucha información, pero por lo que hemos visto en Vindica (Croacia, hasta ahora principal yacimiento de estudio del Proyecto Genoma Neandertal), los neandertales parecen estar más cerca de nosotros de lo que creíamos.

P: ¿Hubo cruce genético entre neandertales y nuestros ancestros en el tiempo en que coexistieron?

R: Si ocurrió, no fue muy importante, en un porcentaje del 2 ó 3 % como máximo. Es más probable que hubiera más aportación del ‘homo sapiens’ a neandertales que al revés. Con este proyecto sí podremos medir nuestra contribución hacia los neandertales.

P:¿Cuál pudo ser el factor que dio ventaja evolutiva al hombre moderno?

R: No lo sabemos. En todo caso, los neandertales sobrevivieron durante 400.000 años, mientras que los humanos modernos tenemos una trayectoria de sólo 100.000 años, así que no sabemos si tendremos tanto éxito como especie como los neandertales tuvieron en su larga supervivencia. Probablemente tuvo que ver que el hecho de los humanos desarrollaron la tecnología muy rápido, desarrollaron capacidades lingüísticas... en fin, no lo sabemos.

Extinción

P: ¿Hay teorías sólidas sobre las razones de la desaparición de una especie tan avanzada?

R: No creo que lo sepamos nunca. Quizá los mataron físicamente y fue uno de los primero genocidios de la historia, pero también podemos fijamos en otras cosas. Los primeros humanos modernos fuera de África aparecieron en Oriente Medio hace unos 93.000 años, así que en esa zona podemos hablar de un período de coexistencia con el neandertal de unos 35 mil años. ¡Imagine si nos lo ofrecieran hoy! En fin, es un mensaje optimista, pero estas especulaciones dicen más de nosotros mismos, de nuestra visión de mundo, que de lo que pudo ocurrir en realidad.

P: ¿Eran muy diferentes los neandertales del Norte y del Sur de Europa?

R: Se ha obtenido ADN mitocondrial de 13 yacimientos fósiles distintos, de Este a Oeste de Europa, y no hemos encontrado grandes diferencias. En realidad, se parecen todos muchísimo a los humanos modernos.

P: ¿Hablaban?

R: Tienen que haber tenido algún tipo de comunicación, porque tenían una sociedad tan compleja como los humanos de aquella época. El lenguaje es una de las grandes ventajas del humano moderno.... El gen FOXP2, relacionado con la capacidad de hablar apareció bastante tarde en la Historia, a partir de la separación del mono. Pero no sabemos en realidad si existía esta diferencia.

P: ¿Qué espera de la incorporación de El Sidrón al Proyecto Neandertal?

R: El primer objetivo es secuenciar entre medio y un millón de bases de ADN fósil de El Sidrón, para ver las diferencias entre ese ADN neandertal con los monos, y compararlos con los resultados de Croacia. Si vemos que son similares, ambos tendrán relevancia en nuestro proyecto. Y si hay diferencias, tendremos que volver atrás y decidir cuál es más interesante. El Sidrón (43.000 años de antigüedad) es anterior a Vindica (38.000) y está más alejado de Oriente Medio, de donde vienen el ‘homo sapiens’, así que puede representar mejor a los neandertales que no se mezclaron con el humano moderno, que todavía no había aparecido por el norte de la península Ibérica.

Publicar un comentario