lunes, noviembre 30, 2009

30 mil años atrás un super río separaba a Gran Bretaña del continente

Vía ABC

Un grupo de científicos ha encontrado la última pieza de un complicado rompecabezas geológico, la clave para descubrir cómo Gran Bretaña se separó de Europa y se convirtió en una isla. Los investigadores creen que un «super río» que se alimentaba de las aguas del Támesis y del Rin fue el culplable de aislar a los británicos hace 30.000 años, antes de la formación del canal de la Mancha.

image Los investigadores de la Universidad de Cambridge, que publican su estudio en la última edición de Quaternary Science Reviews, han llegado a esta conclusión tras analizar unos sedimentos hallados en el fondo del Golfo de Vizcaya que, al parecer, pertenecían a ese gigantesco canal de agua dulce.

Hace medio millón de años, Gran Bretaña estaba conectada a Europa a través de una serie de colinas bajas entre Weald, en el sudeste de Inglaterra, y Artois, en el norte de Francia. Muchos de los principales ríos europeos, como el Rin y el Támesis, desembocaban en el Mar del Norte y no podían cruzar la barrera natural de las colinas de roca caliza.

Sin embargo, durante los períodos de glaciación, un enorme lago glacial del mar del Norte se desbordó y los ríos le siguieron provocando una «mega inundación» prehistórica que ocupó la cuenca existente entre Gran Bretaña y Francia.

Así se formó el «super río», que existió en tres diferentes edades de hielo, hace 450.000, 160.000 y de 90.000 a 30.000 años. Para cuando finalmente se derritió el hielo y el mar se elevó, el agua cubrió el área definitivamente. Gran Bretaña quedó a su suerte.

Hasta la fecha, los científicos sólo disponían de depósitos sedimentarios del Canal de la Mancha y de la costa francesa para probar la existencia de ese antiguo río, pruebas que resultaban muy incompletas debido a la erosión del terreno. Sin embargo, las capas de sedimentos del Golfo de Vizcaya han permanecido inalteradas durante miles de años, así que constituyen una buena prueba para confirmar la existencia del enorme cauce.

Publicar un comentario