jueves, agosto 26, 2010

Zonas de habitación neandertal en Abric Romaní

Vía SINC:

La excavación que estos días se desarrolla en el Abric Romaní (Capellades, Cataluña), a cargo de un equipo dirigido por el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), ha puesto al descubierto áreas de habitación muy protegidas, nuevos hogares y huellas de madera, así como numerosas piezas de industria lítica. En total, 13.000 nuevos fósiles que confirman la importancia de este yacimiento para conocer las sociedades neandertales que vivieron en este lugar hace unos 55.000 años.

“Las características de la superficie excavada, con unos depósitos de calcarenita que se hacen más espesos hacia la pared, recuerdan las charcas que llenaban la antigua cueva Ripoll, situada dentro del abrigo. Estos puntos tan protegidos, que están hacia la zona del sur geográfico del yacimiento, pueden ser zonas de ocupación muy intensa, notablemente como áreas de habitación, muy poco documentadas en las comunidades neandertales”, indica Eudald Carbonell, director de la excavación.

“Este hecho ha evidenciado la necesidad de ampliar la superficie de excavación del nivel O del Abric Romaní, de 55.000 años de antigüedad y, por lo tanto, nos obliga a redefinir la extensión de la misma de cara a la campaña del próximo año”, ha añadido Josep Vallverdú, arqueólogo y miembro del IPHES.

Numerosas piezas líticas

Por otra parte, se han puesto al descubierto numerosas piezas líticas en el nivel de las áreas de habitación. Con respecto a las piezas halladas en campañas anteriores se observa un cambio tecnológico importante porque se hace mucho más presente y generalizada la talla Levallois, que consiste en realizar extracciones de lascas del núcleo de la piedra.

También se detecta cierto aumento de la frecuencia de secuencias laminares, así como la abundancia de núcleos de sílex y de numerosas rocas compactas como la caliza lacustre y la arenisca, cortadas y fragmentadas, que se habrían utilizado para trabajos específicos como la manipulación de la madera. El grupo más abundante de restos de sílex lo conforman las piezas de pequeñas dimensiones, que se han localizado mayoritariamente dentro de los hogares sin quemar, “cosa que significa que se han llevado a cabo pequeñas tallas in situ”, señala Josep Vallverdú.

Los restos faunísticos están muy fragmentados y a menudo quemados. Básicamente se han documentado restos óseos y dentarios de cérvido y bóvido. En todo caso, “el conjunto de restos animales es relativamente bajo si lo comparamos con los restos líticos”, observa Josep Vallverdú.

Una posible bandeja

Las huellas de madera han sido identificadas tanto en incrustaciones de travertino como en calcarenitas. Entre los nuevos hallazgos parece que hay una traza en calcarenita con una configuración que la hace susceptible de ser un artefacto, posiblemente una bandeja: "Se trata de un resto con una forma rectangular de unos 30 x 40 centímetros", indica el mismo investigador.

Con respecto a los hogares, son seis estructuras planas con algunas piedras, algunos de dimensiones pequeñas, de entorno a 20 cm. de diámetro, y dos más que son muy grandes, de hasta 4 metros cuadrados. "La gran preservación de la zona de la pared excavada permite contemplar que muchos de estos extensos hogares contienen pequeños hogares elementales de 20 cm de diámetro. Muchos de ellos se encuentran en concavidades preexistentes o modificadas en el sustrato", explica Vallverdú.

También se han registrado agujeros con unas dimensiones características de los llamados agujeros de palo, ya descubiertos el año pasado, en algunas estructuras de combustión; de hecho son pequeños hogares que pueden sustentar alguna cosa, para, por ejemplo, poder cocer carne. Finalmente, se han descubierto, pequeños hogares de 10 cm. de diámetro, aislados y en grupos, con muy pocos carbones, y ahora habrá que estudiar su utilidad.

Por otra parte, por primera vez se ha efectuado en el Abric Romaní un intenso muestreo de estructuras de combustión para estudiar su validez de cara a posibles análisis arqueomagnéticos. “Los materiales quemados pueden conservar señales de magnetismo ambiental que nos pueden proporcionar datos sobre las temperaturas de cocción, así como dataciones relativas del yacimiento”, indica Josep Vallverdú.

La intervención arqueológica en el Abric Romaní se ha llevado a cabo del 6 al 26 de agosto. Los integrantes del equipo de excavación pertenecen a distintas universidades del Estado español, así como de otros países como Argelia, Italia, Francia y Estados Unidos. Han tomado parte un total de 67 personas, divididas en dos turnos a lo largo de la campaña.

Fuente: Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social

jueves, agosto 12, 2010

Evidencias de herramientas líticas anteriores a Homo habilis

Permítanme que lo diga antes de comenzar con la nota… ¡Qué notición!

Han descubierto evidencias de herramientas de 3,39 millones de años de antigüedad, eso es 800 mil años más que las que antes eran las más antiguas. Pero lo más interesante es que cae en rango de existencia de los Australopitecos, más viejas incluso que Lucy, la Australpithecus afarensis más famosa, que tiene 3,2 millones de años.

herramientas austalopithecus La evidencia consiste en una serie de fósiles de mamíferos con claras marcas de corte, supuestamente hechas por herramientas líticas al quitar la carne u obtener la médula. Estos fósiles fueron descubiertos en enero de 2009 en Etiopía, en el famoso yacimiento de Dikika, donde fue descubierta la completa niña fósil Selam. Al parecer estaban a sólo 200 metros de donde apareció la niña afarensis.

Uno es un fragmento de una costilla derecha de un mamífero parecido a una vaca, y el otro fósil es un hueso de la pierna de otro mamífero similar. Ambos tienen secciones aplastadas y cortes profundos que demuestran que fueron cortados con algo filoso, y aplastados con una piedra.

herramientas austalopithecus El hallazgo ha sido publicado en Nature, y en él los autores dicen que no hay evidencias de que otra especie, aparte del Australopithecus afarensis, vivía en esa zona para esa época.

O sea que había homínidos que usaban tecnología antes que los miembros de nuestro género humano. Hasta la fecha, se creía que los primeros animales en usar tecnología eran los Homo habilis, los primeros humanos, hace 2,5 millones de años. Incluso las evidencias de tecnología más antiguas siempre se las asoció al homínido de mayor cerebro, el Homo habilis. La mayoría de los paleoantropólogos desdeñaban que los australopitecos pudiesen usar herramientas líticas.

Según opinan los autores del estudio, liderados por Shannon McPherron, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, llevar más lejos en el tiempo la aparición de de herramientas líticas y de la ingesta de carne es clave para comprender nuestra historia evolutiva.

La utilización de tecnología y la ingesta de carne, o sea más calorías, parecía estar vinculada con el incremento en el tamaño del cerebro. Pero con este nuevo descubrimiento habría que poner en duda este supuesto.

Igualmente hará falta más estudio, ya que no se han descubierto herramientas en ese sitio, algo que no debería sorprender, ya que no tendrían por qué haber dejado tiradas las herramientas que usaban luego de usarlas.

Más en inglés:

Livescience, ScienceDaily, New York Times (con escépticos)

Blog de John Hawks

martes, agosto 10, 2010

Descubren tres neandertales en España, Cabezo Gordo

Noticia del diario La Verdad:

El director general de la Promoción de la Cultura y el Libro, Francisco Giménez, presentó ayer, junto con el alcalde de Torre Pacheco, Daniel García, y el doctor de la Universidad de Murcia Michael J. Walker, la XIX Campaña de Excavaciones Paleontropológicas y Arqueológicas de la Sima de las Palomas, ubicada en el Cabezo Gordo de la pedanía de Dolores de Pacheco, cuya excavación científica ha puesto de relieve importantes descubrimientos sobre el Hombre de Neanderthal.

En concreto, según informaron fuentes regionales y municipales, en esta campaña se han encontrado tres esqueletos, con cráneos y mandíbulas de dos adultos y un chaval joven, de la especie extinta del Hombre de Neanderthal de más de 50.000 años.

La Sima de las Palomas es el yacimiento del Hombre de Neanderthal más importante del arco mediterráneo español y el segundo en importancia sobre el Hombre Fósil en la Península Ibérica. Diez años de excavaciones paleoantropológicas han sacado a la luz la presencia de al menos ocho individuos del Hombre de Neanderthal representados por un centenar de huesos y dientes, después del hallazgo del primer fósil humano por un espeleólogo en 1991.

La labor científica de excavación paleoantropológica e investigación del Cuaternario está siendo realizada por el profesor Michael Walker y sus colaboradores científicos nacionales e internacionales.

La campaña que se ha llevado a cabo en 2010 se ha dedicado en primer lugar al desmantelamiento del conglomerado interior, que ha aportado restos significativos, entre ellos una punta gruesa de sílex blanco, implemento característico del Hombre de Neanderthal.

En este sentido, Daniel García, ha adelantado que próximamente se va realizar el Museo Paleontológico para albergar todos los restos arqueológicos de la Región de Murcia, «con el fin de que los ciudadanos puedan disfrutar durante todo el año de los restos de nuestros antepasados, y puedan conocer más de cerca de donde provenimos». Por su parte, el profesor Michael Walker ha agradecido al Ayuntamiento de Torre-Pacheco su colaboración y confianza en este proyecto, y se ha mostrado feliz con la iniciativa del próximo museo.

La Sima de las Palomas ha proporcionado más fósiles del Hombre de Neanderthal que cualquier otro yacimiento del arco mediterráneo español, lo que muestra su importancia para el estudio de la Evolución Humana. En las excavaciones realizadas en este asentamiento prehistórico del litoral murciano se han hallado unos 120 huesos y dientes correspondientes a ocho individuos de Homo sapiens neanderthalensis.

30.000 años

Esta especie humana fósil habitaba Europa hasta hace 30.000 años, cuando fue sustituida por el Homo Sapiens Sapiens, que provenía de Africa ya con conformación moderna. Los Neanderthales habían evolucionado en Europa, y entre sus precursores estuvieron aquellos seres humanos extintos que hace 300.000 años dejaron sus restos en otra sima, la Sima de los Huesos, en la cueva burgalesa de Atapuerca, y que han sido designados como Homo heidelbergensis, es decir, los pre-Neanderthales.

Los Neanderthales de la Sima de las Palomas del Cabezo Gordo pertenecen al periodo del Pleistoceno Superior, de hace entre 150.000 y 300.000 años, y aparecen junto con los típicos utensilios paleolíticos de sílex y muchos huesos quemados procedentes de la caza.

El pasado domingo tuvo lugar una exitosa jornada de puertas abiertas con la presencia de más de 500 personas, de distintos puntos de la Región de Murcia, destacando el número de extranjeros que acudieron a la cita anual mostrando gran interés en conocer en primera persona la ardua labor de los excavadores. Los visitantes conocieron los trabajos de excavación, subiendo hasta la gruta y recibiendo las explicaciones de los expertos.

jueves, agosto 05, 2010

Un dedo humano de 67 mil años en Filipinas

En 2007, arqueólogos filipinos descubrieron un pequeño hueso humano en un lugar y con una antigüedad más que interesantes. Fue descubierto en el norte de Filipinas, en una cueva llamada Callao, en la provincia de Cagayan. El fósil es apenas un hueso del dedo gordo de un humano. La antigüedad es de 67 mil años.

Fue descubierto por el arqueólogo Armand Mijares y su equipo, que no se imaginaban que pudiera tener una antigüedad semejante. Ya que implicaría que ya para esa época había humanos capaces de cruzar grandes extensiones de mar, ya que la cueva de Callao está en la isla de Luzon.

El estudio del fósil fue publicado este año en Journal of Human Evolution, en donde se dice que no está claro a qué especie pertenece ya que es apenas un metatarso, pero por la forma y gracilidad es claro que en vida fue el dedo de un miembro del género Homo. Lo comparan con dedos de Homo habilis  and Homo floresiensis.

La gran expansión de nuestra especie H. sapiens se dio más o menos hace 60 mil años. Hasta ahora la presencia temprana de humanos modernos en el Sudeste asiático estaba atestiguada por los restos de la cueva Niah, en Borneo con 42 mil años de antigüedad, o la cueva de Tabon en la isla Palawan, al sudoeste de Filipinas, con 47 mil años.

Especies distintas a la nuestra fueron descubiertas en otras zonas del sudeste asiático, pero con fechas mucho más antiguas, como son los Homo erectus de Indonesia, y más recientes, como el Hobbit de Flores, Indonesia.

Si bien un fósil muy pequeño, si la datación es correcta aporta información muy interesante sobre la presencia de humanos en la zona. Mijares y planean seguir excavando en la cueva en busca de más fósiles.

Fuente: Philstar