jueves, agosto 23, 2012

Homo sapiens de 63 mil años en Sudeste Asiático

Se sabe que los primeros integrantes de nuestra especie Homo sapiens, aparecieron hace al menos unos 250 mil años en África. Podemos seguir su derrotero de expansión por el mundo a Medio Oriente hace unos 100 mil años y Europa hace unos 40 mil. Se asume que antes que a Europa, se deberían haber expandido por el resto de Asia, pero son muy pocas las pruebas que hay con restos fósiles. Ahora se ha descubierto un cráneo de Homo sapiens en el norte de Laos, en el Sudeste Asiático con una antigüedad de entre 46 y 63 mil años. Esto adelantaría en unos 20 mil años la fecha en que se creía que los humanos modernos habían llegado a la zona. image

El descubrimiento se anuncia en el último número de Proceedings of the National Academy of Sciences, pero el cráneo fue descubierto en 2009, en las montañas Annanite. En otra cueva cercana se habían descubierto varios huesos de Homo sapiens, pero de 16 mil años de antigüedad, los nuevos restos tienen una edad máxima de 63 mil años, y mínima de 46 mil.

Existen otros fósiles de una antigüedad similar en China y en las islas del Sudeste Asiático, pero no están bien datados, por lo que por ahora no son fiables, o porque no se pueden apreciar las características como para asegurar que se trata de Homo sapiens. Este nuevo cráneo ha sido datado con dos sistemas diferentes, y de forma muy fiable y presenta rasgos típicos de humano moderno, dicen los autores del estudio. Utilizaron el método de radiocarbono y luminiscencia, para determinar la edad de los estratos relacionados con los fósiles. El cráneo en sí se dató en Estados unidos por el método de uranio/torio, que aportó la fecha máxima de 63 mil años. Las rocas del estrato en el que fue encontrado fueron datadas por termoluminiscencia en 46-51 mil años.

No se han descubierto herramientas líticas asociadas a los restos fósiles, lo que sugiere que la cueva no era un lugar donde habitaban humanos, tampoco se cree que fuese un enterramiento. El cuerpo debe haber llegado la cueva por algún otro modo, como por alguna corriente de agua.

Este descubrimiento aportaría datos a la teoría que dice que los Homo sapiens siguieron las costas en su expansión por el mundo asiático, y luego fueron hacia el sur por las islas y a Australia. Esta cueva está bien al norte de Laos, en un terreno totalmente diferente al costero. Es muy probable que los humanos modernos hubiesen llegado allí antes, coincidiendo con la expansión que se nota por otras partes del mundo.

Artículos relacionados

Publicar un comentario