lunes, marzo 11, 2013

El Cromosoma Y humano tendría 338 mil años

El estudio genético de un cromosoma Y muy poco común ha empujado hacia atrás le fecha en que vivió ancestro común más reciente de todos los humanos con cromosoma Y, el que sólo se pasa de padre a hijo, y que es el que determina el sexo masculino. La fecha que han determinado los investigadores para este linaje de cromosoma Y es de 338 mil años, mucho más antiguo que los Homo sapiens más antiguos conocidos en el registro fósil, que ostentan 200 mil años.

nvestigadores de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, estudiaban el cromosoma Y de un estadounidense, de Carolina del Sur descendiente de africanos que resultó ser la rama genética más antigua del cromosoma Y. Fue descubierto en el banco de datos de una compañía especializada en realizar análisis genéticos para rastrear las raíces familiares. El estudio fue publicado en American Journal of Human Genetics.

Más en Sinapsit

Artículos recomendados

2 comentarios :

Maju dijo...

Con un "intervalo de confianza" (C.I) o margen de error amplio: 237-581 Ka. Todo hay que decirlo.

Mis estimaciones sugieren más bien 450 Ka para este linaje, A00, mientras que el segundo y tercer linajes divergentes (A0 y A1a) podrían estar cerca de 260 Ka y 200 Ka BP. Los autores académicos son un poco más "tímidos" en este aspecto y sugieren 202 Ka para la divergencia de A0 (este mismo estudio), o bien 142 Ka para A0 108 para A1a (Cruciani 2011).

Lo más interesante es quizá que los tres linajes divergentes se encuentran hacia el Oeste de África (A00 en los Mbo de Camerún, A0 en los Pigmeos de Camerún y los Mozabitas de Argelia, A1a en Níger y Marruecos), mientras que el ADN mitocondrial y el linaje masculino principal A1b (al que pertenecemos casi todos los humanos modernos) sugieren por el contrario una expansión desde más al Este, probablemente el Alto Nilo.

Por contra la diversidad genética autosómica (recombinable, la mayoría del ADN), aun con muchos "huecos" por estudiar en África, sugiere máxima diversidad en torno a Chad, Camerún y Nigeria, en paralelo a los pueblos Khoisan de África Meridional. África Oriental parece (con cierta cautela) algo menos diversa.

Todo esto debe unirse a varios estudios recientes que sugieren la hibridación menor en África Centro-Occidental, por un lado, y África Oriental y del Sur por otro, con poblaciones pre-Sapiens (Hammer 2011 por ejemplo). Poblaciones que sin duda estarían más cerca del H. sapiens que el Neandertal que sabemos que han influido de forma también menor en las poblaciones derivadas de la migración fuera de África, o más aún o el Erectus Asiático que probablemente influyó genéticamente (siempre de forma muy menor) a los pueblos aborígenes de Australasia (mezcla con una población relacionada con "Denisova").

O sea que cabe interpretar que al menos algunos de estos patrilinajes son pre-Sapiens pero seguramente de grupos (H. rhodesiensis o lo que fuere) muy próximos a la primera humanidad Sapiens en sentido estricto.

Martín Cagliani dijo...

Muy bueno aporte, Maju!