Ir al contenido principal

Cómo procesaban los H. erectus a sus presas

Un nuevo estudio, publicado en Journal of Human Evolution, arroja información sobre las costumbres de caza del Homo erectus (Homo ergaster) africano de la región de Koobi Fora, lago Turkana en Kenia.

Los paleoantropólogos, dirigidos por Briana L. Pobiner, del Instituto Smithsoniano, reconstruyeron la adquisición y el procesado de las reses de tres regiones con una antigüedad de 1.5 millones de años de la Formación Koobi Fora, en el norte de Kenia.

Estos yacimientos estaban localizados en lo que se cree que eran un paleoambiente cercano a aguas bajas, con áreas que solían inundarse. También hay evidencia de que había algunos árboles cerca.

Y al parecer los homínidos que vivían en esos yacimientos practicaban una forma de carnear los restos similar. Hay 292 huesos con marcas de corte y 27 con marcas de golpes, de unos 6000 descubiertos. No se encontraron restos humanos, ni restos líticos, tan sólo las marcas de corte que quedan cuando descarnaron los huesos.

Los huesos presentan pruebas de haber sido descarnados, desarticulados y se les ha extraído la medula. Al parecer no hay preferencia pro el tipo de presa, o qué parte del cuerpo elegir, ni si eran más grandes o más pequeñas. Hay cortes en huesos de todo tipo, incluso en cuatro dientes, incluyendo uno de cocodrilo.

También hay evidencia de que algunos huesos fueron luego masticados por hienas.

Referencia

New evidence for hominin carcass processing strategies at 1.5 Ma, Koobi Fora, Kenya”. Briana L. Pobiner, Michael J. Rogers, Christopher M. Monahan, John W.K. Harris. Journal of Human Evolution, Volume 55, Issue 1, July 2008, Pages 103-130.

Comentarios

Juan dijo…
¿se hace extensivo a los demás homínidos el hecho de unos hominidos, no sabemos en que condiciones, decidan despellejar huesos?
¿como podemos saber que no es un comportamiento minoritario?
Bigoc dijo…
Juanito, esta no es la primera evidencia que se encuentra sobre el tratamiento de los huesos por parte de homínidos. Hay muchas otras que mostraban huesos con evidencias de cortes. ¿Qué condiciones imaginas para que hayan pelado los huesos? Aparte de la comida, ¿hay otra?
Víctor dijo…
Martin:
Me gustaría que en tus informes se empezara a hacer la diferencia entre Homo erectus y Homo ergaster, ya hay suficiente evidencia de que eran diferentes. Afortunadamente la publicación de las características de Ardi ha servido para, por lo menos, diferenciar al chimpancé del ancestro común de este y los humanos. Ahora está claro que el chimpancé está tan evolucionado como el hombre, en otra dirección es cierto, pero tiene los mismos años de evolución que los humanos.
Atentamente,
Víctor
Bigoc dijo…
Yo no creo que haya demasiada diferencia como para nombrar dos especies, pero igualmente el tema es que depende del autor, y del estudio, a veces le dicen ergaster y otras erectus.

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re

¿Cómo eran los neandertales?

Reconstrucción mujer neandertal, Neanderthal Museum, Alemania A pesar de que la designación hombre de Neandertal suele usarse en forma peyorativa como sinónimo poco elogioso de “bruto” o “incivilizado” (el mito del neandertal bruto ), en la actualidad se sabe que todos tenemos algo de él en nuestros genes. La visión que los científicos tuvieron de su relación con el Homo sapiens ha tenido muchas idas y vueltas a lo largo de la historia: cuando fueron hallados sus primeros fósiles se decía que tenía un aspecto simiesco muy diferente al nuestro ( ver nota ); un siglo después pasó a ser considerado una subespecie humana, nuestro hermano mayor, y por último terminó quedando relegado al papel de primo lejano y pasó a conformar una especie propia, el Homo neanderthalensis , que se pensaba que era tan distinta a la nuestra, que nuestros antepasados sapiens la aniquiló al expandirse por el mundo. Pero más de 160 años más tarde del descubrimiento del primer neandertal, sabemos tanto sobr