miércoles, agosto 05, 2009

Australopitecus con brucelosis hace 2,4 millones de años

Al parecer nuestro gusto por la carne se puede rastrear hasta uno de nuestros parientes más antiguos: el Australopithecus africanus. Según un estudio reciente, publicado en PLoS ONE, se descubrió una infección bacteriana en una vértebra fósil de australopiteco que normalmente se suele contraer al comer carne o productos lácteos.

Vértebra de australopitecus con brucelosis Según el autor principal del artículo, Ruggero D'Anastasio, se trataría de la muestra fósil más antigua de una enfermedad infecciosa en un hominino. D'Anastasio es paleoantropólogo de la Universidad estatal Gabriele d'Annunzio, de Italia.

La enfermedad descubierta es la brucelosis. Y fue descubierta en un fósil de A. africanus descubierto en los años 70 en las cuevas de Sterkfontein, Sudáfrica. Son dos vértebras, datadas en 2,4 millones de años, pertenecientes a un macho de edad avanzada, que presentaban lesiones puntuadas visibles.

En un principio se había pensado que se trataba de algún daño propio de la edad avanzada, pero luego de someter el fósil a rayos X y escaneo electrónico, D'Anastasio descubrió detalles suficientes para sugerir que la mejor explicación para esa lesión es la brucelosis.

Esta enfermedad produce síntomas similares a la gripe, en humanos, pero si llega a los músculos o a los huesos producen un daño similar al visto en las vértebras de australopiteco.

Es imposible determinar cómo contrajo el australopiteco esta enfermedad, pero en la actualidad esas enfermedades suelen provenir de un ungulado, como por ejemplo caballos, cabras, cebras o antílopes. Se puede transmitir a través de la leche de estos animales, o al consumir carne de ellos.

D'Anastasio explica que algunos tipos de brucelosis suelen provocar abortos, por lo que los australopitecos podrían haber comido los tegidos fetales de los ungulados. Según opina él, la carne seguro era sólo un alimento ocasional en los africanus.

Vía NewScientist

Referencias

 Possible Brucellosis in an Early Hominin Skeleton from Sterkfontein, South Africa Ruggero D'Anastasio, Bernhard Zipfel, Jacopo Moggi-Cecchi, Roscoe Stanyon, Luigi Capasso. PLoS ONE (DOI: 10.1098/rspb.2009.1027)

3 comentarios :

Maju dijo...

Bueno, estaba yo pensando si la brucelosis se puede contagiar de otras formas que comiendo carne infectada, por ejemplo comiendo tuétano, una práctica que se ha atribuído a nuestros parientes australopitecinos a menudo y que se relacionaría con la formas más simples de uso de herramientas y el bipedalismo.

Y siguiendo tu link a Wikipedia,y pasando a la entrada relacionada Brucelosis humana, veo que sí, que se puede contagiar de muchas maneras:

Es una zoonosis que se transmite al hombre por contacto directo con animales infectados o con sus excretas, a través de la piel en maniobras obstétricas en bovino, las secreciones fetales son muy contaminantes, y por ingestión de leche, queso fresco, carnes, verduras y agua contaminada; hay casos por inhalación de polvo de excretas o lana; persona a persona es muy raro.

La puerta de entrada es digestiva, respiratoria o cutánea, a través de lesiones en la piel y mucosas. La producen la Brucella melitensis, B. abortus y B. suis. En España, B melitensis es la responsable de la mayoría de los casos de infección
.

Anónimo dijo...

tejido

Anónimo dijo...

Curioso Maju. Me preguntaba si no se decía también bipedismo, pero no. Según la RAE es mejor decir bipedación.