lunes, noviembre 13, 2006

¿Paralaje Neandertal o Neanderthal?


Empecé a leer la novela Homínidos, de Robert J. Sawyer (foto). Que trata sobre una realidad alternativa en la cual los neandertales fueron los que prosperaron y no los Homo sapiens. Todavía no avancé mucho, así que la crítica la voy a dejar para cuando la termine, pero quería comentarles lo bien fundado que parece estar, miren nomás los agradecimientos, figuras de primer nivel, y muchos expertos en neandertales que al menos los conocerán de verlos nombrados en este mismo blog:

Por sus consejos antropológicos y paleontológicos, doy las gracias a: Dr. Jim Ahren, Universidad de Wyoming; Shara E. Bailey, Univer­sidad Estatal de Arizona: Dr. Miguel Bombín, médico, Universidad Laurentian; Dr. Michael K. BrettSurman y Dr. Rick Potts, ambos del Museo Nacional de Historia Natural, Instituto Smithsonian; Dr. John D. Hawks, Universidad de Utah; Christopher Kuzawa, Universidad Emory; Dr. Philip Lieberman, Universidad Brown; Dr. Jakov Radov­cic, Museo de Historia Natural de Croacia; Dr. Robin Ridington, pro­fesor emérito, Universidad de Columbia Británica; Gary J. Sawyer (ninguna relación con el autor) y Dr. Ian Tattersall, ambos del Museo Americano de Historia Natural; Dra. Annemarie Tillier, Universidad de Burdeos; Dr. Erik Trinkaus, Universidad de Washington en Saint Louis; y Dr. Milford H. Wolpoff, Universidad de Michigan.

Pero más que nada quería pegarles la introducción que hace el autor, que está muy interesante:

¿Es Neanderthal o Neandertal?

Ambas grafías son correctas, y ambas son de uso común, incluso entre los paleoantropólogos.

El fósil que da nombre a este tipo de homínido fue hallado en 1856, en un valle cercano a Düsseldorf. El lugar se llamaba entonces Nean­derthal: thal significa «valle» y Neander es la versión griega de Neu­mann, el apellido del tipo que dio nombre al valle.

A principios del siglo XX, el Gobierno alemán regularizó la grafía de toda la nación, y «thal» y «tal», ambos en uso en diversas partes del país, se convirtieron solamente en «tal». Así que está claro que el lugar que antes se llamaba Neanderthal ahora sólo se escribe correctamente como Neandertal.

¿Pero qué hay del fósil del homínido? ¿Deberíamos por tanto lla­marlo también Neandertal?

Algunos dicen que sí. Pero hay un problema: los nombres cientí­ficos quedan tallados en piedra una vez que se acuñan y, para siempre jamás, este tipo de homínido será conocido en la literatura técnica con «th», bien como Homo neanderthalensis o como Homo sapiens nean­derthalensis (dependiendo de si se clasifica como una especie distinta a la nuestra o solamente como una subespecie). Resulta extraño escribir algo distinto a «Neanderthal» en los nombres científicos.

Mientras tanto, aquellos que están a favor de escribir «hombre de Neandertal» guardan silencio cuando se trata del tema del hombre de Pe­kín: no hay ningún movimiento para cambiarlo a «hombre de Beijing», aunque el nombre de la ciudad siempre se escribe Beijing hoy en día.

He comprobado las últimas ediciones de seis importantes diccio­narios ingleses: The American Heritage English Dictionary, The Encarta World English Dictionary, MerriamWebster's Collegiate Dictio

nary, The Oxford English Dictionary, Random House Webster's Una­bridged Dictionary y Webster's New World Dictionary. Todos aceptan ambas grafías.

¿Y qué hay sobre la pronunciación? Algunos puristas dicen que, con independencia de cómo se deletree -tal o -thal, hay que pronun­ciarlo con un sonido fuerte de T, ya que ambos t y th siempre han sonado así en alemán.

Tal vez, pero he oído a varios paleontólogos decirlo con un sonido como el de la th del inglés (como en thought). Y en los seis dicciona­rios que he consultado, todos excepto el Oxford English Dictionary (OED) permiten ambas pronunciaciones (el OED sólo acepta tal).

Al final, todo se reduce a una cuestión de opción personal. En la extensa recopilación de material de investigación que consulté para la creación de este libro, la grafía thal supera a la tal en más de dos a uno (incluso en la literatura técnica reciente), así que he optado por la grafía original: Neanderthal, que puede usted pronunciar como quiera.

Ya les contaré cuando la termine de leer a ver que tal.

-
Publicar un comentario