viernes, marzo 31, 2006

Capacidad mental del Neandertal

Relacionado con la noticia reseñada en la entrada anterior se puede leer un abtract (citado al final de esta entrada) de la PaleoAnthropology Society en el que Petr Neruda, del Atropos Institute, Moravian Museum, habla sobre la capacidad mental del neandertal, contradiciendo a las suposiciones de Manuel Martín-Loeches con pruebas arqueológicas.

En él se dice que en la cueva Kulna, en la República Checa, se encuentran evidencias de un comportamiento creativo de parte de los neandertales.

La variedad de los materiales de caza allí encontrados indican que los neandertales se valían de un modelo oportunista de caza y de fabricación en piedra. Aprovechaban todos los ambientes ecológicos que podían, tanto de las colinas circundantes como las áreas boscosas.

Se infiere también que eran más sedentarios. Tenían una gran diversidad de herramientas, y la producción se había vuelto más estandarizada en los niveles más altos de ocupación.

En base al análisis del material descubierto allí el autor dice que se puede decir que la capacidad mental de los neandertales le permitió aplicar diferentes estrategias de comportamiento comparables a los Homo sapiens.


PaleoAnthropology Society Meetings 2006
25 April 2006

Economic Behavior and Mental Capacity of Neanderthals
Petr Neruda, Anthropos Institute,
Moravian Museum

This study presents archaeological evidence from the Middle Paleolithic stratigraphic sequence in Kůlna Cave (Czech Republic) to argue for the creative behavior of Neanderthals. The basis of this argument lies in the analysis of the operational sequence and raw material procurement.

The Middle Paleolithic stratigraphic sequence in Kůlna Cave includes both Taubachian and Micoquian traditions. Taubachian layer 11 is characterized by diverse non-Levallois discoid methods of blank production without clear preference to a particular kind of support. Single side scrapers, notches, denticulates, and archaic points dominate the assemblage and bifacial tools are rare. Raw material variability indicates a rather opportunistic model of stone procurement and animal hunting. Users of these tools took advantage of both the open hilly ecosystem of the “Drahany Plateau” and the forested areas.
Micoquian layers 7c, 7a, and 6a contrast to Taubachian layers. The Neanderthal way of life was more sedentary and there is also evidence of a logistical model of collecting strategy. There was a diversification of tool types. However, the technology of their production became more standardized; the discoid method shows fewer variants and the blade method of core reduction is comparable to the Upper Paleolithic method. The variability of raw material exhibits a similar “specialization” in specific types of stone. Unfortunately, we do not have the direct dates for the youngest layer, 6a, to assign it to the Early Upper Paleolithic occupation. From the typological and technological point of view, we assume that there was a direct development of the Szeletian from the Micoquian. Currently, we do not have enough evidence to argue that this transition is associated with the Aurignacian materials produced by modern humans.

The results indicate that mental capacity of Neanderthals allowed them to apply different behavioral strategies. Information about the operational sequence and the logistics of raw material procurement suggests that Neanderthal behavior was comparable to the behavior of anatomically modern humans.

jueves, marzo 30, 2006

Noticia: La mente del Neandertal

El periódico español digital El Cultural publicó un interesante artículo sobre la inteligencia de los neandertales. La introducción dice:
Un reciente artículo de la revista Journal of Human Evolution analiza la mente de los Neandertales, su comportamiento cognitivo y sus pequeñas, pero decisivas, diferencias con nuestra especie. Su autor, Manuel Martín-Loeches, director del área de Neurociencia Cognitiva del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos, explica para El Cultural las características de estos humanos en la batalla por la supervivencia. (Artículo completo)
En este artículo el autor habla de la diferencia entre la mente neandertal y la del Homo sapiens:
Una mente que era en todo muy similar a la nuestra. Pero les faltaba algo, una pequeña pieza en el engranaje mental cuya presencia en nuestra especie hizo de ésta la vencedora absoluta en la lucha por la supervivencia. Esa pequeña (pero tan valiosa) pieza la conseguimos por una pequeña mutación genética que debió ocurrir hace no mucho más de 150 mil años, incluso puede que mucho menos.

La consecuencia de esa pequeña mutación fue que, prácticamente de la noche a la mañana, y tras muchos miles de años con una mente muy similar a la de los neandertales, nosotros empezamos a ser capaces de retener y manejar más
cantidad de información en nuestra mente que ellos. Esto nos permitió tener una mayor visión (en el sentido amplio de la palabra) del pasado, del presente y hasta del futuro y, por lo tanto, ir más allá de las meras apariencias. Es lo que en términos de la Psicología Cognitiva se conoce como memoria operativa (en inglés, working memory), [...] Lo que aumentó en nosotros fue la capacidad de este tipo de memoria. Esa mutación bien podría haber ocurrido en el Neandertal, ya que su cerebro estaba tan preparado como el nuestro para haberla acogido, pues era tan grande o más que el nuestro. Pero no ocurrió.

Pues bien, para saber cómo era la mente del Neandertal no hay más que trabajar en sentido inverso. Es decir, tenemos que ver qué le ocurriría a nuestra mente si le quitáramos esa pequeña pero importante capacidad adicional. Al tener menor capacidad de memoria operativa que nosotros, los neandertales serían menos creativos. Para crear tenemos que anticipar, relacionando experiencias pasadas y presentes con posibles situaciones futuras. Que los neandertales tenían una mínima capacidad creativa está fuera de duda. Su tecnología era más avanzada que la de otras especies predecesoras dentro del linaje humano. Pero su creatividad debió ser muy limitada y poco frecuente, ya que mantuvieron durante un larguísimo período de tiempo una forma de elaborar herramientas que apenas evolucionó.

El autor en este último párrafo parece olvidarse de las pruebas que hay sobre comportamiento artístico y de la refinada tecnología de los neandertales. Incluso de lo dudoso que es a veces relacionar sitios con arte con Homo sapiens sin tener restos óseos que lo avalen.

También peca de exageración en este párrafo, al tratar a los neandertales como si fuesen simples animales:
La poca capacidad de los neandertales para anticipar acontecimientos explicaría algunos de los rasgos más sobresalientes de su personalidad. Cuando cazaban se exponían sin contemplaciones a situaciones altamente peligrosas con tal de conseguir sus objetivos más inmediatos (la caza y el posterior banquete que saciaría su apetito). No pensaban en el peligro que corrían por no tener capacidad para ello, por no caberles en sus mentes. Fruto de ello, los neandertales eran valientes, intrépidos, desafiantes. Dicen que la ignorancia es atrevida.
Al autor le falta ver un poco de documentales sobre animales carnívoros cazadores. Ningún cazador se expone a situaciones peligrosas, sino que buscan lo más fácil siempre, no se entiende por qué el autor dice lo contrario de los neandertales.

Luego habla del arte de los neandertales, que sería pobre, para en el párrafo siguiente afirmar que no existía en absoluto arte neandertal, o sea que se contradice:
Por último, los neandertales contaban con ese mecanismo lógico que busca agentes causales, es decir, quién o qué ha sido la causa de algo. Por tanto, contaban con lo imprescindible para tener creencias religiosas. Es más, parece que los neandertales celebraban ceremonias funerarias, lo que da idea de su creencia en un “más allá”. Pero sus creencias y actitudes religiosas eran pobres y sencillas. No eran capaces de elaborar complejas explicaciones teológicas como las nuestras. Tampoco tenían mitos con los que explicar el mundo y sus extrañas circunstancias. Esta religiosidad tan limitada explicaría, en último término, la ausencia de arte en esta especie. Con su memoria operativa no eran capaces de entender para qué podría servir una obra de arte.
Todas las evidencias que hay en el registro arqueológico sobre las ceremonias neandertales, y sus manifestaciones artísticas, según el autor serían pobres, y en el Homo sapiens serían excelentes, mientras que son exactamente iguales en el período de convivencia.
Sin duda un interesante artículo, mejor sería conseguir el original publicado en Journal of Human Evolution ya que este artículo publicado en El Cultural parece muy simplificado, al grado de parecer ingenuo y pecar de anticuado.

martes, marzo 28, 2006

Los neandertales podían pronunciar vocales

Un debate caliente en el mundo neandertal es el de si tenían o no la capacidad para hablar y crear un lenguaje.

Ya en 1971 el lingüista Philip Lieberman y el anatomista Edmund Crelin postularon la teoría de que los neandertales no tenían la capacidad de hablar, y desde ese entonces ha sido objeto de un duro debate. Lieberman y Crelin sostenían que una condición necesaria para realizar un número suficiente de sonidos vocales era tener la laringe en una posición baja.

Decían (y lo siguen haciendo hoy en día) que, como los recién nacidos, los neandertales no poseían esa base anatómica para el habla. Con lo cual no podían pronunciar vocales como a, i o u, e incluso algunas consonantes. Con esto ellos concluían que la falta de lenguaje podría haber sido la causa de su extinción frente a los parlanchines Homo sapiens.

El habla está controlada por el sistema nervioso central y por el área de Broca que se sitúa en el hemisferio izquierdo de la corteza cerebral. Y el encargado de llevar a la práctica el acto de hablar es el aparato fonador que está compuesto por tres grupos de órganos:

1. Órganos de respiración (Cavidades infraglóticas: pulmones, bronquios y tráquea)

2. Órganos de fonación (Cavidades glóticas: laringe, cuerdas vocales y resonadores -nasal, bucal y faríngeo)

3. Órganos de articulación (Cavidad supraglóticas: paladar, lengua, dientes, labios y glotis)

Es difícil saber si los humanos fósiles tenían la capacidad de hablar debido a que los componentes implicados no se preservan en el registro fósil. Aún así recientemente se descubrió en Medio Oriente restos de un neandertal entre los cuales había un hueso hioides (o hueso de la garganta: ver foto) que era similar al de un humano moderno.

Pero estudios recientes en los cuales se reconstruyeron estas partes por simulación de computadora prueban que el espacio laríngeo para los sonidos vocales de los neandertales no era más pequeño que el del hombre moderno. La posición de la laringe y la dimensión de la faringe eran iguales a las de los humanos modernos. Lo que hace inferir que los neandertales tenían la capacidad para el habla.

Asimismo nadie reclamó hasta la fecha que los adolescentes y las mujeres tuvieran dificultad alguna para contrastar los sonidos de las vocales, ya que tienen faringes más pequeñas que los hombres adultos.

Y más allá de la capacidad física para el habla, que según los estudios más recientes la tenían, los neandertales han dejado pruebas arqueológicas que hacen inferir que poseían un lenguaje para comunicarse. Estas son las evidencias artísticas, y de enterramientos rituales que indican un pensamiento simbólico. Sin un lenguaje que les sirviera para estar comunicados no podrían haber llegado a ese grado cultural.

sábado, marzo 25, 2006

Noticia: Cráneo de hominido de 200 mil años

La agencia de noticias Reuters y Ansa publicaron una nota sobre el descubrimiento de un cráneo que podría tener entre 200 y 500 mil años. La noticia dice:
Los restos, declaró Sileshi, podrían pertenecer “al intermediario entre el Homo erectus y el sapiens” y “abre una ventana sobre un crucial período del desarrollo de los seres humanos”.
El cráneo habría sido hallado hace dos meses en un conducto de un drenaje del río Gawin, al sudeste de la capital, Addis Abeba, por un grupo liderado por Sileshi Semaw, investigador etíope del Instituto sobre la Edad de Piedra de la Universidad norteamericana de Indiana.

Se puede ver una imagen del descubrimiento en un sitio en inglés de MSNBC. Según un experto , que leyó la noticia, el cráneo de la foto no parece muy diferente a otros especímenes africanos del pleistoceno medio.

Noticias en español:

Diario La Capital

Infobae.com

Diario Hoy


Editado 27/3: Informe de prensa en inglés del Gona Palaeoanthropological Research Project.

viernes, marzo 24, 2006

Esqueleto neandertal

Este sería el esqueleto completo de un neandertal, reconstruido por los antropólogos Gary Sawyer y Blaine Maley en el Museo de Historia Natural de Nueva York, en colaboración con el artista forense Víctor Deak. Compuesto de huesos de siete individuos diferentes, de varios sitios arqueológicos. (Imagen publicada en National Geographic News)

lunes, marzo 20, 2006

El mito del Neandertal bruto

Ninguno de nuestros antepasados prehistóricos arrastra con tal cantidad de prejuicios como el Hombre de Neandertal, tanto científicos como populares. Es algo corriente hoy en día que su nombre esté asociado a alguien que es bruto o arcaico, incluso está relacionados con la estupidez, la ferocidad y la fuerza bruta.

Muchas veces en el habla popular se utiliza el nombre neandertal como sinónimo de bruto, o estúpido. Estoy suscrito al sistema de noticias de Google con la palabra neanderthal (como llaman a los neandertales en inglés), y me llegan tres artículos por día de las noticias en las que utilizan esa palabra. El 90 por ciento de las veces es utilizada como sinónimo de retrógrado, bruto o idiota. Por el contrario la palabra neandertal (como es llamado en castellano), me llega sólo asociada a noticias que tienen que ver con nuestro Homo neandertalensis.

Una de las principales razones de que los neandertales hayan sido objeto de tantos prejuicios y malos entendidos es la fuerza que tienen las imágenes que se han difundido sobre ellos. La mayoría fruto de teorías rivales sobre la ascendencia humana, de quienes eran reticentes a aceptar al Homo neandertalensis como miembro de nuestra propia especie Homo sapiens.

Y así también esta imagen bruto del neandertal que se comenzó a formar comienzos del siglo XX, viene a suplantar al antiquísimo mito del hombre salvaje, que siempre existió en la sociedad humana. Hombres que vivían al margen de la civilización. Mito que podemos encontrar ya en la antigua Roma en la pluma del autor Plinio el Viejo.

Más tarde científicos como Marcellin Boule desarrollaron una imagen del neandertal parecida a los grabados medievales sobre los hombres salvajes. Boule fue quien descubrió los restos en la cueva de Chapelle-aux-Saints, y fue quien encargó la primera ilustración de neandertal (arriba a la derecha), en el año 1909. Apareció en la revista francesa L'Illustration y más tarde en la Illustrated London News. Resulta obvio que un ejemplar semejante, bestial, hirsuto, fue expulsado de la línea central de nuestro linaje.

Tampoco ayudó a la mala imagen que ya se tenía el que lo trataran de forma poco grata en la literatura especulativa. Ya en 1911 J. H. Rosny-Ainê, lo retrató en La guerra del fuego, novela corta. Más tarde, en 1921, H. G. Wells los describió de forma poco grata en The Grisly Folk. Recién en los 50 comenzó a suavizarse la imagen de los neandertales, con Los herederos (1955), de William Golding y el relato “El niño feo”, de Isaac Asimov, que si bien los describe de forma grosera y horribles los hace más inteligentes. Y finalmente en 1980 aparece el ciclo de Jean Auel que describe a los neandertales con términos más que elogiosos en su novela El clan del oso cavernario y secuelas.

No existe evidencia alguna de que los neandertales anduvieran encorvados, o se pasearan desnudos con mazas, ni que fueran peludos, de labios descomunales, ni que se comunicaran con gruñidos. Pero ya desde su descubrimiento, en la cueva Feldhofer, en el valle del río Neander (Neanderthal en alemán), los científicos adscribieron a una imagen nublada por la visión del hombre salvaje de la mitología, quedando así en el imaginario popular como el bruto cavernícola.

Se sabe que cuidaban de sus enfermos, de los ancianos y que enterraban a sus muertos. Se sabe que estaban capacitados para el habla y que tenían una tecnología efectiva.

Las nuevas evidencias fósiles están devolviendo al Neandertal al camino de un digno ancestro del que uno puede estar orgulloso.

Reconstrucción de una niña neandertal.

Imágenes:

Primera: El neandertal de la Chapelle-aux-Saints dibujado por Frantisek Kupka, con indicaciones de Marcellin Boule.

Segunda: Realizada por Charles R. Knight.


viernes, marzo 17, 2006

Noticia: Coexistencia entre Neandertales y Homo sapiens

Menor coexistencia entre Neandertales y Homo sapiens

La coexistencia entre el Hombre de Neandertal y el Homo sapiens habría sido más breve de lo que se creía, según probarían nuevos avances en datación con carbono.

Antes se creía que al Homo sapiens le había llevado 12 mil años ocupar Europa por completo llegando desde África a través de Medio Oriente. Pero a la luz de nuevos análisis de radiocarbono los científicos han debido repensar la cronología. Y todo indicaría que la interacción entre esas dos especies del género Homo habría sido menor en el tiempo, unos cinco mil años.

Las dataciones anteriores de restos fósiles y artefactos líticos indicaban que la propagación de los Homo sapiens desde el Medio Oriente a toda Europa habría ocurrido entre 43 mil y 36 mil años antes del presente. Pero la reevaluación de los datos sugiere que la expansión habría ocurrido entre 46 mil y 41 mil años antes del presente. Comenzando mucho antes y moviéndose más rápido de lo creído.

El estudio fue publicado en la revista Nature, y uno de sus autores, Paul Mellars dijo:

"Todo indica un período sustancialmente más corto de coexistencia cronológica y demográfica entre los primeros humanos modernos y los últimos sobrevivientes de las precedentes poblaciones Neandertales".

El Homo sapiens, los ancestros del humano moderno, aparecieron hace 150 mil años en África, y se propagaron por el mundo. El Homo neandertalensis es más antiguo, tiene una antigüedad de más de 200 mil años en Europa. Pero sus rastros desaparecen hace unos 30-25 mil años. Época que coincide con la llegada de los antepasados de los humanos actuales.

Coexistencia

La coexistencia entre las dos especies ocurrió, ya no quedan dudas de eso. Aunque la forma en que coexistieron sigue siendo materia de debate entre los antropólogos. Algunos abogan por un contacto violento. Los sapiens habrían luchado con los neandertales por los espacios de caza y por los alimentos. Otros creen que hubo una interacción entre las dos especies llevando a una cruza ínter específica que explicaría la aparición de fósiles que son híbridos entre neandertales y sapiens, datados algunos en épocas tan recientes como 25 mil años antes del presente.

En la ficción se trató mucho el tema, buscando explicaciones, o intentando recrear el momento del choque entre las dos especies.

La famosa película "La guerra del fuego" (1981) de Jean-Jacques Annaud contaba sobre la interacción de las dos especies en busca del fuego; basada en la novela homónima de J. H. Rosny.

En la literatura el tema tiene un tratamiento amplio al abrigo de la ciencia ficción. El premio Nóbel William Golding escribió una novela en 1961 llamada Los herederos. Justamente aborda el encuentro entre las dos especies, pero desde el punto de vista de los neandertales, pintándolos de una forma inusitada, ya que no serían los típicos brutos que se desprenden de las creencias populares. Pero sin alejarse del tópico que relata el encuentro como algo violento.

Otro autor famoso en relatar el evento fue Isaac Asimov, con su historia "El niño feo", en la cual mediante una máquina del tiempo se logra traer un niño neandertal al presente, quitándolo en el momento justo del choque violento de las dos especies.

Algo es seguro a la luz de los nuevos descubrimientos y eso es que los Homo sapiens y el Hombre de Neandertal convivieron, tal vez durante una menor cantidad de tiempo, pero lo hicieron. Ni a la luz de los descubrimientos actuales se ponen de acuerdo los científicos en la forma en que se llevó a cabo ese encuentro. Tampoco en la literatura. Sólo el futuro lo dirá.

¿Cómo eran los neandertales?

Descripción del Hombre de Neandertal

Su cuerpo no difería mucho del de un actual habitante del altiplano andino o un esquimal, con una cara parecida a la del famoso actor Arnold Schwarzenegger. Sus cuerpos eran cortos y anchos, una adaptación a la época de hielo en que vivieron, ya que con esta forma concentraban mejor el calor. El cerebro de los neandertales no difería mucho del nuestro, y en algunos casos llegó a ser más grande.

Su cara era larga y grande, dominada por una nariz muy amplia, y prominente, adaptada para respirar aires fríos, ya que al ser grande tenía muchos vasos sanguíneos que permitían calentar el aire antes de que llegara a los pulmones. La dentadura de los neandertales era grande y proyectada hacia adelante, mientras que tenían su mentón hacia adentro.

Estaban capacitados para el habla. Justamente nuevos descubrimientos permiten inferir con seguridad que ya se comunicaban entre sí.

Su tecnología era simple, pero efectiva: piedras muy bien talladas, como armas de caza, hachas, hasta elementos para el preparado de las comidas.

Los neandertales vivieron en la época de las llamadas Glaciaciones, período en que los hielos del Ártico llegaban hasta el norte de España y Francia, y cubrían gran parte de Norteamérica. En la Europa de los neandertales, las temperaturas eran las que hoy se pueden dar en Groenlandia, la Siberia rusa o el norte de Canadá.

Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Familia: Hominidae
Género: Homo
Especie: H. neanderthalensis

Artículos clave sobre el Neandertal:

- Historia de los Fósiles neandertales

-¿Por qué los neandertales tenían la nariz tan grande?

- Los neandertales podían pronunciar vocales

- ¿Eran pelirrojos?

- El mito del Neandertal bruto

- Capacidad mental del Neandertal

- Nosotros somos los raros, no los neandertales

- El hombre de neandertal lucha por un estatus humano

- ¿El primer neandertal era un irlandés idiota?

-Los neandertales tenían unas bocas muy grandes

-Martes 13, desmitificando 13 mitos sobre los Neandertales