sábado, febrero 24, 2007

Arqueólogos descubren un resto de cráneo humano de 130 mil años

Se ha descubierto un parietal humano de 130 mil años en Cova del Bolomor, cueva situada en Tavernes de la Valldinga (Valencia, España). En la cual se habían descubierto los indicios de fuego más antiguos de Europa.

Según se dice en Solociencia:

Este descubrimiento se ha efectuado en el nivel XIII de la excavación, que corresponde al período de hace entre 250.000 y 300.000 años. Previamente, en el año 2001, y en el nivel XI de la excavación, se había localizado otras hogueras correspondientes a hace unos 150.000 años.

"Es una pieza fundamental para estudiar la evolución humana en Europa”, aseguró en otros medios Juan Luis Arsuaga, el director de Investigación de Atapuerca y catedrático de Antropología Humana de la Universidad Complutense de Madrid.

El hallazgo fue presentado en la sede del Museu de Prehistoria de Valencia, a cuya colección pertenece el fósil. Durante su intervención, Arsuaga subrayó el “interés notable en el ámbito internacional” que presenta el parietal de Bolomor –que se encuentra incrustado en un bloque material brechoso– ya que está datado en una época poco conocida a causa de la “escasez de restos humanos que existe”.

Y seguimos con la noticia en Las Provincias:

No obstante, “queda mucho por saber” del que los científicos han bautizado como neandertal arcaico, que vivió en el tránsito del Pleistoceno Medio y el Superior, un momento “para el que hay pocos registros”, insistió Arsuaga, que comentó que en estos momentos está trabajando en una excavación en Madrid de la misma datación pero donde únicamente han aparecido dos dientes.

Además, climáticamente, este fósil se encuentra “en el anterior período interglaciar”, un momento cálido, por lo que en el Bolomor han aparecido restos de especies como el macaco, el hipopótamo o el rinoceronte. Por estos motivos, “este descubrimiento aparecerá en todos los catálogos y trabajos que se realicen sobre la evolución humana en Europa”, aseveró el experto.

Juan Luis Arsuaga llamó asimismo la atención sobre el lugar donde ha aparecido el parietal, la Cova del Bolomor, que constituye junto a otros dos yacimientos valencianos, el de Malladetes (Barx) y Parpalló (Gandia) conforman “un conjunto que me atrevería a comparar con el de Atapuerca”, afirmó.

Por su parte, Helena Bonet, directora del Museo de Prehistoria, explicó que el hallazgo se produjo al estudiar uno de los bloques de material brechoso que rodaron al pie de la cavidad de la cueva a consecuencia de las extracciones mineras que se realizaron a finales del siglo XIX e inicios del XX y que fueron recogidas en 1982 para custodiarlos en el Museu de Prehistoria. Tras la creación del Gabinete de Fauna Cuartenaria del museo en el año 2000 comenzó el estudio exhaustivo de este material, que ha dado como resultado el descubrimiento del parietal.

Inocencio Sarrión, responsable de este departamento, ha publicado ya un artículo sobre el cráneo en la revista ‘Archivo de Prehistoria Levantina’ pero “aún quedan muchas decisiones que estudiar y tomar”.

Se dice en el periódico El País :

En realidad, el fósil craneal estaba en el Museu de Prehistòria desde 1982. A pesar de documentarse su valor prehistórico ya en el siglo XIX, la Cova de Bolomor había sufrido primero extracciones minerales y en la década de los treinta explosiones de una cantera muy cercana. De modo que bloques de material brechoso habían rodado cueva abajo y se encontraban esparcidos por los alrededores, explicó Bonet. En 1982 fueron recogidos y llevados al museo. Tras la creación en 2000 del Gabinet de Fauna Quaternària comenzó el estudio exhaustivo de este material.
Publicar un comentario