miércoles, marzo 14, 2007

¿Los australopitecos eran bajitos para pelear mejor?

Según una nueva teoría los australopitecos mantuvieron las piernas cortas durante 2 millones de años porque un físico y postura baja ayudaría a los machos a luchar por el acceso a las mujeres.

"Las piernas cortas aseguraban a los australopiteco el éxito en el combate", explicó el profesor de biología David Carrier en un artículo publicado en la edición de marzo de la revista Evolution. "Los australopitecus mantuvieron las piernas cortas durante dos millones de años porque un físico compacto y más estable ayudaba a los varones a combatir por las mujeres", revela el profesor en su investigación, y explica que los hombres más bajos eran los más agresivos, probablemente porque conocían esta ventaja.

Anteriormente el argumento para explicar las piernas cortas de los australopitecos era que les ayudaba a trepar a los árboles, algo que todavía era importante para ellos, ya que formaban parte de su hábitat.

La altura de los australopitecos varía de un metro en las hembras a el metro y medio en los hombres. Vivieron entre los 4 y 2 millones de años, y durante ese período tenían piernas más largas que los chimpancés, pero bastante más cortas que las de los humanos modernos.

"Así que la cuestión es ¿por qué los australopitecos mantuvieron las piernas cortas durante 2 millones de años?", se pregunta Carrier en ScienceDaily. Y sigue: "Entre los expertos en primates, la hipótesis del australopiteco trepador es la explicación a la pregunta. Mecánicamente, tiene sentido. Si uno está caminando sobre una rama bien arrriba sobre el suelo, la estabilidad es importante porque si uno cae, y es grande no habrá otro resultado más que la muerte. Las piernas cortas harían que el centro de masa esté más bajo, y por ende tendrían más estabilidad".

Pero Carrier no está de acuerdo, él dice que: "con las piernas cortas, el centro de masa está más cerca del suelo. Eso lo deja a uno más estable para así no poder tirado al suelo de un golpe de forma tan fácil. Y con las piernas cortas, uno tiene más palanca mientras forcejea con su oponente".

Carrier analizó el largo de las piernas y los indicadores de agresión en nueve especies de primates, incluyendo humanos cazadores recolectores. Antes ya había estudiado la relación entre largo de piernas en los perros con su habilidad para luchar.

Luego de este estudio, Carrier concluye que el largo de las piernas está correlacionado inversamente con los indicadores de agresividad: primates con grandes diferencias en el tamaño corporal entre machos y hembras, y con dientes caninos más largos, tienen piernas más cortas, y por ende muestran más combates entre machos.

Pero como dice John Hawks en su blog, los australopitecos no tienen caninos largos, y el dimorfismo (diferencia macho-hembra) es un tema todavía sujeto a debate, por lo que la comparación no funcionaría.

Para más detalles ScienceDaily, en inglés, el paper no está disponible todavía.

Publicar un comentario