martes, abril 03, 2007

Los H. sapiens más antiguos de China no provendrían de África

Un nuevo estudio sobre los restos fosilizados de los humanos modernos más antiguos encontrados en China, indicaría que los primeros Homo sapiens chinos no habrían llegado de África, según distribuye la agencia china Xinhua. El estudio será publicado en la revista Proceedings of the U.S. National Academy of Sciences el 3 de abril. (Imagen Eurekalert)

Los nuevos descubrimientos muestran que la teoría de que los humanos modernos se esparcieron hacia el este desde África no le hace justicia a la complejidad de la evolución humana, dijo Shang Hong, ciantífico del Instituro de paleontología de vertebrados y paleoantropología de la Academia de ciencias china.

Shang Hong, Tong Haowen, junto con otros colegas, más el paleoantropólogo Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington, examinaron los 34 fragmentos de esqueleto, una mandíbula incluida, descubierto en 2003 en la cueva Tianyuan, Zhoukoudian, en los suburbios de Beijing. Los restos tienen una antigüedad de entre 35.500 y 42 mil años.

Los expertos dijeron que la mayoría de las características del esqueleto coinciden con las de los humanos modernos, mientras que algunas otras están más en semejanza con los humanos arcaicos.

"De este periodo de tiempo, que es esencial para entender la extensión del hombre moderno por el mundo, tenemos dos fósiles bien datados en el este de Asia", explica Trinkaus en El País. "Tenemos los restos de la cueva Niah, en Sarawak, Borneo, y ahora este especimen de China. Si vamos al oeste, los siguientes fósicles están en Líbano, no hay nada entre medias". Luego de ese período también está el hombre de Mungo, de Australia.

El individuo de Tianyuan tenía gandes dientes delanteros, igual que otros restos arcaicos, lo que hace pensar a Trinkaus y colegas, que los H. sapiens de África se habían mezclado con las poblaciones existentes, presumiblemente el H. erectus asiático.

La teoría "fuera de África" sostiene que los humanos podernos aparecieron hace entre 200 y 160 mil años en el este de África, y luego migraron hacia otras partes del mundo, hace entre 35 y 89 mil años, y en el camino barrieron con todas las especies homínidas preexistentes (neandertales, H. erectus), sin mezclarse.

Pero Wu Xinzhi, de la Academia de ciencias china, dijo que el descubrimiento muestra que los humanos arcaicos del territorio actual de China no fueron totalmente reemplazados por los humanos modernos de África.

Hay otros paleoantropólogos que no están de acuerdo con la teoría "fuera de África" y abogan por la llamada "Multirregional", en la que se dice que la evolución del ser humano se dio en diferentes lugares, varias veces, descendiendo de las poblaciones anteriores, y que todas tuvieron contacto entre sí, mezclándose, no eliminándose. Los ancestros del hombre habrían emigrado de África hace al menos 1.5 millones de años.

Los recientes decubrimientos de Kostienki, demostraron que en la Rusia central, ya había H. sapiens hace 45 mil años. Lo que se viene viendo desde hace años es más una unión de estas dos teorías. El Homo sapiens apareción en África, no en todos lados, pero no reemplazó a todos los homínidos preexistentes, sino que se cruzó con ellos. Lo que todavía no puede ser explicado es por qué fueron los sapiens los que absorvieron a los otros. Trinkaus dice: "La pregunta es, ¿de dónde salieron estos rasgos? O los desarrollaron de la nada, que que no es muy probable, o, en algún grado, se cruzaron con grupos arcaicos. El sexo es algo pasa y no lo encuentro ni inquietante ni sorprendente".

En El País se dice:

El análisis de los huesos ha revelado otros detalles interesantes sobre el modo de vivir del individuo de Tianyuan. Según el desgaste de sus dientes, se estima que murió entre los 40 y muchos y los 50 y pocos. Los científicos no han podido determinar, sin embargo, cuál era su sexo, ya que no han localizado la pelvis. El especimen de Tianyuan muestra además numerosos síntomas de enfermedad como, por ejemplo, que había perdido muchos de sus dientes. También sufría numerosas lesiones en las piernas, que no le impedían mantenerse activo.

Otro dato sorprendente es que, al parecer, llevaba zapatos. O eso indica el estado de sus dedos de los pies. De ser cierto, haría retroceder en el tiempo las primeras evidencias de calzado unos 10.000 años.

Esperaremos a leer el artículo de PNAS a ver qué agrega, por lo que pude leer por allí se dan ejemplos de animales híbridos. Ya les contaré.

EDITADO (5/4/07): John Hawks ha escrito una entrada interesante en su blog sobre este tema y resume un poco el artículo de PNAS que todavía no ha sido publicado.

Publicar un comentario