miércoles, julio 18, 2007

El interior ibérico estuvo habitado hace más de 15.000 años pese al clima riguroso

Los últimos hallazgos prehistóricos confirman que el interior peninsular Ibérica estuvo habitado hace más de 15 mil años pese a la rigurosidad del clima, indicó María Soledad Corchón, catedrática de Prehistoria de la Universidad de Salamanca, quien intervino en el XVII Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo, como se cuenta en La Flecha.

Corchón es catedrática de Prehistoria de la Universidad de Salamanca, y responsable de numerosas excavaciones arqueológicas en la Cornisa Cantábrica y en la Meseta española. Desmintió la creencia científica de que en el interior de la Península Ibérica no existieron asentamientos humanos tan antiguos como en el litoral cantábrico por sufrir una climatología mucho más adversa, ya que, según precisó, "así lo confirman las últimas excavaciones que hemos realizado".

Aclaró que, aunque no existe pleno consenso entre los arqueólogos, la Meseta española tuvo grupos humanos numerosos en asentamientos estables "desde hace al menos unos 15.000 años". También aludió a numerosas y variadas manifestaciones artísticas rupestres en el interior peninsular que ratifican la presencia humana incluso en un entorno climático de una gran rigurosidad.

Corchón agregó que estas muestras artísticas en la Meseta española, localizadas tanto en el interior como en el exterior de cuevas, reafirman contactos y vínculos entre los grupos humanos ubicados hace miles de años en el interior peninsular y en el litoral del Cantábrico. Esas similitudes formales y estilísticas entre las manifestaciones artísticas halladas en la Meseta y en la Cornisa Cantábrica no sólo certifican contactos humanos sino que incluso "es probable que se tratará de los mismos grupos en constante desplazamiento".

Publicar un comentario