miércoles, julio 18, 2007

Estudio osteológico demostraría que el ser humano es tan sólo originario de África

Un nuevo análisis de más 6000 cráneos procedentes de todo el mundo, combinado con estudios sobre las variaciones genéticas en los humanos, demuestra la teoría de que el ser humano es sólo originario de África.

Dos corrientes dividen actualmente a los paleoantropólogos ue investiga el origen del ser humano moderno.

Por un lado, el modelo 'Out of Africa' afirma que el Homo sapiens es originario de un único punto del continente africano desde el cual pasó a colonizar otros continentes.

Por otro, se defiende que la evolución del Homo erectus al Homo sapiens se registró en varios puntos del globo de forma independiente.

Hasta ahora, los estudios genéticos daban la razón a los defensores de un origen africano común, mientras que de los análisis de osamentas se obtenían resultados ambiguos.

Los resultados del informe, publicado hoy en la revista científica británica Nature (todavía no online), muestran que la diversidad genética disminuye a medida que la población se aleja más de África, lo que coincide con la teoría de que la población mundial del presente desciende de un número reducido de Homo sapiens que emigró de África.

Asimismo, al estudiar los cráneos de más de 105 poblaciones distintas descubrieron que sus atributos físicos no sólo variaban más entre los ejemplares del mismo sureste de África, sino que las diferencias disminuían cada vez más cuanto más alejada del continente africano era la zona de donde provenían.

Los orígenes y la dispersión de los primeros humanos anatómicamente modernos ha centrado un debate entre los que sitúan su origen en una región del África subsahariana y los que sostienen que distintas poblaciones evolucionaron de forma independiente desde el Homo erectus al Homo eapiens en distintas áreas del planeta.

El primero de los escenarios, apoyado en análisis genéticos, implica una expansión de los humanos hacia Oriente Medio, Europa, Asia, Oceanía y América a partir de un reducido número de emigrantes, lo que habría conducido a una pérdida de la diversidad genética a medida que se incrementaba la distancia con el continente africano.

Liderados por el Dr. Andrea Manica, del departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, los investigadores sostienen que el estudio demuestra "de forma definitiva" que los humanos del presente se originaron en una única zona de África.

'Hemos asociado los datos genéticos con las nuevas medidas de una gran muestra de cráneos para demostrar definitivamente que el hombre moderno es originario de una única región del Africa subsahariana', según el doctor Manica. Y también dijo (en Telecinco): "pese a que hay quien ha intentado utilizar las medidas de los cráneos como argumento para defender la multioriginalidad del ser humano por todo el mundo, nuestras pruebas con los cráneos, combinadas con las investigaciones genéticas han demostrado definitivamente la que la raza humana nació en un área del África subsahariana".

Para asegurar la validez de sus resultados, el equipo de científicos británicos intentó utilizar sus datos para encontrar orígenes de los primeros humanos modernos fuera de África, experimento que concluyó sin resultados.

Manica le contó a Reuters que "No estamos diciendo que no hubo ni una sola cruza entre Homo sapiens y los neandertales. Pero puedo decir, confidencialmente, que sea cual sea el producto de esa cruza, no afectó a la población entera".

El paleoantropólogo Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington, dijo en Scientific American que pocos expertos dudan hoy en día del escenario "Fuera de África", en terminos generales. "El tema es cuanto se interrelacionaron los Homo sapiens que salieron de África hace 50 mil años con los otros grupos arcaicos que ya habitaban en el resto del mndo", alquo que tal vez nunca sepamos.

Fuentes en castellano:
La FM (EFE) y Terra (AFP)

En inglés:

Reuters

Scientific American

National Geographic

Eurekalert

Publicar un comentario