jueves, octubre 30, 2008

Nuevo enfoque multidisciplinario para el Poblamiento de América

Un nuevo estudio multidisciplinario arroja nueva información sobre el Poblamiento de América. No hubo una única ola pobladora, sino un flujo continuo entre Asia y América, según estudios genéticos y morfológicos.

image Desde 1986 no se realiza un estudio y modelo multidisciplinario para explicar el asentamiento del ser humano en América. Se han realizado diversos estudios aislados desde la genética, desde un yacimiento en especial, sobre un cráneo, pero nada que una todos los aspectos, y por consiguiente muchos de los descubrimientos o hipótesis se anulan entre sí.

En el nuevo estudio, de Rolando González-José y colegas (autores de un interesante estudio sobre neandertales), enfoca el estudio del poblamiento americano desde diferentes disciplinas. Han realizado un estudio concienzudo de 576 cráneos de diversas épocas y lugares, desde los primitivos americanos, primitivos asiáticos, a humanos modernos.

Lo que descubrieron es que la forma del cráneo y rostros de los antiguos asiáticos y los paleoamericanos son dos extremos de una variación morfológica continua. “Nuestros resultados también sugieren un contacto entre las poblaciones asiáticos y americanos del ártico tuvo lugar durante el holoceno”, dicen los autores en el estudio. El holoceno comienza hace 10 mil años, así que tiene que haber ocurrido en ese período.

Los autores también utilizaron información genética, aparte de la antropología física. “Este modelo”, dicen los autores, “tiene en cuenta a una población fundadora, que ocupó Beringia durante la última glaciación, caracterizada por una alta diversidad craneofacial”.

Según las concluciones de los autores, no hubo una única ola pobladora, sino un flujo continuo de contacto entre las poblaciones de Asia y de América una vez ya asentadas. Eso se desprende del estudio tanto de la morfología de los cráneos como de las pruebas genéticas.

Según los autores Beringia fue “la patria de los nativos americanos, y el escenario inicial para algunos de los procesos evolutivos más importantes que llevaron a al menos una parte importante de su diversidad biológica y cultural actual”.

Referencia

* The Peopling of America: Craniofacial Shape Variation on a Continental Scale and its Interpretation From an Interdisciplinary View. Rolando González-José, Maria Catira Bortolini, Fabrício R. Santos, and Sandro L. Bonatto. Am J Phys Anthropol. 2008 May 14; : 18481303


Publicar un comentario