martes, septiembre 15, 2009

El origen evolutivo de la mano humana

Vía SINC

Tradicionalmente se ha visto al ser humano como el corredor más destacado en esa supuesta carrera que algunos entienden por evolución. Uno de los últimos estudios publicados por el Institut Català de Paleontologia contribuye a contrarrestar esta visión antropocéntrica de la evolución ya que demuestra que la mano humana es la que menos se ha alejado de la forma que tenia en el antepasado común con chimpancés, gorilas y orangutanes.

image Una investigación del Institut Català de Paleontologia basada en los fósiles del Pierolapithecus catalaunicus (considerado un homínido muy primitivo, que habitaba lo que ahora es Catalunya hace unos 12 millones de años), también conocido como Pau, ha aportado nuevos datos al origen de los homínidos actuales (chimpancés, gorilas, orangutanes y humanos), concretamente en lo respectivo a la forma de sus manos y la manera de desplazarse derivada de esa forma.

El trabajo, que ya está disponible en su versión digital, será publicado en la prestigiosa revista internacional Journal of Human Evolution, la más importante en el campo de la evolución humana.

Los investigadores han hecho un estudio de la forma y el tamaño de las falanges de la mano del Pierolapithecus y las han comparado con las de los humanos modernos, así como con las de diversas especies de primates actuales y fósiles, con el objetivo de buscar a cuál de estos grupos se parece más.

Los chimpancés, gorilas y orangutanes utilizan sus manos a modo de gancho para colgarse de las ramas de los árboles y de la misma forma, tienen un pulgar corto que no utilizan para moverse.

Muchas teorías clásicas apuntaban a que el ancestro del grupo de los homínidos debía tener una mano larga como la de estos primates y que, con el tiempo, los humanos habríamos reducido la longitud de nuestras manos para poder manipular objetos de una forma más precisa y ser capaces, por ejemplo, de fabricar herramientas.

En cambio, Pierolapithecus muestra que la mano de los primeros homínidos era corta y con un pulgar relativamente largo que serviría para desplazarse a cuatro patas por encima de las ramas agarrándose de forma segura en lugar de colgarse. Esto indicaría que la mano humana tendría una estructura general más primitiva que la de los orangutanes, los chimpancés o los gorilas actuales.

Por lo tanto, parece ser que chimpancés, gorilas i orangutanes no son especies "que se han quedado por el camino" en la evolución hacia los humanos sino que en determinados aspectos han evolucionado tanto o más respecto el antepasado común como nosotros mismos, siguiendo su propio camino.

Fuente: Institut Català de Paleontologia

9 comentarios :

Anónimo dijo...

¿Qué es Catalunya?

Homo libris dijo...

Bueno, todas las especies han evolucionado y avanzado en los respectivos campos donde han debido especializarse. Esa evolución no es más importante (ni menos) que la humana en otros aspectos.

Obviamente, la visión antropocéntrica que nos quiere hacer ver como más evolucionados que el resto de especies es una falacia, y el estudio tiene su importancia al hacer ver cómo se ha producido una especialización de la mano de otras especies, pero no implica algo "desconocido" respecto a la evolución y especialización de determinados órganos y funciones corporales.

En cuanto al señor Anónimo, obviamente "Catalunya" es "Cataluña". Es cierto que el topónimo debería estar escrito como "Cataluña", aunque veo que la fuente de la noticia comete ese mismo error, por lo que simplemente habrá sido trasladado al blog.

Lo que sí veo grave, señor Cagliani, es el desliz de la "i" latina en la enumeración "chimpancés, gorilas i orangutanes".

Saludos, y enhorabuena por el blog, que sigo desde hace años, aunque no siempre me animo a hacer comentarios :)

Millán Mozota dijo...

Me gusta mucho el enfoque de la noticia en el post, poniendolo en un contexto que hace ameno el tema (que de por si es bastante arido).

Martín Cagliani dijo...

Cabe aclarar, que no la escribí yo la nota, sino que la tomé del SINC, que se ve que la tradujeron del catalán, y se olvidaron muchas partes, algunas las arreglé, pero se ve que quedaron otras sin arreglar.

Homo libris dijo...

Sí, vi que la noticia ya tenía esas carencias en la redacción. Mi confusión vino también al no quedar muy claros los párrafos que son citados de la noticia y los que no :)

Saludos.

Martín Cagliani dijo...

Ah, generalmente, cuando coloco la fuente arriba de todo, es porque lo que viene abajo es tal cual en la fuente de origen, si bien por lo general le hago correcciones y modificaciones si es que veo errores. Pero si ya sólo la uso de fuente y le hago agregados y reformulo mi propia nota, entonces coloco la fuente abajo de todo, junto con las otras que haya usado.

Anónimo dijo...

Mmmm después de leer estos interesantes comentarios, he llegado a la conclusión de que el hombre de Neandertal era muy primitivo, porque tenía mala ortografía.

Anónimo dijo...

Es una noticia interesante, pero para mí las conclusiones quizá sean un poco precipitadas. Me explico: según los autores del estudio, Pierolapithecus es un cuadrúpedo arborícola, lo cual quiere decir que es plesiomórfico respecto a Proconsul y Afropithecus. Contemporáneo a estos dos taxones está Morotopithecus, con capacidades para el balanceo en las ramas. De Pieralopithecus seguramente descendió Dryopithecus (o Hispanopithecus), que vivió en la misma zona un millón de años después, y que también se balanceaba por las ramas. Me da la sensación que esta rama europea procedente de África (que también incluiría los dryopitecos de Rudabanya -Hungría- y Oreopithecus -Italia-), fueron unos homínidos que se extinguieron con la crisi Turoliense sin descendencia. Pienso que poco tienen que ver con la evolución humana o la de los otros homínidos actuales (orang., gorila y chimp.). Los orangutanes descenderían de los sivapithecos asiáticos, la otra rama africana. Mientras que los gorilas, chimpancés y humanos tendrían un antepasado común en África (posiblemente del grupo de los kenyapitecos). Todo ello me lleva a la conclusión que los cambios o no en la morfología de la mano o del esqueleto locomotor en los dryopitecinos europeos poco tiene que ver con los cambios en la locomoción de los homínidos actuales.

Eneas dijo...

A ver si puedo aclarar las dudas de Anónimo: Catalunya es un país que forma parte del Reino de España (como Inglaterra lo es del Reino Unido de la Gran Bretaña, vamos).
Por otro lado, supongo que tu pregunta obedeció a cómo transcribió Martín el topónimo (en su grafía original, en vez de la castellana). Al fin y al cabo, es exactamente lo mismo que escribir Göteborg en vez de Goteburgo.
Espero haber contribuido a aclarar esta cuestión del todo marginal, pues lo que aquí interesa es el origen de la mano humana, ¿no?