viernes, febrero 27, 2009

Descubren huellas humanas de hace 1,5 millones de años en Kenia

Han descubierto en Kenia, huellas humanas datadas en 1,5 millones de años de antigüedad. Al parecer se trata de cuatro rastros y otras huellas sueltas. Se cree que quienes las dejaron eran Homo erectus, ya que en palabras de los descubridores “habían alcanzado evolutivamente una función de los pies y un estilo de locomoción bípeda esencialmente modernas".

Una de las huellas de homínidos de hace 1,5 millones de años halladas en Kenia. | Science Las huellas fueron presentadas en la última edición de la revista Science, por un equipo científico, dirigido por el investigador de la Escuela de Ciencias de la Conservación de la Universidad de Bournemouth en Reino Unido Matthew R. Bennett.

Un equipo científico, dirigido por el investigador de la Escuela de Ciencias de la Conservación de la Universidad de Bournemouth en Reino Unido Matthew R. Bennett, presenta hoy en la revista 'Science' el hallazgo de dos pruebas fósiles de huellas de pisadas que aclaran la evolución de la forma de andar que conservamos los humanos.

Las huellas fueron descubiertas por un equipo dirigido por John W.K. Harris en dos estratos sedimentarios situados en Ileret (Kenia), a tan sólo unos kilómetros de distancia del lago Turkana. En el estrato más reciente se encontraron dos rastros con dos huellas cada uno, y en otro con siete huellas seguidas, y algunas otras aisladas. En el otro estrato, cinco metros más abajo, hay un rastro con dos huellas. (ver video)

Si recuerdan, el lago Turkana es famoso por haber arrojado al niño de turkana, uno de los erectus más completos, y al también famoso KNM ER 1470.

“Estamos convencidos de que las huellas fueron hechas por un Homo ergaster o por un primitivo Homo erectus y que, además, tenía una forma de andar y una anatomía del pie como las del hombre moderno”, dijo Matthew R. Bennett.

Los investigadores digitalizaron con un escáner láser óptico las nuevas huellas, para poder compararlas con las encontradas en Laetoli y con las del ser humano moderno. Un ángulo pequeño entre el dedo gordo y el eje del pié, el arco longitudinal de la planta y la distribución medial del peso durante el avance de la pisada son los tres rasgos distintivos de la pisada humana moderna.

El análisis mostró que la especie de Laetoli no muestra ni los rasgos distintivos de la anatomía de los homínidos modernos ni su forma de andar. En cambio, las nuevas huellas de Ileret coinciden con las del ser humano. “Andaban como nosotros y, probablemente, eso ayudó a esta especie en su migración fuera de África”, dijo Bennett.

“Mucha gente predijo esto”, dijo Harris, el descubridor, “pero ahora tenemos la evidencia sólida para la anatomía del pie moderno. Es como un rompecabezas gigante, y estas huellas complementan al esqueleto del otro lado del lago”.

El famoso paleoantropólogo español Eudald Carbonell opinó: “La importancia de este descubrimiento es haber encontrado fosilizada una de las adaptaciones claves de los homínidos, nuestro particular modo de locomoción. Desplazarse utilizando dos extremidades constituye una adaptación de nuestros antepasados que surgió hace al menos 4 millones de años”.

Estas son las pisadas más antiguas atribuidas a nuestro género Homo, ya que las otras huellas más famosas, son las de Laetoli, de hace 3,7 millones de años, y pertenecientes a australopitecos.

Ver material suplementario con más detalles y fotos aquí en Mundo Neandertal.

Fuentes en español: El Mundo, Eudald Carbonell.

Fuentes en inglés: Video Universidad de Rutgers, informe Rutgers, Livescience (más fotos), Scientificfrontline (más fotos).

image

jueves, febrero 26, 2009

Las mujeres en la prehistoria, día internacional de la mujer

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, aquí en Mundo Neandertal no queremos ser menos, y vamos a homenajearlas con un especial sobre las mujeres en la prehistoria.

image Un ejemplo que lo que cómo vivían las mujeres en tiempos de nuestros antepasados homínidos, es lo que lo que se ha descubierto hace poco sobre las mujeres del Homo heidelbergensis, quienes hace medio millón de años no sufrían tanto en los partos como las mujeres actuales.

Esto se debe a que la pelvis de las mujeres de entonces era más anchas que la de las mujeres de hoy. Pero la contraparte es que necesitaban para la gestación y lactancia el doble de calorías que las demandadas hoy para lo mismo.

Otra cosa que sabemos sobre las mujeres en la prehistoria, es que mientras más rechonchitas y con curvas, más apreciadas, al menos ese se desprende del arte paleolítico, en el que se ven las famosas estatuillas conocidas como Venus, con abundantes curvas y voluptuosas por todos lados.

También se sabe que tanto entre neandertales como entre los sapiens, existía una división del trabajo entre hombres y mujeres, deberían esperar unos cuantos milenios a por la igualdad.

Si quieren un rostro, de una mujer neandertal, pueden ver el de la foto adjunta, que pertenece a una reconstrucción reciente.

Una de las mujeres prehistóricas más famosas de los últimos tiempos, es LB1, más conocida como la hobbit de Flores, o el esqueleto más completo del homínido enano Homo floresiensis. Una mujer de unos 25 kilogramos y tendría unos 30 años a la época de su muerte, hace 18 mil años.

También sabemos gracias a la paleoantropología que La columna vertebral femenina evolucionó de forma diferente hace 2 millones de años. Sí, hombres y mujeres son diferentes, incluso en la estructura de la columna vertebral. Esto debido a la adaptación anatómica que supuso para las mujeres convertirse en bípedas y tener que soportar el peso físico de un embarazo sobre dos pies.

Los investigadores aseguran que esta transformación y división estructural en la también conocida como raquis, elemento óseo que ayuda al ser humano a poder caminar erguido sobre dos pies, se produjo hace dos millones de años, cuando caminaban por África los australopitecus y los Homo habilis.

Y para terminar, los dejo con una entrevista a Margarita Sánchez Romero, especialista en mujeres en la prehistoria, donde aclara muy bien el lugar de la mujer en la prehistoria.

Los Homo erectus no podían hablar

Un estudio reciente ha analizado el hueso hioides de un Homo erectus, y han descubierto que este antepasado de nuestra especie no estaba capacitado para hablar.

image El hueso hioides en cuestión fue descubierto en Castel di Guido, cerca de Roma, Italia, y fue datado en 400 mil años.

Un análisis detallado del hueso, muestra que tiene la forma de barra característica de los Homo, en contraste con la forma abultada de los monos africanos y de los Australopitecos.

Es diferente de los únicos hioides conocidos, que son los de un neandertal de Kebara y uno de El Sidrón, un Australipitecus afarensis, y un Homo heidelbergensis. También difiere de los de los sapiens actuales.

Según dicen los autores en el estudio, este hueso hioides es más parecido al de los australopitecos y al del chimpancé que al de los humanos actuales.

No se ven impresiones de los músculos en el hueso, que serían indicadores de que el hioides podía subir y bajar, lo que permitiría modular el largo del tracto vocal, y por ende modular la voz. Esto, dicen los autores, es evidencia de que “los Homo erectus tenían una capacidad menor para comunicarse con un lenguaje articulado”.

Referencias

A Homo erectus Hyoid Bone: Possible Implications for the Origin of the Human Capability for Speech. Luigi Capasso, Elisabetta Michetti and Ruggero D'Anastasio. Coll. Anthropol. 32 (2008) 4: 1007-1011.

miércoles, febrero 25, 2009

Los neandertales morían jóvenes, no pasaban los 30

¿Conocían los neandertales a sus abuelos? En un simposio realizado el pasado 13 de febrero, Rachel Caspari , de la Universidad de Michigan, responde a esta pregunta con un no. Al parecer los neandertales no eran longevos, morían jóvenes, no pasaban los 30 años de edad.

image Caspari analizó decenas de fósiles neandertales de 120 mil años de edad del yacimiento Krapina, en Croacia. Excavado hace más de 100 años, este yacimiento cuenta con los restos de entre 75 y 83 individuos neandertales, que se acumularon a lo largo de unos 10 a 20 mil años.

Caspari estima la edad de todos estos individuos a partir del esmalte de los dientes; en los jóvenes generalmente los dientes están perfectos, pero en los de más edad el esmalte se ha desgastado por completo.

Luego de darle una edad a cada individuo de Krapina, Caspari descubrió que la mayoría moría antes de los 30 años. “Hay muy pocos neandertales ancianos, si es que hay alguno”, dijo. De cada 10 adultos jóvenes, sólo se encontraron 4 neandertales de más edad.

En contraste, en yacimientos de Homo sapiens del paleolítico superior (o sea mucho después de la época de Krapina), por cada 10 jóvenes adultos había 20 adultos de más edad, dice Caspari. Aclara también que los sapiens de la misma época de los neandertales de Krapina, también morían jóvenes, no es necesariamente algo de una única especie.

El incremento de los mayores pudo haber tenido unas consecuencias muy grandes tanto en el comportamiento como en el traspaso de la cultura. Los ancianos pueden cuidar a los jóvenes y pasar sus conocimientos, su experiencia. También el que haya más adultos implica poblaciones más grandes.

Menos mal que no soy un neandertal, ya estaría muerto.

Fuente: Science




martes, febrero 24, 2009

Calculadora Prehistórica

Les recomiendo este artículo sobre el famoso Hueso Ishango, está bastante completo:

Blog Archive » Calculadora Prehistórica: "El Hueso de Ishango es un peroné de babuino del 18.000- 20.000 a.C. (paleolítico superior) al que se le han realizado unas muescas en sus tres lados que siguen ciertas pautas matemáticas y que se cree servían para contar y realizar operaciones básicas."

viernes, febrero 13, 2009

El esmalte dental de los homínidos dice qué y donde comían

Les dejo algunas partes de un artículo que publiqué en Espacio Ciencia:

Una nueva técnica les permite a los arqueólogos rastrear los movimientos y la alimentación de los homínidos extintos a través de las estaciones y los años a medida que iban comiendo en su camino recorriendo el paisaje africano.

Matt Sponheimer, profesor de antropología de la Universidad de Colorado, Estados Unidos, y autor principal del estudio, dio a conocer su método y sus conclusiones en la reunión anual de la American Association for the Advancement of Science, que se lleva a cabo entre el 12 y el 15 de febrero en Chicago. La misma donde se dio a conocer el primer borrador del genoma neandertal.

Sponheimer se especializa en el análisis de los isótopos estables, comparando formas particulares del mismo elemento químico, como el carbono, presente en los restos fósiles, para ayudar a reconstruir la vida pasada de los homínidos.

O sea que gracias al estudio de los esmaltes dentales, ahora los paleoantropólogos pueden conocer qué comían, y gracias a esto saber cómo eran los medioambientes en los que se movían, y también saber sus movimientos. Estos últimos se conocen porque el esmalte dental se va acumulando a lo largo de la vida de cada individuo, y entonces pueden saber qué y donde comían cuando nacieron, y si ese lugar y alimento era diferente a cuando fallecieron.

Fuente: Eurekalert

jueves, febrero 12, 2009

Las Homo heidelbergensis parían con menos dolor que las mujeres actuales

EFE

El parto de las mujeres del Homo heidelbergensis, hace medio millón de años, era menos doloroso que los partos actuales, pero las madres necesitaban para la gestación y lactancia el doble de calorías que las demandadas hoy para lo mismo.

Así lo ha explicado a Efe Ana Mateos Cachorro, directora de la línea de investigación del grupo de paleofisiología y sociobiología de homínidos del Centro Nacional de Investigación de Evolución Humana, quien desarrolla sus trabajos en la Sierra de Atapuerca.

El parto en el pleistoceno medio y en la actualidad era similar: rotacional y de nueve meses, sin embargo en aquella época "eran muchos más holgados", porque, entre otras cosas, la pelvis de las mujeres de entonces era más anchas que la de las mujeres de hoy.

Para ser madre gestante y lactante, las mujeres de hace medio millón de años necesitaban entre 3.300 y 3.500 calorías para lo primero, y entre 3.600 y 3.700 calorías para lo segundo, lo que se debe a que esa especie era mucho más robusta que los humanos de hoy.

Además, el período de lactancia duraba entre tres y cuatro años, lo que se ha descubierto a partir del esmalte de los dientes, según ha declarado Mateos, quien ha sido invitada a dar una charla por el Instituto Tomás Pascual Sanz, que cumple su segundo aniversario.

Estas son algunas de las conclusiones de los trabajos a partir de fósiles humanos de Atapuerca de esta investigadora, quien ha dicho que éstos pueden ser testigos de nuestro pasado alimenticio.

"Somos lo que somos a nivel de organismo y ser humano, con grandes cerebros, bípedos pensantes, porque hemos ido adaptándonos fisiológica y anatómicamente durante millones de años, y eso está en función de la calidad de la dieta", ha remachado esta científica.

La alimentación es, por tanto, una de las claves para entender nuestro pasado, presente y futuro, según Mateos, quien ha manifestado que, por ejemplo, "la pérdida del tercer molar -de la dentadura- es una clara prueba de que hemos cambiado la dieta. Los terceros molares van desapareciendo y quizás, en el futuro, nuestra cara sea menos proyectada hacia adelante", ha detallado.

Para Mateos, el futuro como especie pasa por un consumo más responsable y racional de los recursos existentes. "En el pasado los homínidos vivían en equilibrio con el ecosistema, con los recursos que tenían a su disposición; hoy la situación de los recursos está muy en conflicto", ha opinado.

Esta investigadora y su grupo de trabajo desarrollan dos líneas de investigación: conocer "cuánto cuesta" ser madre gestante y lactante en el pleistoceno a partir de los fósiles de la Sierra de Atapuerca, y el crecimiento y desarrollo de las especies.

Según ha indicado Mateos, en Atapuerca se han encontrado restos del Homo antecesor, de hace 900.000 años, y del Homo heidelbergensis, de hace medio millón de años, muy corpulentos. Son de esas dos especies de las que este grupo está estudiando cómo ha ido cambiando la lactancia y otros aspectos.

Sobre la línea de investigación del crecimiento y el desarrollo, Mateos ha afirmado que no siempre han existido las fases de crecimiento "tan marcadas" como las que conocemos ahora -infancia, niñez, adolescencia, juventud, etc.- y ha concretado que la esperanza de vida de los Homo heidelbergensis no superaba los 40 años.

Mateos es doctora de Prehistoria por la Universidad de Salamanca y miembro del grupo de investigación de excelencia sobre evolución humana en Europa que dirige José María Bermúdez de Castro.

Historia del Origen del hombre de Darwin

Luego de El origen de las especies, el libro más famoso de Charles Darwin es El origen del hombre. Libro en el cual Darwin presenta su concepción de la evolución humana.

image Desde la publicación de El origen de las especies, Darwin había evitado relacionar al ser humano con la evolución, pero finalmente en este libro dice que el hombre está sujeto a la selección natural. Pero admite que se le estuvo dando una importancia excesiva a la selección natural en la evolución humana, en El origen del hombre, Darwin le da mucha importancia a los “efectos heredados”.

Algo interesante de esta obra es que Darwin teoriza que la divergencia y evolución humana inicial se deberían a una serie de acontecimientos, un cambio dietético, tal vez relacionado con una modificación ambiental que habría hecho que nuestros antepasados arbóreos bajasen a tierra y se volviesen terrestres. El bipedalismo llegaría como una dependencia a las herramientas para la defensa y la caza, dice Darwin. Esto mismo llevó a una expansión neumocraneal.

Darwin guía su historia de la evolución humana puramente por la razón, ya que no existían fósiles humanos reconocidos, para la época, como pudimos ver aquí en la historia de la paleoantropología.

Obviamente con el paso de los años y los descubrimientos fósiles y genéticos, hoy sabemos mucho más de lo que sabía Darwin, y también se conoce mucho más sobre la evolución humana, pero sin duda los trabajos de Darwin fueron pioneros en este aspecto.

Un poco de historia

Y sin duda fue un acto de valentía, ya que había sufrido muchos ataques de parte de los religiosos ya por El origen de las especies, y no recibió menos tras al publicación de la primera edición de El origen del hombre (The Descent of Man) el 24 de febrero de 1871. Ya que en 1874 salió la segunda edición, y Darwin escribió en el prefacio que el libro había pasado el “bárbaro juicio de Dios”.

El libro fue publicado por el mismo editor de El origen de las especies, John Murray, en dos volúmenes, si bien Darwin aclaró que se trataba de un único trabajo coherente. Tenía 450 páginas y costaba 24 shillings, algo caro, si comparamos con los 15 que salió la primera edición de El origen de las especies, y los 7 que salió la sexta edición.

La primera edición contó con 2500 ejemplares que se vendieron en tres semanas. Se hizo una reimpreción de 2000 ejemplares más que salieron en marzo del mismo año. Ya para la segunda edición, de 1874, salió con muchos cambios en el texto y en la estructura como por ejemplo que era un único volumen.

Bibliografía

Charles Darwin. Textos fudamentales (Introducción)

AAVV. Un siglo después de Darwin, 1 y 2.

DarwinOnline

Presentan el primer borrador del Genoma Neandertal

Hace unos días contábamos que el Genoma Neandertal ya estaba completo, y que hoy se daría a conocer el primer borrador, finalmente lo han presentado durante la conferencia anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AASA), en Chicago.

Paabo El proyecto, coordinado por la Sociedad Max Planck, en Alemania, logró secuenciar más de 3.000 millones de fragmentos de ADN extraídos de tres fósiles de neandertales descubiertos en Vindija, en Croacia. Aunque también se han empleado muestras de la cueva de El Sidrón, en Asturias, de un yacimiento en Mezmaiskaya, en el sur de Rusia, así como el esqueleto de 40.000 años de antigüedad, hallado en el propio valle de Neandertal, en Alemania, que dio nombre a esta especie.

Svante Pääbo, director del proyecto, señaló que, completado ya el 60% del genoma, se puede descartar el cruce entre neandertales y humanos, sus parientes más cercanos. "Si contribuyeron algo a la variabilidad genética humana actual fue algo muy, muy pequeño", comentó Svante Pääbo, Director del Departamento de Genética y Antropología Evolutiva del Instituto Max Planck, quien dirigió a investigación.

Los investigadores creen que podría permitir la identificación de los cambios genéticos que provocaron que fuera el hombre moderno -y no el neandertal- quien se propagara rápidamente por el mundo hace unos 100.000 años.

Tal como reveló el profesor Pääbo, los neandertales quizás fueron capaces de hablar tan bien como el humano moderno ya que ambas especies comparten el gen FOXP2 asociado con el habla y el lenguaje.

"No hay razón para pensar que no pudieron hablar como nosotros, pero hay muchos otros genes involucrados en el habla y el lenguaje así que tenemos que llevar a cabo muchas más investigaciones", señaló Paabo.

Comparando la información obtenida con los genomas previamente secuenciados del ser humano y del chimpancé se ha podido obtener información valiosa sobre las diferencias entre el genoma de esta especie extinta y la del hombre moderno.

Por ejemplo, nos puede dar claves sobre las regiones genéticas que nos hacen ser 'únicamente humanos”, dijo a la BBC el profesor Paabo. "Siempre ha sido un sueño poder analizar el ADN de nuestros parientes evolutivos más cercanos".

"Y ahora que tenemos el genoma neandertal, podremos buscar áreas en nuestro propio genoma donde un cambio parece haber conducido a que nos separáramos rápidamente de ellos. Al parecer algo muy especial nos ocurrió a los humanos. Y lo más extraordinario es que ahora que tenemos todo el genoma, podemos buscar sin prejuicios cuáles fueron estos cambios", explicó el profesor.

El primero fue poder producir las bibliotecas de secuenciación bajo condiciones "estériles" para evitar la contaminación con ADN humano.

También diseñaron etiquetas de secuencia de ADN con identificadores específicos que van adheridas a las moléculas antiguas de ADN en la sala "esterilizada".

Con esto, explican los científicos, fue posible evitar la contaminación de otras fuentes de ADN durante el procedimiento de secuenciación.

Y también utilizaron cantidades diminutas de ADN marcado radioactivamente para identificar y modificar los pasos en el procedimiento de secuenciación donde pueden ocurrir pérdidas.

Esto les permitió a los investigadores reducir drásticamente la necesidad de utilizar material fósil y sólo se requirió medio gramo de hueso para producir la secuencia en borrador de 3.000 millones de pares de bases.

Se espera que la versión final del genoma del Neandertal esté lista a fines de este año. Si bien hablaremos sobre lo que hay dentro de este genoma durante los próximos 10 años.

Fuentes en Español: BBC, El Mundo, El País.

En inglés: Eurekalert, New Sientist, Sciencedaly.

Cumpleaños de Darwin 200

imageHace exactamente 200 años nació Charles Darwin, uno de los científicos más famosos del mundo, y sin duda el “culpable” de que la evolución se volviese totalmente científica (sin explicaciones metafísicas) y de que esté en boca de todo el mundo. Darwin nació el 12 de febrero de 1809.

El año pasado, para esta fecha, les conté cómo y cuando lo conocí a Darwin, así que se los vuelvo a compartir con un enlace.

Ayer escribí algunos artículos sobre el tema en otro medios, se los dejo a continuación. Luego escribiré uno sobre Darwin y el Origen del Hombre para festejar, que lo podré en esta lista. Se me ocurrió también hacer unas recomendaciones de artículos de otros que me gustaron sobre el festejo, así que lo más probable es que vaya actualizando la lista a lo largo del día y de la semana:

Un dato curioso extra, me acabo de enterar que están haciendo una película sobre la vida de Darwin, mejor dicho sobre un momento de su vida, lo extraño es el nombre… Creation (creación)

miércoles, febrero 11, 2009

Cánidos y homínidos, o del origen de la relación entre perros y humanos

Interesante artículo sobre los perros y los neandertales publicado en Público por José María Bermúdez de Castro, uno de los directores de Atapuerca:

Hace unos años, al estudiar la marcas de la superficie de los huesos fósiles de caballos, ciervos y otros herbívoros hallados en uno de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, los resultados nos llevaron a una conclusión a la vez curiosa e interesante.

La cueva donde se formó el yacimiento de Galería, muy próximo al conocido de la cueva de la Gran Dolina, se abría al exterior por un pozo de gran profundidad, que actuó a modo de trampa natural para muchos animales que pastaban por sus alrededores. Los humanos de hace 400.000 años conocían muy bien la existencia de esta trampa y tal vez la de alguna otra entrada a la cueva, que les podía proporcionar carne de tarde en tarde. La trampa también era conocida por los miembros de una especie de cánido muy parecido a los perros actuales.

Al excavar los diferentes niveles geológicos de este yacimiento nos encontramos con centenares de fósiles de los animales caídos en la trampa natural. Faltaban los huesos de las extremidades, que a buen seguro fueron transportados fuera de la cueva con su carne correspondiente por los humanos que merodeaban y vivían en la sierra de Atapuerca. Allí abandonaron muchos de sus útiles de piedra, quizás un estorbo para el transporte de las piezas y prueba de la existencia de materias primas para confeccionar esas herramientas.

Los fósiles de vértebras, costillas y cráneos de los animales mostraban en superficie las marcas del uso de esas herramientas para desmembrar las piezas cobradas. Superpuestas aparecías las dentelladas de los cánidos. En otras palabras, estos animales accedían con posterioridad a lo que los humanos dejaban abandonado. Dos especies de cazadores sociales, humanos y cánidos, compitiendo por los mismos alimentos. Pero los humanos de entonces (los antecesores de los neandertales) eran ya los reyes del ecosistema, situados en lo más alto de la pirámide ecológica. Los cánidos cazarían sus propias presas, pero cuando se trataba de acceder a las mismas piezas, los humanos eran los primeros.

Pensamos entonces sobre esa relación tan interesante de comensalismo entre humanos y cánidos, en la que nuestros antecesores tenían la preferencia del mejor bocado, mientras que los cánidos se conformaban con las sobras. Esta relación pudo ser el origen de lo que mucho más tarde se convertiría en una alianza indestructible entre dos especies sociales. La domesticación de los cánidos fue finalmente llevada a cabo por el Homo sapiens pero, como siempre argumento, esta hazaña pudo haber sido también obra de los neandertales, caso de que hubieran sido ellos y no nosotros los que acabamos por dominar el planeta.

martes, febrero 10, 2009

La música de los neandertales

Vía BBC, pueden escuchar cantar a un neandertal.

Es una experiencia musical única y, en palabras de su creador, "quizás el trabajo más inusual" que ha emprendido hasta el momento.

image

Se trata del intento de recreación del mundo musical del hombre de Neandertal emprendido por el Museo Nacional Galés, en el Reino Unido, y encomendado al compositor de jazz Simon Thorne, radicado en Cardiff, la capital galesa.

La composición musical de 75 minutos de duración busca crear un ambiente apropiado para la Sala Paleolítica del museo y en particular para la muestra sobre el origen de la vida humana en Gales.

Debido al interés mostrado en la pieza, la institución decidió realizar una exhibición itinerante en los próximos meses.

Algunos científicos sostienen que el hombre de Neandertal -que convivió con el Homo Sapiens y se extinguió hace unos 30.000 años- asistió a lo que puede denominarse como los orígenes de la música.

A pesar de su fama de corta inteligencia, investigaciones recientes sugieren que el Neandertal fue más capaz y creativo de lo que originalmente se pensó.

"Al tener un cerebro aproximadamente similar al nuestro, y debido a que una buena parte de nuestro cerebro está en función del habla, uno puede asumir que probablemente ellos (los neandertales) también tenían un lenguaje", sostiene Thorne.

"Toda cultura tiene un idioma y una música; de ahí podemos asumir que ellos habrían tenido algún tipo de música", añade. En sus palabras, "como seres humanos somos creativos de manera instintiva. No puede ser de otro modo".

De ahí que el Neandertal, como especie humana que fue, tuvo que haber creado música, sostiene Thorne. La exhibición del museo galés incluye piezas como un hacha neandertal y dientes de esa especie hallados en la cueva galesa de Pontnewydd, en Denbighshire. Como parte de sus investigaciones, Thorne visitó el sitio arqueológico.

"Es una noción ridícula sugerir que podríamos saber el papel preciso que jugó la música en la vida de los neandertales, pero imaginarlo ha sido una experiencia fascinante", manifiesta Thorne.

El músico, además de llevar a cabo una exhaustiva investigación, se inspiró en dos libros: "The Singing Neanderthals", del profesor Steven Mithen, y "The Mind in the Cave", de David Lewis Williams.

Mithen, de la Universidad de Reading, incluso asegura que estos habitantes de las cuevas disfrutaban sonidos y ritmos parecidos a los de de los actuales grupos de rap.

La exposición sobre los orígenes de la vida humana emprenderá una gira complementada con cuatro cantantes, instrumentos de piedra y un video especialmente comisionado por el museo galés.

Thorne asegura que el Museo Británico ha mostrado gran interés por sus investigaciones.





sábado, febrero 07, 2009

Lucy es digitalizada

Reuters

El equipo de la Universidad de Texas, en Austin, en colaboración con el Gobierno etíope, completó la primera tomografía computarizada de alta resolución o TAC de los fósiles del homínido, que vivió hace 3,2 millones de años.

"Estos escáneres que hemos completado en la Universidad de Texas nos permiten observar la arquitectura interna - cómo están construidos sus huesos", dijo a Reuters en una entrevista el profesor de antropología John Kappelman, que lideró el trabajo de escanear las 80 piezas del esqueleto.

Los científicos esperan que estudiar la Lucy "virtual" ofrezca nuevas pistas sobre el estilo de vida de este antecesor del hombre. Lucy, hallada en Etiopía en 1974, es el ejemplo mejor conservado de australopithecus.

"Se abre a personas que, en lugar de tener que viajar a un museo distante para ver el original, pueden verlo en la pantalla de su ordenador", dijo Kappelman.

Kappelman dijo que los escáners darían más datos sobre cómo encajaban los huesos de Lucy, y si su especie trepaba a los árboles además de caminar.

"Estamos bastante seguros de que esta serie de estudios que vamos a realizar aquí con los datos de los TAC van a contribuir al proceso de resolución de esta antigua pregunta", dijo Kappelman.

Lucy está visitando Estados Unidos como parte del estreno mundial de una exhibición organizada por el Museo de Ciencias Naturales de Houston. El esqueleto de un metro de alto está completo a un 40 por ciento.

"Nos va a ayudar a completar lo que fue una de las primeras etapas (...) de nuestra evolución, a comprender realmente los comportamientos de un primo que se ha extinguido. De algún modo es como (...) poder volver la máquina del tiempo a hace tres millones de años, saltar allí y regresar, pudiendo reconstruir lo que este fósil estaba haciendo de forma corriente", dijo Kappelman.

"Casi indiscutiblemente ella es y seguirá siendo durante mucho tiempo, el fósil más famoso del planeta Tierra".





El Hombre de Pekín, el segundo Homo erectus (1926)

Siguiendo con nuestra sección de Conoce a tus fósiles, hoy hablaremos del famoso Hombre de Pekín, un fósil de Homo erectus hoy datado en 770 mil años de antigüedad.

Se trata de un casquete craneal descubierto en Longgushan (la Colina Hueso de Dragón), en el sistema de cavernas de Zhoukoudian, que se encuentra cerca de Pekín o Beijín, capital de China. Es el segundo Homo erectus descubierto, el primero es el Hombre de Java.

Excavación durante los trabajos de Zdansky La historia del descubrimiento de este fósil comenzó en 1921, cuando el geólogo sueco Johan Gunnar Andersson y el paleontólogo estadounidense Walter W. Granger fueron llevados a Longgushan por unos trabajadores de canteras locales.

Allí Anderson reconoció cuarzo que no era de la región, por lo que enseguida sospechó la presencia de “hombres primitivos”. El asistente de Andersson, Otto Zdansky, comenzó las excavaciones en la zona, y descubrió un molar fósil que parecía humano. Recién volvieron en 1923, y descubrieron dos nuevos molares.

No se volvió al yacimiento hasta 1927, pero esta vez quien fue a excavar fue el anatomista canadiense Davidson Black, que con dinero de la Fundación Rockefeller comenzó a buscar en el mismo lugar que Zdansky y Andersson. Pero lo extraño de Black, es que ya había leído sobre los dientes descubiertos, pero no los había visto, aunque al parecer esto le pareció suficiente como para escribir un estudio sobre lo que él creía que era un humano antiguo.Su estudio lo publicó en Nature y en Science, ya revistas prestigiosas en esa época, diciembre de 1926.

Recién un año después fue excavar y encontró un nuevo diente. Volvió a publicar un paper describiendo una nueva especie a la que llamó Sinanthropus pekinensis. Pero Black se aburrió pronto al sólo descubrir fósiles de mamíferos en 1928.

Black dejó al paleontólogo chino Pei Wenzhong a cargo de la excavación en 1929, el año en que se hicieron los mejores descubrimientos. Fue al atardecer del 2 de diciembre, mientras Pei y algunos trabajadores excavaban en lo profundo de la cueva, en un área tan pequeña que permanecer parado era imposible. Sostenían velas en una mano y escavaban con la otra. En esa luz huidiza Pei vio un fósil grande y redondeado, había descubierto el famoso casquete craneal del Sinanthropus, el Hombre de Pekin. Estaba completo, sólo faltaba el rostro.

Reconstrucción del Hombre de PekínBlack, estaba extasiado, y escribió por todos lados sobre el descubrimiento, que también se hizo famoso en los periódicos londinenses, en París y en Estados Unidos. Fue él quien lo asoció enseguida con el Pithecantropus descubierto por Eugène Dubois, en 1891 en Indonesia.

Luego vendrían en el mismo yacimiento más de cuarenta indivíduos adultos, jóvenes y niños, incluyendo seis bóvedas craneanas casi completas.

Lo más extraño de esta historia es que todos esos fósiles desaparecieron. No contamos con ellos hoy en día, por culpa de la guerra y unos marines inescrupulosos. En 1937 China fue invadida por lo japoneses, y fueron escondidos, pero para 1941 se decidió enviarlos a Estados Unidos para que fuesen protegidos, pero en el camino alguien los robó… se cree que un grupo de marines.

jueves, febrero 05, 2009

Curso sobre La arqueología de los orígenes humanos en África Oriental

Para quienes vivan cerca de Madrid, España, les recomiendo este curso que estará dado por Manuel Domínguez Rodrido, a quien podrán recordar de sus descubrimientos en Tanzania, África. Sin duda un curso de lo más interesante dado por un paleoantropólogo muy interesante:

El Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid celebra los días 17, 19, 24 y 26 de febrero entre las 17 y las 20 horas el curso "La arqueología de los orígenes humanos en África Oriental". La Dirección del Curso corre a cargo de Manuel Domínguez Rodrido, profesor de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid.

El Museo Arqueológico Regional ha llegado a un acuerdo con las universidades Autonoma, Complutense y de Alcalá de Henares la convalidación de un crédito de libre configuración a aquellos alumnos que lo soliciten. La inscripción es de 20 Euros. Información en mar@madrid.org

Vía Agorasaurus

miércoles, febrero 04, 2009

El Genoma Neandertal ya está completo y será develado en breve

Luego de tres años, un equipo de científicos del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology en Alemania, ha logrado secuenciar el genoma completo de un neandertal que murió en Vindija, Croacia, hace 38 mil años.

cromosomas de un genoma El grupo ya está trabajando para extraer ADN de cinco nuevos individuos neandertales y esperan secuenciar los genomas y así poder compararlos entre sí y con los humanos de hoy en día.

El director del proyecto, el famoso genetista Svante Pääbo, anunciará los resultados en de los análisis preliminares del genoma en la reunión anual American Association for the Advancement of Science que se celebrará en Chicago, Estados Unidos, el 12 de febrero de este año.

Una comparación con el genoma de los Homo sapiens podría evidenciar un intercambio genético entre ambas especies. Hasta ahora se sabe que se parecen en un 99%, y se sabe que podrían haber coincidido en espacio y tiempo tanto en Medio Oriente como en Europa, al menos durante unos 10 mil años o mas.

El estudio del genoma ya secuenciado también podría arrojar datos sobre cómo los neandertales desarrollaban sus características físicas, cómo se adaptaron al medio ambiente y cómo evolucionaron para luchar contra enfermedades.

Se ha descartado por completo que la muestra esté contaminada con ADN de humanos actuales, una duda que siempre se tuvo.

Fuente: Nature

martes, febrero 03, 2009

El rostro de los australopitecos estaba adaptado a romper nueces, después de todo

Según un nuevo estudio, el cráneo de los Australopithecus africanus estaba preparado para soportar cargas pesadas con los premolares, o sea que la musculatura de la mandíbula y del cráneo, le dieron la forma a este último por la fuerza que hacían al morder alimentos protegidos, o sea con cáscara dura, como por ejemplo nueces grandes o semillas.

Australopithecus africanus Un equipo de científicos de diversos países y universidades realizaron un estudio completo de la morfología del cráneo de los A. africanus. Su idea era testear una hipótesis sobre la cual se venía trabajando desde hace muchos años para explicar la forma del cráneo de estos australopitecos que vivieron entre 2 y 3 millones de años atrás.

Se creía que la forma craneal de los australopitecos era una adaptación a comer ya fuese pequeños y duros alimentos o grandes volúmenes de comida. Se creía que la carga aplicada a los premolares durante la masticación tuvo una influencia profunda en la evolución de de la forma del cráneo y del rostro australopitecino.

Pero los autores del nuevo estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States, pusieron a prueba esa hipótesis utilizando “elementos de análisis en conjunción con métodos experimentales, de representación de imágenes y comparativos”.

“Descubrimos que el esqueleto facial de la especie tipo, A. africanus, está preparada para soportar cargas en los premolares”, dicen los autores en el artículo. “Sin embargo, sugerimos que la masticación de pequeños objetos o grandes volúmenes de comida es proco probable para explicar por completo la evolución de la forma facial de esta especie. En vez, los aspectos clave de la morfología craneofacial de los australopitecos es más factible que se relacione con la ingestión y la preparación inicial de alimentos protegidos y grandes como nueces de gran tamaño y semillas”.

Estos alimentos habría ampliado la dieta de estos homínidos, posiblemente siendo recursos críticos en los que recaían durante los períodos en que su dieta preferida era escasa. Los autores creen que podrían ser una adaptación a climas cambiantes e inestables.

“La habilidad de comer alimentos que eran difíciles de procesar podría haber sido una adaptación ecológica significativa”, dice David Strait, autor principal del estudio. “Supón que eres un animal que sólo come frutas blandas. Cuando esas frutas desaparecen, te quedan pocas opciones: moverte a otro hábitat diferente, morir, o comer algo diferente. Romper nueces les dio a estos primitivos humanos la habilidad de cambiar su dieta cuando los tiempos se ponían duros”.

Referencias

-Newswise

-“The feeding biomechanics and dietary ecology of Australopithecus africanus,” appears in the February 2009 issue of Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States (PNAS).

lunes, febrero 02, 2009

Descubren herramientas líticas de 1,8 millones de años en Malasia

Arqueólogos de Malasia han anunciado el descubrimiento de herramientas líticas que según creen podrían datar de hace 1,8 millones de años. Serían las evidencias más antiguas de humanos antiguos en el Sudeste asiático.

image Se trata de hachas de mano, primitivas, no una típica hacha de mano achelense. Fueron descubiertas el año pasado en el yacimiento histórico Lenggong, en el estado norteño de Perak. El tipo de roca del estrato en que fueron descubiertas, fue datado en un laboratorio japonés.

“Recibimos las noticias desde Japón hace dos semanas que decían que el estrato estaba datado en 1,83 millones de años”, dijo Mokhtar Saidin, arqueólogo principal del grupo descubridor.

Mokhtar Saidin cree que las herramientas pertenecerían a un grupo de Homo erectus, si bien no se han descubierto restos fósiles en la cueva. Los Homo erectus de Java, en Indonesia, tienen 1,7 millones de años de edad, así que bien podrían serlo.

Los otros fósiles más cercanos a estas herramientas serían los del Homo georgicus de 1,8 millones de años, y los Homo erectus de China, de entre 1,7 y 1,8 millones de años.

En Malasia los restos humanos más antiguos tienen 11 mil años de antigüedad, también en la región de Perak. Pero ya habían descubierto herramientas antiguas, de 200 mil años.

Nota de prensa en inglés. Más en el blog de John Hawks y en Remote Central.