Ir al contenido principal

El Hombre de Pekín, el segundo Homo erectus (1926)

Siguiendo con nuestra sección de Conoce a tus fósiles, hoy hablaremos del famoso Hombre de Pekín, un fósil de Homo erectus hoy datado en 770 mil años de antigüedad.

Se trata de un casquete craneal descubierto en Longgushan (la Colina Hueso de Dragón), en el sistema de cavernas de Zhoukoudian, que se encuentra cerca de Pekín o Beijín, capital de China. Es el segundo Homo erectus descubierto, el primero es el Hombre de Java.

Excavación durante los trabajos de Zdansky La historia del descubrimiento de este fósil comenzó en 1921, cuando el geólogo sueco Johan Gunnar Andersson y el paleontólogo estadounidense Walter W. Granger fueron llevados a Longgushan por unos trabajadores de canteras locales.

Allí Anderson reconoció cuarzo que no era de la región, por lo que enseguida sospechó la presencia de “hombres primitivos”. El asistente de Andersson, Otto Zdansky, comenzó las excavaciones en la zona, y descubrió un molar fósil que parecía humano. Recién volvieron en 1923, y descubrieron dos nuevos molares.

No se volvió al yacimiento hasta 1927, pero esta vez quien fue a excavar fue el anatomista canadiense Davidson Black, que con dinero de la Fundación Rockefeller comenzó a buscar en el mismo lugar que Zdansky y Andersson. Pero lo extraño de Black, es que ya había leído sobre los dientes descubiertos, pero no los había visto, aunque al parecer esto le pareció suficiente como para escribir un estudio sobre lo que él creía que era un humano antiguo.Su estudio lo publicó en Nature y en Science, ya revistas prestigiosas en esa época, diciembre de 1926.

Recién un año después fue excavar y encontró un nuevo diente. Volvió a publicar un paper describiendo una nueva especie a la que llamó Sinanthropus pekinensis. Pero Black se aburrió pronto al sólo descubrir fósiles de mamíferos en 1928.

Black dejó al paleontólogo chino Pei Wenzhong a cargo de la excavación en 1929, el año en que se hicieron los mejores descubrimientos. Fue al atardecer del 2 de diciembre, mientras Pei y algunos trabajadores excavaban en lo profundo de la cueva, en un área tan pequeña que permanecer parado era imposible. Sostenían velas en una mano y escavaban con la otra. En esa luz huidiza Pei vio un fósil grande y redondeado, había descubierto el famoso casquete craneal del Sinanthropus, el Hombre de Pekin. Estaba completo, sólo faltaba el rostro.

Reconstrucción del Hombre de PekínBlack, estaba extasiado, y escribió por todos lados sobre el descubrimiento, que también se hizo famoso en los periódicos londinenses, en París y en Estados Unidos. Fue él quien lo asoció enseguida con el Pithecantropus descubierto por Eugène Dubois, en 1891 en Indonesia.

Luego vendrían en el mismo yacimiento más de cuarenta indivíduos adultos, jóvenes y niños, incluyendo seis bóvedas craneanas casi completas.

Lo más extraño de esta historia es que todos esos fósiles desaparecieron. No contamos con ellos hoy en día, por culpa de la guerra y unos marines inescrupulosos. En 1937 China fue invadida por lo japoneses, y fueron escondidos, pero para 1941 se decidió enviarlos a Estados Unidos para que fuesen protegidos, pero en el camino alguien los robó… se cree que un grupo de marines.

Comentarios

Anónimo dijo…
Yo tenía la idea de que esos fósiles los había descubierto un monje francés, Teilhard de Chardin. No sé de dónde saqué esa idea... Acá no se lo nombra.
Bigoc dijo…
No, en realidad el estuvo en las excavaciones como visitante y luego como un consejero, luego cuando se descubrieron los restos participó en el estudio de esos fósiles, pero descubrir los descubrió Pei. Lo que descubrió Teilhard de Chardin luego es la relación de los fósiles con las herramientas líticas del yacimiento, lo hizo junto con Henri Breuil. Lo que pasa es que esto fue todo después de los eventos que relato en el artículo, si ponía todo se iba a hacer muy largo. Por ahí en otra ocasión cuento la historia del estudio de los restos, por ahora fue la de su descubrimiento.
omar dijo…
lei por ahi que los restos fosilizados no desaparcieron por inescrupulosos marines estadounidenses, el buque de bandera de estados unidos en el que se transpotaban fue hundido por un buque enemigo.

Entradas más populares de este blog

Cómo el hueso hioides cambió nuestra historia

Un pequeño hueso con forma de herradura suspendido en los músculos del cuello cambió la historia del género humano . Se trata del hueso hioides , único hueso del cuerpo que no está conectado a otro, es el responsable del lenguaje hablado, descubierto tan sólo en los Homo sapiens y en los neandertales . Otros animales tienen versiones del hueso hioides, pero sólo los humanos lo tenemos ubicado en la posición ideal para que pueda trabajar al unísono con la laringe y la lengua y así permitirnos ser los únicos animales habladores con vida. Si no fuese así todavía estaríamos gruñendo como nuestros primos los chimpancés. Se cree que el género humano tiene la capacidad de hablar, de forma similar a como lo hacemos hoy en día, desde hace 300 mil años, según aportan datos de huesos hioides fosilizados. Pero no es sólo ese huesito el responsable del habla, sino que para la misma época otro cambio anatómico nos dio las bases del habla, y eso es cuando la laringe bajó. En los niñ

MIS OIS, Los estadios isotópicos marinos

Los estadios isotópicos marinos o MIS por su nombre en inglés, marine isotope stages , son períodos alternativos de frío y calor en el paleoclima de la Tierra. Anteriormente eran llamados OIS ( oxygen isotope stages ). Sirven para deducir la temperatura y el clima del mundo en un determinado período del pasado, utilizando para ello los datos de los isótopos de oxígeno tomados de muestras de fondo marino, suficientemente profundas y grandes como para ver los estratos. Cada estadio es un período de más o menos temperatura medidos en decenas de miles de años, o cientos de miles o incluso millones. Un estudio completo de estos estadios isotópicos revelan el avance y retroceso de los hielos durante las últimas glaciaciones , y el aumento o disminución del mar. Así se pueden unir a glaciaciones o a períodos intermedios entre las glaciaciones. Estos ciclos se ven alimentados también por las muestras de hielos antiguos, de polen antiguo, etc. Cada estadio isotópico representa un

El lugar de la mujer en la prehistoria, entrevista a Margarita Sánchez Romero

Las mujeres realizaban acometían labores esenciales en el mantenimiento de sus sociedades y, al igual que los hombres, intervenían en todas las actividades propias de un grupo, desde las religiosas a las de caza. La arqueóloga española Margarita Sánchez Romero ha realizado investigaciones de identidad de género y edad en la Prehistoria que evidencia el importante papel femenino en ese periodo. Además de colocar a la mujer de la Edad de Bronce en el lugar que le corresponde, sus trabajos le han valido para obtener el premio a la trayectoria investigadora, que otorga el Consejo Social de la Universidad de Granada. Sigue una entrevista que le realizaron en el periódico Andalucía Investiga : ¿Cuál era el papel de la mujer en la Prehistoria? Las mujeres han estado históricamente vinculadas a las llamadas actividades de mantenimiento, relacionadas con la preparación del alimento y la preservación de unas adecuadas condiciones de higiene y salud, además del cuidado del re