viernes, mayo 28, 2010

Ardipithecus ramidus genera polemica

Se acuerdan de Ardi, Ardipithecus ramidus que llegó a patear el tablero de la evolución humana a fines del año pasado y que incluso fue elegido como noticia científica del 2009.

image Pero ahora un par de comentarios científicos publicados en Science ponen en duda varios de los supuestos del grupo descubridor de Ardi, como el de Thure Cerling y colegas que dice el paleoambiente de Ardi no fue boscoso, como argumentaban White y colegas en 2009.

O el de Esteban Sarmiento que dice que no pertenecía a nuestra subtribu hominina, porque el reloj molecular ubica la divergencia humano-chimpancé entre 3 y 5 millones de años atrás, muy reciente como para que Ardipithecus ramidus pertenezca a nuestro linaje, ya que tiene 4,4 millones de años.

Cerling es un geoquímico de la Universidad de Utah, que junto con colegas geólogos y antropólogos utilizaron los mismos datos publicados por White y colegas en Science en 2009 para analizar el paleoambiente en el que vivió Ardi hace 4,4 millones de años.

Luego de analizarlo no apoyan la interpretación del grupo descubridor, para ellos no vivía en un bosque tupido. Por el contrario, para ellos vivía en la sabana arbustiva con parches de árboles que se viene interpretando desde hace años como el ambiente en el que vivieron casi todos estos homínidos del pasado, y que según una de las teorías que Ardi había echado por tierra, habría posibilitado el caminar erguido de nuestro linaje.

Pero White ha respondido al comentario técnico de Cerling y colegas en el mismo número de Science. En él dice que estos críticos ignoran la totalidad dela evidencia fósil, geológica y geoquímica presentada en los papers originales. Él dice que había pastizales, es cierto, pero la abundancia de fósiles de mamíferos adaptados a la vida boscosa indica que no era un ambiente de savana abierta, sino un bosque cerrado.

El siguiente comentario, tal vez el más lapidario, fue el de Esteban E. Sarmiento, zoólogo especializado en vertebrados de la Fundación Evolución Humana, quien dice que Ardi no tendría que estar ubicado en nuestro linaje.

Según opina Sarmiento, aspectos primitivos del esqueleto de Ardi y el reloj molecular sugieren que Ardipithecus ramidus es anterior a la divergencia que llevó a la separación actual entre nosotros y los chimpancés.

En su respuesta, el equipo de White dicen que las fechas del reloj molecular no son confiables, y que hay fósiles que han empujado esa divergencia mucho más atrás, hace 6 millones de años. También que Sarmiento no reconoció la gran cantidad de características craneales, dentales y esqueléticas que alinean a Ardi con los homínidos posteriores.

Ardi llegó para patear el tablero de la evolución humana, por lo que no va a ser un camino de rosas aceptar todo lo que vino a cambiar de lo que se creía hasta la fecha.

Mayoritariamente se pensaba que ese antepasado común no habría sido muy diferente de los chimpancés actuales, lo que ha llevado al error popular de asumir que descendemos de un mono como los de hoy en día. El Ardipithecus ramidus echa por tierra esa visión, ya que es uno de los más antiguos y más cercanos al antepasado común, y no tiene absolutamente nada que ver con un chimpancé actual.

¿Qué nos dice esto? Que el nuevo fósil era más arbóreo que los monos actuales, que se caracterizan por ser más terrestres, al igual que nosotros y nuestros antepasados del género Homo. Esto permite imaginar que el ancestro común habría sido del todo arbóreo, y habría dado lugar a dos líneas evolutivas diferentes, pero ambas terrestres: una caminó sobre sus dos patas, y la otra no. Ardipithecus caminaba en dos patas, pero no de la forma que lo hacían los australopitecos y nosotros.

Referencias

Science 28 May 2010:
Vol. 328. no. 5982

viernes, mayo 21, 2010

Homo gautengensis ¿un nuevo integrante del género humano?

En 1977 se descubrió un fósil parcial de un cráneo que prometía mucho. Fue catalogado como Stw 53, y encontrado en las famosas cuevas de Sterkfontein, la Cuna de la Humanidad, en Sudáfrica, cerca de Johanesburgo.

Homo gautengensis Durante muchos años se lo había adosado al Homo habilis, pero recientemente se lo ha recuperado, restaurado y se hizo una nueva reconstrucción del fósil. El encargado de hacerlo fue el paleoantropólogo Darren Curnoe, y ahora concluyen que se trata de una especie diferente, una que han apodado Homo gautengensis.

Los resultados fueron publicados en publicados en el HOMO - Journal of Comparative Human Biology. Curnoe, quien trabajó con Phillip Tobias en el fósil, rescató al Stw 53 de los anaqueles, junto con otros cráneos parciales más fragmentarios, algunas mandíbulas, dientes y otros huesos también descubiertos en las cuevas de Sterkfontein.

Previamente se había catalogado a todos esos fósiles como miembros de nuestro género Homo, pero sin clasificarlos en ninguna especie. Pero luego de años de comparaciones con otros fósiles, Curnoe está seguro de que tanto el fósil tipo Stw 53, como los restantes, pertenecen a una especie propia que habría aparecido en el registro fósil antes que el Homo habilis, la que se creía era la primera especie humana.

Homo gautengensis caminaba erecto en el sur de África al menos desde hace dos millones de años hasta hace unos 800 mil años. Se cree que el espécimen tipo medía un metro de altura y pesaba unos 50 kilos.

Sus molares eran relativamente grandes, lo que sugiere una dieta vegetariana que requería mucha masticación. Algo que caracterizó a los Australopitecos, fósiles descubiertos en las mismas cuevas.

Se descubrieron herramientas líticas también asociadas, “bastante primitivas, pero estas y su uso del fuego demuestra que estaba usando tecnología para obtener y tal vez preparar su comida”, dice Curnoe.

Igualmente, a pesar de ser anterior al H. habilis, Curnoe no cree que el H. gautengensis sea ancestro de nuestra especie, Homo sapiens. Igualmente Curnoe cree que el H. gautengensis estaba más adaptado a una vida omnívora, y que vivía en el suelo, ya había abandonado la vida semi arbórea que caracterizaba a algunos de los Australopitecos.

No he podido leer el paper todavía, por lo que no pude interiorisarme en qué se basa Curnoe para separarlo del Homo habilis. Si alguno consigue el paper, les agradecería lo compartieran conmigo, para poder completar este informe.

Fuente: UNSW

jueves, mayo 20, 2010

Los neandertales de Maltravieso fueron los primeros homínidos en consumir hienas

Los neandertales de Maltravieso fueron los primeros homínidos en consumir hienas / Noticias / SINC - Servicio de Información y Noticias Científicas

Hasta el momento, siempre se había considerado que las hienas, por su actividad carroñera, eran unas grandes competidoras de los homínidos en los primeros pasos de la evolución humana. Esta interpretación entra ahora en un claro dilema tras hacerse público un estudio del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) publicado este mes en la revista internacional Journal of taphonomy en el cual se pone de manifiesto que los neandertales que habitaron la Sala de los Huesos de la Cueva de Maltravieso (Cáceres) hace unos 120.000 años consumieron a sus supuestas competidoras.

Así lo avalan unas incisiones microscópicas observadas en los restos fósiles de hienas descubiertas en dicho yacimiento. “Se trata de un caso único, ya que no tenemos constancia de que en ninguna otra parte se haya documentado un comportamiento parecido”, afirma Antonio Rodríguez-Hidalgo, autor del trabajo en colaboración con Palmira Saladié, investigadora del IPHES, y especialista en zooarqueología del Equipo Primeros Pobladores de Extremadura (EPPEX). La publicación del estudio ha coincidido con la reinauguración del Centro de Interpretación de la Cueva de Maltravieso (Cáceres).

La investigación se centra en una serie de restos óseos pertenecientes a esqueletos de hiena manchada (Crocuta crocuta), que muestran señales de carnicería. Según Antonio Rodríguez-Hidalgo, “en la superficie de estos fósiles pueden observarse incisiones muy tenues, que en el microscopio se revelan como señales producidas por las herramientas de piedra. Estas marcas se producen al extraer la piel, la carne y los tendones de los animales. Son auténticas señales de carnicería”.

La escena del crimen

Este hecho ha sido interpretado por el EPPEX como “un caso abierto”. En palabras de Antoni Canals, director de las excavaciones de Maltravieso, “nos encontramos ante un dilema interpretativo, ya que tradicionalmente se ha visto a las hienas como competidores de los homínidos. En el caso que nosotros hemos analizado, la escena del crimen puede entenderse como consecuencia de dos situaciones: que los neandertales cazasen y consumiesen el cuerpo de la hiena cerca de la cavidad y los restos abandonados llegasen a Maltravieso arrastrados por otros carroñeros, o bien -y es la hipótesis más sugerente- que los neandertales entrasen a esa cueva a cazar directamente a las hienas”.

Según el EPPEX, los datos obtenidos con las excavaciones efectuadas en diversas campañas, indican que una parte de la cavidad funcionó como cubil de hienas durante el final del Pleistoceno medio (hace unos 120.000 años). “La presencia en dicho yacimiento de herramientas de piedra elaboradas por los neandertales, junto a los restos carroñados por las hienas, añade complejidad e interés a un yacimiento que se encuentra en las primeras fases de su exploración”, comenta Antoni Canals.

“Decantarnos por una u otra interpretación sobre el singular comportamiento, pasa por la adquisición y estudio de nuevos datos que, en nuestro caso, significa volver a excavar”, afirma el director del proyecto. “Sin restos arqueológicos no hay nada que investigar, proteger o divulgar”, recalca.

Las excavaciones en la Cueva de Maltravieso, por parte del EPPEX, se realizaban desde el año 2001 y se suspendieron en el 2009 por problemas, según la Dirección General de la Junta de Extremadura, en la conservación de las pinturas rupestres. Así pues, dichos trabajos se encuentran en situación de parada técnica como consecuencia de un estudio realizado por el IPCE (Instituto de Patrimonio Cultural de España) y la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura, para determinar la compatibilidad de las excavaciones con la preservación del arte parietal del Paleolítico superior que contiene la cavidad.

Datos ambientales de la cavidad

Antoni Canals ha remarcado: “las excavaciones arqueológicas se realizaban durante 15 días al año y especialistas del equipo Primeros Pobladores de Extremadura ejercían el control de la temperatura, humedad y CO2 de la cueva. Ahora esta responsabilidad está en manos de la Dirección General de la Junta de Extremadura y hoy la cavidad es objeto de su estudio. Por lo tanto, se está a la espera de resultados, con el fin de que estos permitan reemprender las excavaciones arqueológicas. En este sentido, durante la reciente presentación de las reforma en el Centro de Interpretación de la Cueva de Maltravieso, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura informó del avance en la toma de datos ambientales de la cavidad.

Los miembros del equipo Primeros Pobladores de Extremadura se sienten ilusionados con el avance de los trabajos que llevaron al cierre de la cavidad y celebran la renovación del centro de interpretación, donde se refleja la labor realizada por el equipo durante los 10 últimos años, así como una revalorización del patrimonio simbólico de la cavidad y de su uso funerario por parte de comunidades de la edad del Bronce.

“Insistimos –señala Antoni Canals- en que conocemos muy bien esta cavidad y por ello estamos convencidos de que en poco tiempo podremos retomar nuestra actividad, pues constantemente hemos medido los parámetros claves, los hemos dado a conocer y sabemos qué resultados se obtendrán ahora. Pues difícilmente puede variar el comportamiento microclimático de la cavidad”.

-------------

Referencia bibliográfica

Antonio Rodríguez Hidalgo. "The scavenger or the scavenged?". Journal of Taphonomy 2010; 1: 75-76

Fuente: Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social

martes, mayo 18, 2010

¿Perros en el auriñaciense?

La antropóloga Pat Shipman ha escrito un interesante artículo sobre evidencias de domesticación de perros durante el período auriñaciense. Más específicamente en Francia, en la cueva Chauvet, hace unos 26 mil años.

image Según cuenta, en esa cueva hay excelentes pinturas rupestres, pero ninguna muestra lobos. Pero lo interesante son unas huellas preservadas de un niño de no más de un metro 30 de altura, acompañadas por las de cánidos y osos.

Michel-Alain Garcia, del tre National de la Recherche Scientifique en Nanterre, descubrió que uno de los rastros de huellas de cánido parecen acompañar a las del niño. Esas huellas de cánido tienen el dedo medio de la pata más corto, una característica de los perros, o sea cánidos domesticados.

La interpretación es que el niño podría haber explorado la cueva junto con el perro. Se descubrió también carbon de antorcha que tendría 26 mil años, asociado a las huellas.

O sea que podría ser ya una práctica habitual en el auriñaciense la domesticación del perro. Aquí en Mundo Neandertal habíamos visto el caso de perros domesticados hace 31 mil años en Bélgica, y anteriormente el más antiguo era un fósil de Rusia de hace 17 mil años.

Vía John Hawks

miércoles, mayo 12, 2010

¿Qué significa ese 4% de neandertal?

Al final dejé pasar el tiempo para armar la explicación más larga de la noticia del Genoma Neandertal, pero para que no nos sigamos atrasando los dejo con esta de Paleofreak:

El PaleoFreak - ¿Qué significa ese 4% de neandertal? (FAQ* hibridación neandertal II)

Tras el reciente estudio en el que se descubría una hibridación entre el sapiens y el neandertal surgen un montón de cuestiones interesantes, como también líos y malentendidos.

Un asunto confuso es el del porcentaje neandertal que tendría la mayoría de los humanos actuales y que se ha estimado entre 1% y 4% (daremos por bueno el máximo, 4%, para la explicación). Este dato ha provocado comentarios simlilares a los siguientes: (sigue aquí)

jueves, mayo 06, 2010

Efectivamente llevamos a los neandertales dentro

Y salió nomás. Los neandertales y nuestros antepasados sapiens se cruzaron, tuvieron descendencia, y este cruce dejó una marca en nuestro genoma actual. Sí, un nuevo estudio genético dice que tenemos genes neandertales dentro.

Svante Pääbo con un cráneo neandertal Durante muchos años hubo paleoantropólogos que defendían la hibridación entre neandertales y sapiens durante el encuentro que se dio tanto en Medio Oriente hace al menos unos 80 mil años, como en Europa hace unos 40 mil años. Pero esos científicos eran minoría y por lo general eran desacreditados con resultados parciales de la genética. Pero ahora la misma genética viene a darles la razón. Si bien, en palabras de Erik Trinkaus “no hacía falta”.

Un equipo internacional de científicos presenta en el número de Science del 7 de mayo, el primer borrador del genoma neandertal (60% del total). El estudio, que comparó el genoma de neandertal con el de cinco seres humanos modernos, demuestra que los humanos primitivos se mezclaron con neandertales en Oriente Próximo, tras salir de África y antes de extenderse hacia Eurasia. Los científicos también aportan una estadística reveladora: los humanos modernos no africanos comparten entre 1 y 4% de los genes con los neandertales.

image El grupo de investigación, liderado por Svante Pääbo desde el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, en Alemania, publica sus hallazgos esta semana en la revista Science en dos artículos diferentes. En el proyecto se han llegado a secuenciar un total de 5.525 millones de nucleótidos.

El borrador genómico ha sido producido a partir de tres muestras procedentes del yacimiento croata de Vindija, correspondientes a tres individuos femeninos diferentes. El borrador se complementó con la secuenciación parcial de otros tres neandertales procedentes de Mezmaiskaya (Rusia), de Feldhofer (Alemania) y de la cueva de El Sidrón (Asturias). La contaminación con ADN moderno ha sido calculada, a partir de diferentes marcadores genéticos, entre el 0 y el 0,5%.

Ahora, ¿qué consecuencias traerá esto? Homo neanderthalensis pasará a ser nuevamente Homo sapiens neanderthalensis, o sea una sub especie como se consideraba hace unas décadas. Si hubo intercambio genético al grado de afectar nuestro genoma actual, se esperaría que fue porque tenían descendencia normal si se cruzaban, lo que indicaría que no son de especies diferentes.

Los estudios genéticos hasta ahora se venían basando en ADN mitocondrial, que para resumir, es apenas una pequeña porción del Genoma, el ADN nuclear lo es todo. Por eso hasta la fecha no se había descubierto en el ADN mitocondrial rastros de un flujo genético entre neandertales y humanos modernos. Ahora, al tener el material completo, sí se pudo encontrar.

¿Se volverán a revisar todos los casos de supuestos híbridos neandertales sapiens descubiertos por la paleoantropología? Restos fósiles como los del niño de Lagar Velho, o los restos de Cioclovina, Mladeč, Pestera Muierii u Oase.

La opinión de los expertos:

"Los neandertales son más parecidos a los humanos de otros continentes diferentes de África que a los africanos", explica Pääbo, del Instituto Max-Planck de Antropología Evolutiva (en Alemania). "Esto indica que la hibridación se produjo después de que el Homo sapiens empezara a salir de África, seguramente en Oriente Próximo y durante poco tiempo, antes de que evolucionaran las distintas ramas euroasiáticas".

"Esto ilumina nuestra historia evolutiva, al identificar regiones del ADN candidatas a explorar para comprender lo que cambió en los humanos modernos y por qué", resume Richard E. Green, de la Universidad de California, primer firmante del artículo que publica la revista Science.

“Prácticamente todo nuestro ADN es muy similar a los neandertales ya que estamos evolutivamente muy próximos. Lo que los no africanos compartimos especialmente con ellos son variantes en rasgos no fundamentales de nuestra biología”, señala a SINC Antonio Rosas, uno de los autores del estudio y paleobiólogo en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC).

“El flujo génico descubierto únicamente puede detectarse de neandertales a humanos modernos, por la dinámica expansiva de las poblaciones humanas modernas, pero no es descartable que fuera bidireccional. Por el contrario, no hay rastros de que hubiera flujo génico después, cuando nuestros antepasados entraron en Europa hace 40.000 años”, añade Rosas. El genoma neandertal presenta, además, otras regiones cromosómicas que podrían derivar de cruzamientos con homínidos más arcaicos, como Homo erectus u Homo antecesor.

Esta nueva hipótesis de la evolución humana supone un cambio de paradigma. Para el paleogenetista del CSIC Carles Lalueza Fox: “Esta teoría es totalmente novedosa, y no se ajusta a ninguno de los dos modelos extremos tradicionalmente planteados y conocidos como hipótesis ‘fuera de África’ e hipótesis ‘multirregional’. El primero postula una salida reciente fuera de África sin cruzamientos con otras especies humanas más arcaicas, mientras que el segundo postula una evolución local en cada continente a partir de una migración muy antigua, cercana a los dos millones de años. El nuevo modelo planteado por el genoma neandertal podría definirse como ‘fuera de África con hibridación con neandertales en la salida”.

“A partir de ahora deberemos estudiar cada uno de estos genes con estudios funcionales in vitro y con ratones transgénicos ‘neandertalizados’, con el objetivo de comprender el alcance evolutivo real de todos estos cambios genéticos detectados”, comenta Lalueza‐Fox.

"Es un estudio clave", dice Milford Wolpoff, el investigador de la Universidad de Michigan que inventó hace años la teoría alternativa, el multirregionalismo. "El hecho de que haya hibridación prueba que pudo haber intercambio de genes favorables entre una y otra especie", explica. Y dice en Scientific American: “Es una evidencia importante para la evolución multirregional”.

Y el paladín de Fuera de África Christopher B. Stringer del museo de Historia Natural de Londres dijo “si bien yo nunca rechacé que pudiese existir un cruce, había considerado que esto fuese pequeño e insignificante en el cuadro mayor de nuestra evolución. Ahora, el genoma neandertal sugiere fuertemente que estos genes fruto del intercambio no se perdieron”. Sigue manteniendo que nuestro origen es una historia de Fuera de África.

Para leer más

Refenrencia:

A Draft Sequence of the Neandertal Genome. R. E. Green, J. Krause, A. W. Briggs, T. Maricic, U. Stenzel, M. Kircher, N. Patterson, H. Li, W. Zhai, M. H. Y. Fritz, et al. (2010) Science 328, 710-722

Targeted Investigation of the Neandertal Genome by Array-Based Sequence Capture. H. A. Burbano, E. Hodges, R. E. Green, A. W. Briggs, J. Krause, M. Meyer, J. M. Good, T. Maricic, P. L. F. Johnson, Z. Xuan, et al. (2010) Science 328, 723-725

miércoles, mayo 05, 2010

Proyecto Genoma Neandertal

En 2003 se dio a conocer el Genoma completo del ser humano. Tres años después, en julio de 2006 se anunció que el siguiente sería el de los neandertales.

Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology Fue apodado Proyecto Genoma Neandertal, y fue encarado por el Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology en Alemania y la compañía de biotecnología 454 Life Sciences de Estados Unidos. En el que han colaborado activamente científicos españoles, también.

La idea era secuenciar el genoma completo de los neandertales, o sea la totalidad de la información genética del Hombre de Neandertal.

Para esto se extrajeron primero ADN mitocondrial de fósiles neandertales, y luego ADN nuclear cuando se logró evitar la contaminación humana actual.

Las muestras se tomaron de fósiles neandertales de Vindija, Croacia; El Sidrón, España; Mezmaiscaya, Rusia; y del Neandertal 1, en Feldhofer, Alemania. Las muestras consistieron en medio gramo de hueso de cada fósil, suficiente para poder conseguir el ADN fósil.

Este proyecto ya viene dando noticias que cambian la idea que teníamos de los neandertales cada vez más. La gran noticia fue dada el 7 de mayo de 2010: tenemos genes neandertales en nuestro propio Genoma, por ende hubo hibridación entre neandertales y sapiens.

Logros del Proyecto Genoma Neandertal: