martes, enero 31, 2012

Pinturas rupestres datadas en más de 40 mil años

EP

El análisis de restos orgánicos tomados junto a algunas de las pinturas prehistóricas halladas en la Cueva de Nerja ha determinado que dichas representaciones artísticas podrían tener más de 40.000 años, lo que las convertiría en las más antiguas que se conocen hasta ahora en Europa.

image El conservador de la cavidad, Antonio Garrido, ha informado a Europa Press de los resultados de dicha datación, llevada a cabo dentro del proyecto multidisciplinar de conservación e investigación que desde 2008 se desarrolla en la gruta y que, entre otros objetivos, está sirviendo para estudiar la extinción del hombre de Neandertal y su posible convivencia en esta cueva con el Homo Sapiens.

Garrido ha explicado que el equipo científico, dirigido por el profesor José Luis Sanchidrián, tomó muestras de materia orgánica encontrada cerca de pinturas situadas en las galerías altas de la cueva y en la denominada Sala del Cataclismo, y las remitió a EEUU para someterlas a un análisis para datar su antigüedad, "que en ambos casos se sitúa por encima de los 40.000 años".

El conservador ha indicado que, tras obtener esta fecha, los científicos profundizarán en el estudio de las pinturas para saber con seguridad si su datación es similar a la de los restos orgánicos hallados en su entorno, algo que ve "posible", puesto que no se trata de vestigios que pudieran estar en la gruta antes de que fuera habitada, sino que, según los investigadores, debieron ser llevados por alguien hasta esas galerías.

De confirmarse que la antigüedad de las pinturas es igual que la de los restos analizados, estas representaciones se convertirían, según ha apuntado Garrido, en las más antiguas que se conocen hasta ahora en el continente europeo, circunstancia que, a su juicio, tiene "un enorme interés" desde el punto de vista científico.

Según ha indicado, los investigadores tratarán de determinar si las pinturas son obra de sapiens o, por el contrario, corresponden a neandertales, cuya presencia en la Cueva de Nerja no está demostrada por restos óseos, pero de los que sí se han hallado fósiles en zonas cercanas y se considera que tuvieron la franja litoral comprendida entre Gibraltar y Nerja como último reducto antes de su extinción.

En cualquier caso, los científicos están convencidos de que los resultados de esta datación serán "muy importantes" para arrojar luz acerca de la presencia y posible coexistencia en la cavidad de sapiens y neandertales, así como de las claves que pudieron originar la extinción de estos últimos.

Publicar un comentario