jueves, abril 13, 2006

Noticia: Un fósil que agrega eslabón en la evolución humana

El paleoantropólogo Tim White y colegas reportaron en Nature el descubrimiento de un nuevo fósil del Australopithecus anamensis en un nuevo sitio, Asa Issie, con una datación de entre 4.1 y 4.2 millones de años.

El fósil es presentado como el descubrimiento de un "eslabón perdido", esta vez entre los géneros Ardipithecus y Australopithecus.

Del diario Clarín (12/6/06):

Según los científicos, el hallazgo –del cual se publicaron detalles en la revista Nature- conforma una “minipelícula de la evolución”. “Es como tener doce cuadros de un video casero, pero de una que abarca seis millones de años", comentó el autor central del estudio Tim White, codirector del Centro de Investigación de la Evolución Humana en la Universidad de California en Berkeley.

El fósil fue descubierto en el sitio Asa Issie, al noreste de Etiopía, en al valle medio del Awash. Con una antigüedad de 4.1 millones de años, y según los antropólogos que firman el paper de Nature sería anatómicamente intermedio entre el Ardipithecus ramidus y el Australopithecus afarensis, la especie de la famosa Lucy. Los restos (fragmentos de una mandíbula, dientes y femur) pertenecen al Australopithecus anamensis, la especie más primitiva de los australopitecos. "Ahora sabemos de donde venían los australopitecos antes de cuatro millones de años", dijo White en el New York Times.

Imagen (ver completa): Tim D. White /Brill Atlanta. Dientes y huesos de mano, pie y muslo.

El anamensis fue descubierto por primera vez en 1997 por Mave Leakey y Alan Walker, que ellos creían era el homínido más antiguo que había caminado erguido. Ahora hay algunos que pelean el puesto, pero la relevancia de esta especie es más la de funcionar como vínculo con los Ardipithecus, que eran más parecidos a los monos actuales.

Este descubrimiento permitiría extender el rango de estos homínidos, que antes eran sólo conocidos por dos sitios en Kenya. La importancia del hallazgo no es tanto el fósil en sí, ya que la especie ya era conocida, sino el lugar donde fue encontrado. Una zona alejada de la anterior y habría sido un medioambiente distinto, aparte de ser la misma zona que habitara el más antiguo Ardipithecus ramidus. (ver mapa)

Resumen evolutivo

Un resumen de cómo afectaría esto a nuestro árbol genealógico, que en realidad la forma sería más la de un arbusto, sería el siguiente:

A lo largo de seis millones de años hay desperdigadas unas 246 especies de homínidos. El ser humano actual pertenece a la especie sapiens, del género Homo, subgrupo de la familia de homínidos. Se cree que nuestro género (que incluye a los Neandertales, al Homo erectus, y a otros) evolucionó a partir de los Australopithecus. Y este nuevo descubrimiento crearía un vinculo entre los Australopithecus y los Ardipithecus, más antiguos, uniéndolos así a nuestro arbusto genealógico.

De Clarín:

En 1994, se halló parte de un esqueleto de 4,4 millones de años de la especie Ardipithecus ramidus a unos 10 kilómetros del último descubrimiento. “Este parece ser el vínculo entre Australopithecus y Ardipithecus como dos especies diferentes”', conjeturó White. La diferencia más notoria entre las fases del hombre puede verse en los dientes masticadores más grandes del Australopithecus para comer alimentos más duros, dijo. Las conexiones entre Ardipithecus y Australopithecus se vienen conjeturando desde que se halló el primer fósil anamensis en Kenia hace once años.


+Otras sitios que recogieron la noticia en español

En inglés
*Paper de Nature
*Un análisis interesante de la noticia por John Hawks
*Scientific American
*New York Times
*BBC
*Reuters
*MSNBC
*LiveScience.com
-
Publicar un comentario