viernes, julio 28, 2006

Noticia: Herramientas líticas de los últimos neandertales de España

La cueva de la Güelga, en Asturias, España, era un importante centro de fabricación de industria lítica neandertal hace 30 mil años. El periódico español La voz de Asturias publicó un resumen da la última campaña arqueológica en ese yacimiento:

* Javier Caso (27/07/2006)

El yacimiento cangués de la cueva de la Güelga confirma su importancia dentro de las investigaciones en torno a la última etapa del hombre del Neanderthal. La campaña desarrollado a lo largo del mes de julio ha dejado claro dos cosas. Los neanderthales residieron en la Güelga de forma habitual y el lugar fue un importante centro de fabricación de industria lítica. (Imagen: Un investigador, ayer junto al yacimiento. Foto: Javier G. Caso)

"Aquí hacían todas sus herramientas. Toda la cadena de la industria lítica está aquí", explicó José Manuel Quesada, codirector de la campaña arqueológica de la Universidad Nacional de Educación a Distancia que lidera Mario Menéndez. Los trabajos han permitido localizar cientos de herramientas, la mayoría hechas sobre cuarcita, desde cuchillos de dorso, a escotaduras, denticulados, puntas musteriense. "Hemos hallado mucha talla levallois, muy escasa en Asturias", reseñó Quesada, quien destacó algo que ha llamado mucho la atención a los investigadores. "Hemos observado que aprovechan la materia prima al máximo", añadió el arqueólogo. Así lo han apreciado después de recoger numerosísimos restos de talla, algunos "de muy pocos milímetros", detalla Quesada. Se trata, toda ella, de industria lítica asociada a los Neanderthales, Musteriense o Chatelperronense, algo que aún está por determinar. "En todo caso, es Neanderthal seguro", comentó Quesada, quien no dudó en afirmar que los individuos neanderthales de la Güelga, "fueron los últimos de los últimos", con unas cronologías de 30.000 años antes del presente.

"Aquí también residían, aunque no sabemos por cuanto tiempo", explicó Eduardo García, también codirector del yacimiento, quien cifra en miles los restos de huesos localizados. "Esto era un campamento, aquí procesaban sus alimentos y hacían sus herramientas", añade el investigador de la UNED.

Publicar un comentario