jueves, diciembre 07, 2006

División del trabajo entre neandertales y sapiens arcaicos

Un nuevo estudio trata de explicar la desaparición de los neandertales por una deficiencia de estos para adoptar una conducta social, que habría llevado a los Homo sapiens a expandirse por el mundo.

La revista Current Athtropology publicó en el número de diciembre de 2006 un estudio de los arqueólogos Steven L. Kuhn y Mary C. Stiner, de la Universidad de Arizona, Estados Unidos. En él los científicos dicen que la diversidad de roles sociales para los hombres, mujeres y niños, o sea la división del trabajo, le habría dado a los Homo sapiens una ventaja sobre los neandertales, que según ellos no eran capaces de tal división.

La hipótesis trajo mucho revuelo. En el mismo artículo hay más páginas de comentarios de otros arqueólogos que del artículo en sí. El problema proviene de que la hipótesis asume mucho, sin tanta prueba para sostener lo que dicen, e incluso con pruebas que contradicen la hipótesis.

Según Kuhn y Stiner la división del trabajo por sexo y edad se habría dado muy recientemente en la historia evolutiva del Homo sapiens, y habría facilitado su dispersión por Eurasia.

Dicen los autores: “Este desarrollo podría haber sido un producto del hábitat en el cual el Homo sapiens evolucionó”. Y siguen: “Las latitudes tropicales y subtropicales probablemente siempre deben haber soportado las poblaciones de homínidos más densas, al mismo tiempo que presentaban un gran potencial para la diversidad en la dieta, debido a su intrínsecamente alta biodiversidad de todo tipo”.

Dicen ellos que el registro arqueológico de la dieta neandertal provee poca evidencia directa de una dependencia de comida de subsistencia, como por ejemplo piedras para moler nueces o semillas. En cambio, dicen ellos, los neandertales dependían de la caza de animales grandes, presas con muchas calorías para poder impulsar sus grandes cuerpos. Los autores dicen que esa falta de diversidad en su alimentación y la presencia de fracturas de huesos curadas en los esqueletos neandertales, sugieren que sus mujeres y jóvenes participaban activamente en la cacería. Hacían de conductores de los animales de caza, asustaban a los animales, y les cortaban las rutas de escape.

El problema viene cuando se pone un poco a prueba esto que dicen Kuhn y Stiner. El paleoantropólogo John Hawks, experto en neandertales, puso a prueba y refutó cada uno de los puntos de la hipótesis de Kuhn y Stiner. Publicó un detallado comentario en su blog.

Allí dice “Kuhn y Stiner proponen que los humanos tenían una ventaja idónea porque movilizaban el labor femenino hacia la busca y procesado de vegetales y pequeños animales”. Y dice que según los autores: “Los neandertales estaban tan dedicados a la caza de grandes animales que requerían la asistencia de sus mujeres, comprometiendo su habilidad para recolectar vegetales y conseguir pequeños animales”.

Opina: “Yo creo que la asunción de la adaptación al paisaje es la mayor falla en esta hipótesis. Esta depende de la asunción de que la división laboral sexual es rígida, por lo que los neandertales no la adoptaron una estrategia organizativa moderna incluso aunque tal estrategia era rentable para los humanos modernos en el mismo hábitat. De hecho, si uno muestra que los neandertales sí recolectaban vegetales y comían animales pequeños, parecería para mí que el argumento completo sobre la organización social se volvería dudoso”.

Tanto en los comentarios del artículo, como en el que hace Hawks se hace notar que hay muchas evidencias de que los neandertales sí recolectaban vegetales, cazaban pequeños animales, e incluso recursos marinos (como pudimos ver en este mismo blog). Los neandertales “sí usaban piedras de moler ocasionalmente en Europa del este”, sigue Hawks. “Ellos sí recolectaban semillas en el Levante, y nueces en España. En otras palabras, los neandertales sí tenían una dieta substancialmente flexible. Esta evidencia de flexibilidad es mejor, actualmente, fuera de la Europa del norte-centro, y noroeste, al menos para restos de fauna y vegetales”.

Resumiendo, como dice Hawks “No hay soporte para la idea de que los neandertales se extinguieron porque sus mujeres pasaban mucho tiempo cazando. Hay razones de peso que refutan esa idea, la más importante es la demostrada flexibilidad en la dieta neandertal y otros humanos arcaicos, lo que habría dejado a las mujeres neandertales con la posibilidad de explotar una recolección sistemática de vegetales y pequeños animales. Si no lo hicieron fue por un reflejo de su ecología, no de su organización social”.

Referencias

Kuhn SL, Stiner MC. 2006. What's a mother to do? The division of labor among Neandertals and modern humans in Eurasia. Curr Anthropol 47:953-980.

Más lecturas en inglés:

- Entrada en el blog de John Hawks

- Eurekalert


Publicar un comentario