miércoles, agosto 29, 2007

Hace 130 mil años existió un corredor más humedo entre África y el Levante

Los orígenes del Homo sapiens, hace entre 200 mil y 150 mil años, ahora están mejor documentados con nuevos datos arqueológicos que sugieren una migración importante desde las tierras tropicales de África del este hacia el Levante, a través del desierto del Sahara y de Arabia, que tuvo lugar entre 130 mil y 100 mil años atrás .

Al parecer en esa época esa región del Sahara y Arabia experimentó un incremento de las precipitaciones.

Anton Vaks, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, presentaron una reconstrucción del paleoclima en el desierto Néguev, basándose en dataciones de depósitos de las cavernas (espeleotemas).

Hoy en día el clima del Néguev es muy árido y no se forman las espeleotemas, pero su presencia en diversas cuevas indica claramente, según los autores, que las condiciones climáticas en el pasado eran mucho más húmedas.

Vaks y sus colegas estudiaron y dataron 33 muestras de espeleotemas de cinco cuevas en la zona central y sur del desierto Néguev. Estos muestran que el último incremento de lluvias ocurrió hace 140 mil y 110 mil años. El clima durante este período debe haber consistido en eventos húmedos episódicos que posibilitaron que el norte del desierto del Sahara, el Sinaí, y el Néguev se convirtieran en zonas más hospitalarias para los movimientos de los primeros Homo sapiens. Esto podría haber eliminado la barrera desértica entre África central y el Levante.

Referencias

“Desert speleothems reveal climatic window for African exodus of early modern humans”, Anton Vaks, Hebrew University, Institute of Earth Sciences, Edmond Safra Givat Ram Campus, Jerusalem 91904, Israel; et al. pages 831-834.

Publicar un comentario