jueves, septiembre 04, 2008

Neandertales en Barcelona hace 50 mil años

Descubrieron 25 herramientas datadas en 50 mil años en la localidad Barcelonesa de Moià, España. Se trataría de nueva evidencia de asentamientos neandertales en la zona.

Las herramientas líticas fueron descubiertas por un equipo del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.

Los instrumentos, que servían para descuartizar animales, aparecieron dentro de un cubil de hienas en Moià, y, según los expertos, están elaborados con una técnica compleja. Las piezas descubiertas, que se han localizado asociadas a huesos quemados y con marcas de cortes, son de sílex y de cuarcita y están bien conservadas.

El descubrimiento se ha llevado a cabo este mes de agosto en una excavación realizada en la Cova de les Teixoneres, dentro del complejo cárstico de las Coves del Toll, en la localidad de Moià, en la provincia de Barcelona.

Según ha explicado la coordinadora de la excavación, Ruth Blasco, en anteriores campañas se había localizado algún instrumento, pero este año se han visto muy sorprendidos por la alta concentración de piezas que han encontrado en Teixoneres.

Ha señalado que las herramientas están elaboradas según la técnica Levallois, que implica que el autor tenía ya una idea previa antes de fabricar la pieza y que seleccionaba la materia prima para obtener un instrumento que sirviera para determinadas funciones, "lo que demuestra un pensamiento complejo por parte de los neandertales".

Este hallazgo también pone de manifiesto que los homínidos ocuparon más frecuentemente Teixoneres de lo que se había considerado hasta ahora.

El trabajo, dirigido desde el IPHES y el Área de Prehistoria de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, se enmarcan dentro del proyecto de investigación "Compartiendo el Espacio: la Interacción entre Homínidos y Carnívoros en el Nordeste Peninsular". Con este proyecto se quieren evaluar las relaciones existentes entre los grupos humanos del Pleistoceno y los grandes predadores.

Vía EFE

Publicar un comentario