miércoles, mayo 20, 2009

Fósil de 47 millones de años clave en la evolución de los primates

ResearchBlogging.org

Ayer se presentó un fósil clave para el estudio de la evolución humana y de los primates. Un pequeño ser similar a un lemur de unos 47 millones de años de antigüedad. Es clave, pero no es un eslabón perdido como se está diciendo en casi todos los periódicos.

Ida,  Darwinius masillae

Los propios descubridores dijeron que es un fósil magnífico y que ayudará a iluminar las raíces evolutivas de primates y humanos, pero que está lejos de ser un hito que resuelva los misterios de la evolución temprana. Ya que se podría decir que está relacionado, pero no está tan cerca de nuestros ancestros evolutivos.

El nombre científico del fósil es Darwinius masillae, pero fue a podado Ida, en honor a la hija de seis años de Jorn Hurum. Fue descubierto en 1983 por un coleccionista privado en una mina de carbón cerca de Frankfort, Alemania, y luego comprado por Hurum en 2007.

Era similar en tamaño a un gato, tenía cuatro patas y una larga cola. Y algo clave, tenía pulgares oponibles. Ida era una hembra que se cree que murió a los 10 mese de edad. No es un ancestro directo de monos y humanos, ni es un eslabón perdido, pero puede ayudar a imaginar cómo podría haber sido ese ancestro común a monos y humanos.

Para que se den una idea del parentesco entre el Darwinius, los homínidos y los monos modernos, vean este cuadrito del paper original. Tanto nosotros como los monos modernos, somos todos haplorrinos (Haplorrhini), los lemures son sterpsirrhini. Así que el Darwinius está cerca de estos últimos, pero mucho más de los haplorrinos.

image

“El fósil es el mejor preservado que se haya hallado de un primate”, dijo Jorn Hurum, de la Universidad de Oslo, uno de los científicos que presentaron el espécimen. Está completo en el 95%, incluyendo sus dedos y uñas, y sólo le falta una porción de la pierna. También incluye el contenido de sus intestinos, lo que mostró que la criatura comía hojas y frutas en un medio ambiente boscoso.

Otros expertos no relacionados con el descubrimiento e investigación del Darwinius masillae cuestionan las conclusiones de Hurum y sus colegas acerca de qué tan cercano sería a monos y humanos.

"En verdad, no creo que esté terriblemente cerca de la línea ancestral común de monos y personas”, dijo K. Christopher Beard, del Museo de Historia Natural Carnegie, de Pittsburgh. “Diría que está tan lejos como es posible de los primates. Más que una tía de hace mucho tiempo, diría que es más bien un primo tercero. De modo que sólo se parece a criaturas ancestrales de manera muy periférica”.

Beard afirmó que los científicos ya tienen un fósil de China de casi la misma antigüedad, que es aceptado ampliamente como ancestro de humanos y primates, y que es mucho más pequeño que el nuevo espécimen y comía una dieta diferente.

Para una historia mediática de Ida les recomiendo el artículo de Nora Bar y el de Javier Yanes. También el análisis del lo mal que se ha tratado este tema en los medio realizado por el Paleofreak. Y un ejemplo de lo que es divulgación científica de la mano de Leonardo Moledo.

Vía AP

Referencia: Franzen, J., Gingerich, P., Habersetzer, J., Hurum, J., von Koenigswald, W., & Smith, B. (2009). Complete Primate Skeleton from the Middle Eocene of Messel in Germany: Morphology and Paleobiology PLoS ONE, 4 (5) DOI: 10.1371/journal.pone.0005723

Para ver un Video en BBC

Más en inglés: Paryngula, Laelaps, The Loom, LiveScience, LiveScience2.

Publicar un comentario