jueves, junio 28, 2012

Secuencian el genoma completo de los Denisovanos

La paleoantropología hoy en día pasa tanto por los fósiles como por la genética. Habiéndose completado el Proyecto Genoma Neandertal, ahora le ha tocado el turno a esos otros humanos que tan enigmáticamente aparecieron en escena en 2010: los denisovanos, un linaje humano desconocido, que no aportó mas que fósiles muy fragmentarios como para poder hacerse una idea de su anatomía, y que sólo conocemos por su ADN, que no pertenece a ninguna especie conocida de humanos.

Científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, han logrado secuenciar el genoma completo de los denisovanos. Este grupo es conocido sólo por su ADN, proveniente de un fragmento de dedo humano descubierto en 2010 en la cueva de Denisova, en el sur de Siberia.

Con apenas 10 miligramos de hueso del fragmento de dedo, los científicos pudieron extraer el ADN, y secuenciar cada posición del genoma 30 veces, gracias a una nueva técnica que es muy sensible. Gracias a este nivel de resolución, se pudo establecer una relación entre los denisovanos y los neandertales, así como con nosotros los Homo sapiens actuales.

Lo interesante es que el grupo puso a disposición de toda la comunidad científica la secuenciación completa del genoma en internet. Ya que haberlo secuenciado es apenas el principio, ahora vendrán los estudios que se podrán hacer sobre ese genoma para conocer casi todo sobre esa población humana que vivió hace unos 50 a 30 mil años en Asia.

Genoma Online: http://www.eva.mpg.de/denisova

Artículos recomendados

La dieta del Australopithecus sediba

Artículo publicado en SinapSit:

Homínidos antiguos comían lo mismo que una jirafa

image Los dientes son una de las partes más resistentes de nuestra anatomía, no sólo resisten el paso del tiempo durante nuestra vida, sino que pueden durar muchos millones de años una vez enterrados y fosilizados. Para los científicos que estudian la evolución humana, los paleoantropólogos, los dientes suelen ser esos favoritos que siempre aparecen, ya que al ser tan resistentes a veces son lo único que se encuentra de los restos de una criatura que murió y se fosilizó hace millones de años. Pero no es poco, ya que a partir de los dientes es mucho lo que se puede decir sobre su dueño, como ... Leer + →

Más en:

Science, Ann Gibbons

Nature, artículo original.

lunes, junio 18, 2012

Agilidad de los primates fósiles estudiando el oído interno

Dentro del cráneo, más exactamente en el hueso temporal, tenemos un laberinto óseo que es parte del oído interno que está formado por la cóclea, encargada de transformar las vibraciones que recibe el oído en mensajes enviados al cerebro, y por los canales semicirculares que se encargan de captar el movimiento de la cabeza, y la sincronización con la vista. Esta parte de nuestra anatomía está muy relacionada con la agilidad, pero no sólo en nosotros, sino también en todos los demás primates, y en los mamíferos en general. Un nuevo estudio ha analizado este laberinto en cráneos fósiles de primates para conocer cómo caminaban y cómo era la agilidad de nuestros ancestros de hace millones de años.

image

El estudio, publicado en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, consistió en tomografías computadas de los cráneos fósiles de primates de diversas regiones y épocas para poder conocer cómo se movian. En casi todos los casos el laberinto óseo del oído interno estaba bien preservado, y protegido, al estar dentro de una zona densa del cráneo. Este estudio lo que buscaba era poder conocer la forma en que se movían primates fósiles de los cuales no se han recuperado partes de las piernas, las que generalmente se utilizan para saber cómo caminaban las especies extinguidas. Al comparar los canales auditivos de estos fósiles con los de especies de la actualidad, los investigadores pudieron determinar si se movían con agilidad, como los monos o lemures, saltan o balanceándose como los gibones, o si eran más lentos como los gorilas o babuinos.

Esto pueden saberlo por el tamaño de los tres canales semicirculares del oído interno, muy relacionados con al sensibilidad y la agilidad. También existe una relación entre el tamaño de esos canales y el tamaño del cuerpo del animal. Gracias a esto, con tan sólo un fragmento fósil de un cráneo de primate que incluya el oído interno, se puede entonces saber mucho más de lo que antes podía deducirse.

Así descubrieron que los primeros antropoides, que son los ancestros tanto de los chimpancés, gorilas, gibones, orangutanes y humanos, eran más lentos en sus movimientos de lo que se pensaba. Pero acercándonos al ancestro común entre los primates de América y los de Europa, África y Asia, ya tenía una agilidad muy similar a la del actual macaco es decir una agilidad media.

Fuente: ScienceDaily

Artículos recomendados

viernes, junio 15, 2012

Sería neandertal el arte rupestre más antiguo

Los neandertales, autores del arte rupestre más antiguo

Panel las Manos, El Castillo

El arte rupestre, esas hermosas pinturas realizadas en cuevas por los primitivos habitantes de Europa, floreció en esa región. Siempre se creyó que era creación de los Homo sapiens, nuestros ancestros directos. ¿Por qué? Obviamente porque somos los más inteligentes, ¿quién más podría haberlas hecho? Nunca se tuvo en cuenta a los neandertales, pero a medida que se veía que la entra de de los sapiens en Europa se retrasaba, y la de los neandertales se alargaba, se empezó a dudar. Ahora, con la nueva datación de 50 pinturas en 11 cuevas se evidencia que lo más probable es que las pinturas sean de origen neandertal, ya que vienen de hace al menos 40 mil años, y se prolongan en las regiones y en el tiempo. Es la explicación más plausible, sino habría que ver por qué los Homo sapiens las inventaron apenas llegar a Europa, y no las practicaron en otras regiones que habitaban para esa época.

Seguir leyendo en Sinapsit

jueves, junio 07, 2012

Origen asiático de los grandes primates

Artículo publicado en SinapSit:

Origen asiático de los grandes primates

En la paleoantropología, ciencia que estudia la evolución humana y sus antepasados, hay diversas teorías de cómo es que los Homo sapiens llegamos a poblar todo el planeta. La más conocida y aceptada en la actualidad es una llamada Fuera de Africa, que aboga por un origen, hace unos 200 mil años, de nuestra especie en el continente africano, desde el cual habría salido al menos hace unos 100 mil años, expandiéndose por el mundo a lo largo de decenas de miles de años. Otros dicen que el Homo sapiens evolucionó en diferentes lugares a partir de otra especie humana anterior, el Homo erectus y sus descendientes.

imageEl H. erectus, también genera algunas controversias, ya que la mayoría cree que evolucionó en África, ya que allí es donde se encuentran los fósiles más antiguos, pero en la otra punta  del planeta, en Indonesia, hay fósiles de 1,8 millones de años. Lo que indicaría que también se expandió por el planeta, o que se originó en Asia, o en diversos lugares. Ahora, todos esos homínidos, los primeros primates en andar en dos patas, ¿de dónde salieron? Es claro, por el estudio de los fósiles, que evolucionaron en África, pero los grandes antropoides, es decir chimpancés, gorilas, orangutanes y nosotros, se habrían originado en Asia, según un nuevo descubrimiento. Sigue

Evolución del rostro

Artículo mío publicado en Página 12:

Evolución del rostro

El rostro humano es algo único en el reino animal. No porque seamos hermosos, ya que la belleza es algo subjetivo, sino porque tiene tantas características no vistas en otros animales que lo vuelven único. La forma actual de nuestro rostro es el resultado del camino evolutivo general que guió al género humano desde hace dos millones de años para convertirlo en el animal social por excelencia.

La cara es lo primero que vemos en otra persona, ese conjunto de facciones nos otorga individualidad e identidad. Tan importante es el rostro en el ser humano que existe una región especial del cerebro destinada a reconocerlos, que si resulta dañada incluso puede impedir que podamos reconocer a nuestros propios padres. Pero lo más interesante, para nuestro universo social, es la cara en movimiento, los gestos, las expresiones que nos ayudan a comunicarnos con los demás. Sigue.