domingo, septiembre 17, 2006

Noti: Encuentran en Sidrón un maxilar completo de neandertal

En el yacimiento español la cueva del Sidrón, han encontrado un maxilar superior que mantiene todos los dientes desde el premolar izquierdo al derecho.

La cueva del Sidrón es el yacimiento neandertal más rico de la península ibérica, y ya lleva en su haber unos ochocientos cincuenta fragmentos óseos, entre huesos y dientes. Este nuevo descubrimiento se encuentra dentro de la campaña de este año comenzada el primero de mes.

En el periódico español La Nueva España se dice:

El maxilar es un fósil imprescindible a la hora de identificar un individuo de la especie neandertal. Según Antonio Rosas, paleoantropólogo del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es la parte del rostro donde más se manifiesta la naturaleza neandertal, «es por así decirlo lo que los neandertales tienen más propio». Esta especie presenta una cara ancha y prominente, proyectada hacia adelante, quizá como consecuencia de su robusta dentadura. La posición adelantada de los dientes es una de las características que lo diferencian de otros especies, entre ellas del hombre moderno.

Además la cara es, según Rosas, siempre un elemento crucial para definir ante que tipo de neandertal se está. En el caso del maxilar de Sidrón será preciso analizar si conserva parte del hueso sobre el que se apoya o solamente los dientes porque la información que ofrece en ambos casos es diferente.

El maxilar que fue localizado en la misma zona donde el pasado año se encontró la parte posterior de un cráneo (moño occipital) está totalmente envuelto en una costra de barro. Javier Fortea, director de la investigación de Sidrón, señaló que hasta que la pieza no esté limpia y tratada por el conservador no se pueden conocer más detalles de la misma, pero sí confirmó la importancia del hallazgo.

Si una vez consolidada se observa que el maxilar de Sidrón conserva el hueso, será sin duda un añadido fundamental para definir a qué tipo pertenecen los neandertales de la zona. Si en caso contrario conservara sólo los dientes, Rosas afirma que va a servir para saber a cuál de los ocho individuos que se tienen contabilizados pertenece. El hecho de localizar una pieza con todos los dientes en su sitio es importante para los científicos porque la dentadura es una de las partes del esqueleto que más información puede ofrecer. Además, encontrar un maxilar con los propios dientes ayuda a conocer las características de cada pieza y permitirá situar muchos de los dientes que se han encontrado sueltos. Según Rosas, «permite estar más seguros del resto de los dientes», o lo que es lo mismo, a recomponer la dentadura de cada individuo.

Una tercera vía de información estará en función de los datos que el maxilar aporte sobre el propio individuo. El desgaste de las piezas permitirá averiguar mucho del comportamiento alimentario del grupo, saber para que otras cosas, al margen de la alimentación, utilizaba la dentadura y hasta conocer las fases de su propio desarrollo físico.

Javier Fortea y Marco de la Rasilla están al frente de la campaña arqueológica que se viene desarrollando en Sidrón desde los últimos días de agosto. Los trabajos se iniciaron este años con algunos días de antelación para realizar una serie de sondeos en el exterior sobre la vertical de la galería del osario. La finalidad es localizar el depósito primario de los fósiles que se han encontrado en el interior de la gruta.

El estudio ha tenido que interrumpirse por una avería de la máquina que se utilizaba para taladrar el terreno, pero antes había localizado una zona cárstica con relleno de sedimento sobre la que se continuará trabajando una vez resueltos los problemas técnicos.

Además de estas labores, en el interior se sigue excavando en la galería del osario, el auténtico tesoro arqueológico de Sidrón. En esta ocasión se han ampliado los márgenes de las catas de campañas anteriores, lo que ha permitido seguir exhumando fósiles. «Sigue siendo una zona fértil», afirma Fortea. La cosecha recuperada hasta el momento se compone de huesos de distintas partes del cuerpo, entre los que destacó varios huesos del pie y de la mano, otros fragmentos del esqueleto poscraneal y varios dientes sueltos además del extraordinario maxilar ya citado. Estos días, además de la excavación, un equipo de topógrafos trabaja para fijar la vertical exterior sobre el centro de la galería del osario.

Paso a paso Sidrón pone de manifiesto su relevancia como enclave neandertal y se perfila como uno de los grandes asentamientos europeos.

Publicar un comentario