martes, junio 05, 2007

Diferencias craneales entre neandertales y sapiens debidas a la deriva génica

Las diferencias craneales entre neandertales y sapiens no se deberían a adaptaciones especiales sino que representarían dos resultados diferentes de un vasto espacio de posibilidades evolutivas aleatorias.

Eso concluyen Timothy D. Weaver, Charles C. Roseman y Chris B. Stringer en un artículo publicado en el Journal of Human Evolution. Estos paleoantropólogos realizaron una variedad de tests estadísticos fundados en predicciones explícitas de la teoría de población genética para mostrar que la deriva genética puede explicar las diferencias craneales entre los neandertales y los sapiens.

La mayoría de las explicaciones evolutivas para las diferencias craneales entre neandertales y humanos modernos hacen énfasis en la adaptación por selección natural. Características craneales del Hombre de Neandertal podrían ser adaptaciones al clima glacial de la Europa del Pleistoceno o al poderoso mecanismo óseo y muscular que sería el resultado del uso habitual de los dientes delanteros como herramientas. Por el lado de los sapiens se suele explicar la diferencia porque sus características craneales se deberían a una adaptación para la producción del habla.

Algunos pocos investigadores propusieron explicaciones no adaptativas para las diferencias. Estas dicen que se deberían a el aislamiento entre las dos poblaciones, que habría llevado a una diversificación craneal por deriva genética. O sea un cambio en las frecuencias de ciertos alelos contribuiría a la variación de la morfología craneal.

Los autores del artículo realizaron un estudio sobre medidas promedio de cráneos de 2524 humanos modernos de 30 poblaciones diferentes, y de 20 neandertales fósiles. Luego contrastaron esos resultados con bases de datos genéticas de 1056 humanos modernos de 52 poblaciones.

“Nuestros resultados”, dicen en el artículo, “muestran que diversificar la selección natural no ha dejado una firma obvia en las diferencias en la morfología craneal de neandertales y humanos modernos”. Y dicen también que el análisis funcional también demuestra que diversas explicaciones adaptativas para la forma craneal neandertal no tienen respaldo.

“Nosotros nos referimos al rol de la selección natural produciendo diferencias entre los cráneos de neandertales y humanos modernos, no a su rol en formar la morfología craneal de neandertales y humanos modernos”, aclaran los autores. “Pero los resultados de esta investigación, combinado con aquellos de análisis funcionales, implican que razones adaptativas no son necesarias para explicar las diferencias craneales entre neandertales y humanos modernos y que la deriva genética es la explicación más fuertemente respaldada para esas diferencias”.


Referencias

Were neandertal and modern human cranial differences produced by
natural selection or genetic drift? Journal of Human Evolution, In Press, Corrected Proof, Available online
23 May 2007, Timothy D. Weaver, Charles C. Roseman and Chris B. Stringer.

Publicar un comentario