viernes, febrero 15, 2008

Los H. sapiens reunían en rebaños a los renos hace 60 mil años

Un antropólogo estadounidense ha creado un método para analizar los huesos de renos de hace entre 65 mil y 12 mil años, un logro que permitirá que los científicos comprender mejor los hábitos alimenticios de los antiguos humanos.

J. Tyler Faith descubrió que los humanos arcaicos juntaban a los renos en rebaños. “Podemos ver un incremento constante en la abundancia de renos, asociado con declives en las temperaturas de los veranos”, dice Faith en GWHatchett, periódico de la universidad de George Washington.

Faith analizó los huesos de Grotte XVI, un yacimiento arqueológico ubicado en el sur de Francia. Allí quería comprender la relación entre los humanos y los animales, y cómo esto se veía afectado por cambios en el medio ambiente.

Según dice Faith este descubrimiento ayuda a comprender las diferencias entre los neandertales y los humanos modernos. Según él, las diferencias en el comportamiento de caza no pueden explicar por qué los neandertales dejaron de existir hace entre unos 40 mil años.

“Variaciones en los tipos de animales cazados y en las partes de esos animales que eran explotadas y procesadas por los sapiens y los neandertales que ocuparon Grotte XVI puede explicarse largamente por el cambio medioambiental, más que por una diferencia de comportamiento o tecnológica”, dice Faith.

En una entrevista con Discovery News Donald Grayson, investigador de Grotte XVI y profesor de la Universidad de Washington, dijo que el estudio de Faith era importante, incisivo y innovador.

Faith ya había estado trabajando en desarrollar un método para medir cuantitativamente los cambios en cómo los humanos carneaban y transportaban a los restos de animales grandes.

Incluso realizó estudios de campo en el sur de Kenya para estudiar los huesos de los animales y la forma en que vivían. Su disertación es sobre grandes mamíferos extintos del sur de África. Espera determinar si los la caza humana o cambios en el medio ambiente contribuyeron a la extinción de los grandes mamíferos.

Este estudio saldrá publicado en el Journal of Human Evolution.

Fuente GWHatchett

Publicar un comentario