domingo, abril 27, 2008

Prueban fehacientemente que el Hobbit de Flores no tenía arreglo dental

Hace 15 días les contaba sobre un libro, de Maciej Henneberg, en el cual se aducía que los dientes del Hobbit de Flores, el bautizado Homo floresiensis, tenían un trabajo dental, o sea que sus dientes habían sido llenados con cemento de dentista. Ahora, vía John Hawks, podemos leer una detallada refutación de parte del descubridor de los huesos, Peter Brown.

En su sitio web Brown cuenta y muestra evidencia de sobra para dejar saldada la cuestión, y dejar claro que no hubo trabajos de dentista en la dentadura del Hobbit.

El asunto es que Henneberg fue uno de los que pudieron ver de forma rápida y atolondrada los huesos del Hobbit cuando fueron “tomados prestados” por Teuku Jacob, que en realidad los tomó sin permiso y les hizo daños irreparables. Hanneberg le tomó fotografías, y en eso basa su hipótesis, pero Brown dice que lo que parece un arreglo no es más que la dentina que fue dañada por la piedra caliza en la que fueron descubiertos los restos del LB1 y los otros 8 individuos de H. floresiensis. Brown dice que el color blanco se debe a lo calcárea que era la piedra caliza, por eso es que la dentina no luce amarilla como debiera.

Henneberg igualmente se sigue quejando de que deberían dejar que algún grupo de científicos independientes pudiera ver directamente los huesos.

Publicar un comentario