martes, julio 11, 2006

Noticia: Nuevo estudio de ADN Neandertal

La revista Wired publica un artículo, de la periodista Annalee Newitz, en el cual se cuenta sobre un nuevo método para secuenciar ADN neandertal. Y las conclusiones del genetista a cargo son que los Homo sapiens y el Hombre de Neandertal no se cruzaron para nada, y que las dos especies se separaron hace 500 mil años.

El genetista Eddy Rubin, del Joint Genome Institute en Walnut Creek, California, extractó una secuencia de ADN autosoma (cromosomas iguales en ambos sexos) que según él mismo dice tiene más material genético que el ADN mitocondrial que se venía secuenciando hasta ahora. Rubin pertenece al grupo de Paabo que logró secuenciar el ADN nuclear anunciado en mayo en este Blog.

Esto solo no es noticia, ya que hace rato se sabía de estos temas, y son sensacionalistas las conclusiones que expresa Rubin en el artículo de Wired, pero él está buscando conseguir una secuencia amplia del ADN neandertal. Está buscando descubrir cuando se produjo la divergencia entre los neandertales y los Homo sapiens en el árbol evolutivo, y también saber si entre ellos podría haber cruzamientos, y que nazcan niños fértiles de esa unión.

Dice él en la revista Wired: "Los humanos y los neandertales ocuparon cuevas adyacentes durante miles de años, y nosotros tenemos mucha especulación sobre ellos basadas en unos pocos huesos y piedras". Linda forma de desmerecer más de cien años de arqueología.

Y sigue: "Pero si podemos analizar el genoma, tendremos la oportunidad de aprender más sobre el color de su piel y pelo, así como también lo que comían y si tenían lenguaje". Esto no es una exageración por parte de Rubin, ya que en los humanos modernos se sabe que ciertos genes son los que producen sus características, como el color de piel, pelo, etc. Lo mismo podría llegar a hacerse para el genoma neandertal, si se lograra una amplia secuencia. Pero como vimos antes en este blog, no es Rubin el único que está buscando eso.

En el artículo se da como una gran noticia que Rubin llegó a la conclusión de que humanos y neandertales divergieron hacia dos grupos reconocibles hace unos 500 mil años. Él y su equipo llegaron a esta conclusión luego de contar las diferencias entre secuencias seleccionadas del genoma neandertal y del genoma humano. Eso lo supieron porque que las mutaciones, generalmente, ocurren a un ritmo predecible.

Pero eso no es todo, Rubin dice: "La evidencia sugiere fuertemente que los neandertales no aportaron material genético a los humanos modernos".

Pero en ese artículo no se dice, ni tampoco lo dice Rubin, que 500 mil años no son suficientes para hacer que dos especies distintas que se cruzan puedan generar descendencia fértil. Por ejemplo, los leones y tigres se especiaron (diferenciación de especies) hace aproximadamente 2 millones de años, y así y todo todavía pueden producir descendencia fértil. Por lo que es un tanto apresurado decir que no había posibilidad de cruce entre neandertales y los sapiens antiguos.

En el mismo artículo de Wired la periodista cita la opinión del antropólogo Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington. Trinkaus es un experto en neandertales, y es famoso por opinar en favor de la hibridación de neandertales con sapiens.

Cito la parte del artículo de forma textual para que se pueda ver el intercambio entre el genetista y el atropólogo:

"Rubin desestima el análisis de la estructura ósea por la cual Trinkaus es famoso, comparando a los antropólogos con frenólogos[1]. Él agrega que muchas cosas pueden parecer diferentes en la estructura ósea de dos organismos incluso si su genoma es similar.

"Trinkaus responde, "La genética está de moda ahora. Pero ellos sólo andan buscando la presencia de genes neandertales en la poblaciones actuales - y eso no te dice qué era lo que pasaba hace 30 mil años". También dice que los neandertales y humanos podrían haberse apareado pero haber producido descendencia que no prosperó; esos genomas híbridos habrían sido eliminados, por selección natural, a lo largo de las generaciones. En tal escenario, el rastro genético dejado por los neandertales en el genoma humano sería muy pequeño."

Las palabras de Trinkaus son el mejor cierre para esta nota.


[1] La frenología era un método mediante el cual se quería deducir el carácter de una persona por medio de las medidas de su cráneo.

Imagen: mandíbula del niño de Lagar Velho.

Publicar un comentario