miércoles, octubre 04, 2006

Noti: El moño occipital neandertal es sólo suyo

Una de las características típicas del Hombre de Neandertal es el moño occipital, un bulto o proyección del hueso occipital (violeta en la imagen). Un nuevo estudio, publicado en el Journal of Human Evolution, dice que no debe considerarse sólo, sino como algo integrado a la forma general del cráneo.

Esa característica sólo vista en los neandertales, viene siendo citada como típica desde principios del siglo pasado con Boule en 1911. Desde aquellos tiempos se dice que es algo apomórfico, o sea algo que sólo los neandertales derivaron a partir de sus ancestros, una característica única de el Homo neanderthalensis.

Por consiguiente, algunos autores, vieron en la presencia de un débil moño occipital en algunos Homo sapiens arcaicos, una evidencia de continuidad o hibridación entre los neandertales y los sapiens arcaicos en Europa (Más que nada en los relacionados con el sitio Mladeč).

Philipp Gunz y Katerina Harvati, los autores del presente estudio, aducen que esa relación estaría cuestionada, y más todavía después de las conclusiones a las que llegaron luego de analizar y comparar cráneos neandertales y de sapiens arcaicos y modernos.

Sus resultados sugieren que la forma del hueso occipital, el moño, no debería ser considerado como un rasgo independiente, ya que está fuertemente integrado con la forma del casquete craneal. Cuando este hueso es considerado de forma independiente, no presenta muchas diferencias si es de neandertal o de sapiens. La discriminación sólo mejora cuando se tiene información de la posición en la cual está ese hueso, y mucho más cuando se tiene en cuenta la forma de los huesos parietal y temporal.

Por eso los autores dicen que al considerar los huesos occipitales de forma separada, pueden llegar a encontrarse similitudes, pero si se los ve como un todo con la forma del casquete craneal, los neandertales y los sapiens arcaicos del paleolítico superior eran muy diferentes.


Más en:

Gunz, P., Harvati, K. The Neanderthal “chignon”: variation, integration, and homology, Journal Of Human Evolution (2006), doi:

10.1016/j.jhevol.2006.08.010

Publicar un comentario