martes, noviembre 18, 2008

Canibalismo de neandertales en Zafarraya, España

Interesante noticia del diario español La opinión de Malaga:

Málaga posee los restos de neandertales más modernos que conoce el mundo, y el lugar donde se encontraron, la Cueva Boquete de Zafarraya, es el mejor yacimiento de Europa tanto por la información que han aportado estos restos como por el proyecto de investigación que se ha llevado a cabo en los últimos 30 años, como explicó a este periódico el arqueólogo y doctor en Prehistoria del Museo Nacional de Historia Natural de París, Cecilio Barroso Ruiz, quien ofreció ayer una conferencia en el Colegio Oficial de Graduados Sociales.

"Hay restos de diez individuos, adultos, adolescentes y niños", indicó el experto, quien explicó que estos Neandertales "no vivían aquí, sino que venían periódicamente para cazar cabras pirenaicas". La edad de los fósiles: entre 30.000 y 27.000 años.

"Son los Neandertales más modernos del mundo. La Cueva Boquete de Zafarraya es la prueba de que los Neandertales venían a la zona antes de que el hombre moderno llegase a Europa", indicó Barroso.

"La pregunta del millón es la razón por la que desaparecieron de la zona. Y puedo decir que no fue por las condiciones climatológicas, porque el clima era de ámbito mediterráneo, como el de ahora, y tampoco dejaron de venir porque desaparecieran las presas... Todavía es una incógnita para los científicos", dijo.

El doctor en Prehistoria añadió que este yacimiento, colindante entre Málaga y Granada, posee las mayores muestras de los rituales de canibalismo de Europa.

Durante las excavaciones, producidas en dos etapas -de 1981 a 1983 y de 1990 a 1994-, se encontraron dos fémures y una tibia de una mujer y una mandíbula pequeña de un varón, todas con restos "irrefutables" de canibalismo.

"Primero troceaban el cuerpo, cortaban la carne, y tras comérsela, tiraban los huesos al fuego, donde estallaban", especificó Barroso. Durante la investigación (en la que han participado 90 expertos) se han reconstruido las piezas óseas, dando como evidencia marcas de canibalismo.

"Se ha dicho que el Neandertal enterraba a sus niños, y aquí se ha demostrado que no, que eran usados como mera comida al morir", sentenció el arqueólogo.

Pero cabe aclarar que hoy en día todas estas tipo de pruebas a favor del canibalismo están en duda, en vistas de los descubrimientos que se hicieron en Krapina, Croacia.

Publicar un comentario