martes, marzo 31, 2009

Los Homo heidelbergensis cuidaban a sus enfermos hace 530 mil años

Descubren que los Homo heidelbergensis de Atapuerca cuidaban a sus enfermos hace 530 mil años. Eso se desprende del estudio del cráneo de una niña que habría sufrido craneosinostosis, una grave deformación del cráneo.

image El estudio de científicos españoles, saldrá publicado en Proceedings of National Academy of Science (PNAS) de marzo.

Los cuidados sociales ya se han evidenciado en las diversas etapas de la evolución humana, y en diversos antepasados y parientes fósiles del Homo sapiens, como por ejemplo entre los neandertales. Las más antiguas evidencias de cuidados sociales datan de 1,77 millones de años, entre los Homo erectus de Dmanisi.

Este cráneo fósil, conocido como Cráneo 14, descubierto en la Sierra de Atapuerca, Burgos, España, fue recuperado dividido en numerosos fragmentos, en la Sima de la Huesos en las campañas de 2001 y 2002. Pertenecía a una niña de entre 5 y 8 años de edad al fallecer.

La investigadora Ana Gracia, del Centro de Evolución y Comportamiento Humano de la Universidad Complutense y el Instituto de Salud Carlos III, explica que sufría una craneosinostosis simple lambdoidea, es decir que el lado izquierto estaba fusionado, lo que hizo que el derecho se desarrollara más y pareciera abultado y asimétrico.

Hoy en día, la enfermedad que sufría esta niña heidelbergensis se opera cuando los huesos aún son blandos en el bebé. Si no se opera, el pequeño sufre presión dentro del cráneo, ya que el cerebro no deja de crecer, pero el cráneo se ha fusionado antes de tiempo. Esto afecta el desarrollo cognitivo del niño, y hasta puede causar daños permanentes en ojos y oídos.

"Es una patología que se da en menos de seis casos de cada 200.000 nacimientos, así que una rareza excepcional ahora y mucho más en aquella época. Por el estudio parece ser que la fusión ocurrió en el tercer trimestre de gestación por causas traumáticas, como un golpe. Probablemente desarrollaría la tortícolis para compensar su cabeza asimétrica", dijo Gracia a El Mundo.

"Pese a su minusvalía, este niño recibió la misma atención y oportunidades que cualquier otro niño de su comunidad. Fue cuidado del mismo modo en que cuidamos hoy a nuestros niños, con independencia de su grado de autonomía", explicó Gracia en El Periódico de Aragón.

Este descubrimiento lo que demuestra es que los seres humanos cuidaban de sus enfermos desde hace miles de años, en casi todos las especies del género. Entre los demás mamíferos es lo más normal que las madres rechacen a las crías deformes, que no son viables de algún modo.

Referencia

“Craniosynostosis in the Middle Pleistocene human Cranium 14 from the Sima de los Huesos, Atapuerca, Spain.” Ana Gracia, Juan Luis Arsuaga, Ignacio Martínez, Carlos Lorenzo, José Miguel Carretero, José María Bermúdez de Castro, and Eudald Carbonell. PNAS Early Edition for 27 Mar 2009 to 30 Mar 2009
image
Publicar un comentario