lunes, mayo 11, 2009

Descubren pelos humanos de hace 200 mil años

Los humanos no fuimos siempre los que se comían a todos los animales, alguna vez fuimos nosotros la comida. Y todo lo que se come… termina siendo defecado. Así han descubierto coprolitos, estiércol fosilizado, de hienas con pelos fosilizados dentro de hace unos 200 mil años.

Las evidencias fósiles más antiguas de Homo sapiens son de hace 195 mil años, en el yacimiento Omo. Pero los paleoantropólogos creen que los humanos modernos se originaron para esa época, por lo que podríamos estar ante de los pelos de los primeros sapiens.

pelos de hace 200 mil años

Hasta la fecha, los pelos humanos más antiguos descubiertos eran unos de una momia de hace 9000 años descubierta en Chile. Es que resulta muy raro descubrir restos de tejidos blandos como el pelo, la piel o músculos que sobrevivan más de algunos cientos de años, y para que se fosilice es más raro todavía, por lo general sólo se convierte en piedra el tejido duro como los huesos.

Son 40 cabellos, descubiertos dentro de los coprolitos de hienas marrones (Parahyaena brunnea) en la cueva Gladysvale, Sudáfrica. Los restos han sido datados entre 195 y 257 mil años. Esto termina de confirmar lo que ya se creía dese hace mucho, que los restos homínidos acumulados en las cuevas sudafricanas eran el resultado de las comilonas de las hienas.

El estudio de los pelos fue publicado por la Dra. Lucinda Backwell, paleontóloga de la Universidad de Witwatersrand, Johannesburg, Sudáfrica, y colegas en Journal of Archaeological Science.

Los pelos pudieron fosilizarse gracias a que las hienas se dieron un festín con los humanos, e hicieron sus necesidades. Ahora esos pelos podrán ser analizados a fondo para descubrir de qué color eran e incluso el estado de salud de sus ex dueños.

Blackwell dijo a Telegraph que esta es la primera evidencia homínida fósil que no son huesos.

Los pelos fueron comparados con los de humanos modernos y diferentes primates actuales, y se llegó a la conclusión de que son consistentes con la forma de los pelos humanos.

Los investigadores asignan el cabello al género Homo, pero sin asignar a ninguna especie en particular, pueden haber pertenecido a Homo heidelbergensis, que era el homínido que existía en aquellos tiempos en esa región, pero no descartan que pudiese ser de uno de los primeros Homo sapiens.

Referencias

“Probable human hair found in a fossil hyaena coprolite from Gladysvale cave, South Africa”. Lucinda Backwell, Robyn Pickering, Don Brothwell, Lee Berger, Michael Witcomb, David Martill, Kirsty Penkman, Andrew Wilson. Journal of Archaeological Science. Volume 36, Issue 6, June 2009, Pages 1269-1276.

image

Publicar un comentario