martes, julio 14, 2009

El amplio tórax de los neandertales se debería a una gran demanda energética

ResearchBlogging.org

La gran caja torácica característica de los neandertales ha sido fuente de un intenso debate desde siempre. ¿Por qué tenían un pecho tan ancho? ¿Adaptación para qué? Un nuevo estudio indica la gran capacidad pulmonar que deberían tener dentro de esa amplia caja torácica se debería a una mayor demanda energética.

costillas neandertales Los huesos de las costillas son pequeños y frágiles, por lo tanto es difícil que sobrevivan para convertirse en fósiles, y que los paleoantropólogos puedan encontrarlos y estudiarlos. Por tanto no hay muchas evidencias de cómo eran las cajas torácicas de nuestros antepasados y parientes del género Homo.

En el estudio publicado en Journal of Human Evolution se realiza un nuevo análisis del esqueleto del neandertal conocido como Kebara 2. Individuo neandertal con la caja torácica más completa hasta la fecha.

Kebara 2 fue descubierto en la cueva de Kebara, ubicada en la ladera oeste del monte Carmelo, al norte de Israel. Se trata del esqueleto parcial de un hombre neandertal, que se calcula mediría 1,66 de altura y 75 kilos de peso. Fue encontrado en 1983, y datado en 35 mil años. No sólo tiene una caja torácica casi completa, sino que aportó el primer hueso hioides de neandertal, clave para interpretar si podían hablar como nosotros.

Ya de estudios anteriores se sabía que los neandertales tienen un tórax ancho para su estatura. Una de las explicaciones que más se aceptaron en los últimos tiempos, es que era una adaptación a los climas fríos. Pero recientemente se realizaron estudios en dos neandertales con caja torácica casi completa (Shanidar 3 y Tabun C1), y en comparación con poblaciones actuales de los Andes, tenían una demanda respiratoria incrementada que sugiere niveles de actividad altos. 

En el estudio de Asier Gómez-Olivencia y colegas, se volvió a analizar los huesos de Kebara 2, y se corrigió una reconstrucción errónea de una de las costillas. Se discute la reconstrucción previa del fósil. También lo han comparado con muestras de individuos modernos, con otros neandertales y otros miembros del género Homo.

Dicen los autores que Kebara 2 es grande, sin duda, pero su tórax no es una versión escalada del tórax de un Homo sapiens. Así los autores hipotetizan que “que el gran tórax de los Neandertales, siendo distinto del de los humanos modernos, no es autapomórfico sino que está en relación con un ‘‘modelo primitivo de cuerpo’’ que consiste en cuerpos anchos con gran masa corporal”. O sea que no es exclusivo de los neandertales.

Según dicen un tórax grande en las especies Homo distintas a la nuestra, indican una capacidad pulmonar grande, que sería coherente “con la idea de
una necesidad de un gran consumo de oxígeno derivada de una mayor demanda energética de un cuerpo grande que presenta altos niveles de actividad cuando lo comparamos con las muestras modernas provenientes de sociedades industriales”.

Al haber evidencias de tórax grandes en otras especies Homo, esto cuestiona, según los autores, la explicación de una adaptación al frío. Así se derribaría otra de las supuestas adaptaciones al frío de los neandertales, junto con su amplia nariz.

Referencia

Gómez-Olivencia, A., Eaves-Johnson, K., Franciscus, R., Carretero, J., & Arsuaga, J. (2009). Kebara 2: new insights regarding the most complete Neandertal thorax Journal of Human Evolution, 57 (1), 75-90 DOI: 10.1016/j.jhevol.2009.02.009
Publicar un comentario