lunes, noviembre 23, 2009

¿Fue un accidente la desaparición de los neandertales?

El periódico Times Online le preguntó a dos paleoantropólogos famosos y muy metidos en el tema de la extinción de los neandertales, qué opinaban sobre el tema, más exactamente ¿Fué un accidente que los neandertales se extinguiesen y los humanos sobreviviesen?

Clive Finlayson respondió que sí, y Chris Stringer que no. Ambos argumentaron a favor de su respuesta. Les voy a traducir las partes más interesantes.

Antes una breve presentación. Finlayson viene estudiando desde hace mucho un reducto en Gibraltar que se cree podría haber sido el último refugio de los neandertales, y se ha especializado en el estudio del paleoclima de la península Ibérica y de Europa en general, escribiendo sobre los profundos cambios climáticos que ocurrieron en la época previa a la desaparición de los neandertales.

Stringer es uno de los principales abanderados de la teoría de Fuera de África, que dice que los sapiens salieron de África y reemplazaron a todas las especies arcaicas, pero en los últimos años ha ido moderando su postura a la luz de las evidencias.

Veamos qué dicen:

Clive Finlayson

“Las especies pueden desaparecer por un amplio rango de razones, la competición por el ambiente es sólo una”.

“La historia está repleta de ejemplos de reemplazo de una cultura por otra, generalmente más avanzada tecnológicamente. Es como si el resultado del reemplazo de una población humana por otra siempre hubiese sido el resultado de una diferencia tecnológica. Así es que no cuesta mucho hacer el salto mental y aplicar esta lógica a la prehistoria, especialmente cuando nuestra visión de los humanos prehistóricos ha sido coloreada por el prejuicio de la mala ciencia”.

“La distorsionada imagen del neandertal simiesco, basada en una reconstrucción incorrecta de un individuo con artritis cien años atrás, ha permanecido en nuestras mentes. La historia tiende a ser escrita por los victoriosos y la prehistoria sigue esa tendencia. Nosotros estamos aquí hoy en día y por eso habremos sido victoriosos. Nosotros somos los humanos modernos y derrotamos a los brutos neandertales. Así una conclusión posterior a los hechos se convierte en dogma”.

“El dogma nos dice que nuestros ancestros entraron en Europa desde Medio Oriente hace unos 45 mil años y reemplazaron a los neandertales. Dependiendo si se toma un acercamiento duro o blando, se ha argumentado que el neandertal sufrió de genocidio, fueron superados en competencia o fueron absorbidos dentro de un pool genético mayor. Pero la evidencia simplemente no está allí”.

“¿Entonces qué le pasó a los neandertales? Eran un linaje de humanos inteligentes, con cerebros incluso más grandes que los nuestros. Tenían muchos recursos: cazadores grandes y duros que evolucionaron así para dar caza a animales que vivían en los bosques abiertos de Eurasia. Pero el clima tomó un giro brusco, los bosques euroasiáticos fueron reemplazados por estepa y tundra. Poblaciones de especies animales, no sólo los neandertales, sino elefantes, rinocerontes lanudos y otros, se volvieron fragmentados. Se volvieron especies en peligro de extinción, y como podría pasar con los pandas hoy en día, sucumbieron”.

“Nuestros ancestros sapiens eran corredores de maratones, evolucionaron en las planicies de África para correr a sus presas y ganarles por cansancio, no por velocidad. Luego de muchos milenios en la puerta de Eurasia hicieron su entrada en Europa, justo cuando el clima había cambiado y se encontraron con la estepa-tundra, y los neandertales ya se habían ido”.

“Si el cambio climático y ambiental habría sido lento, los neandertales podrían haberse adaptado. Pero el cambio fue rápido y no hubo tiempo para ajustes. La ruleta de la vida favoreció a una de las especies y no a otra en un lugar y un tiempo en particular. Un pequeó cambio en el tiempo, en el lugar, en el clima o la fortuna, y un neandertal podría estar escribiendo estas líneas”.

La postura de Stringer es contraria.

Chris Stringer

“Los neandertales fueron uno de los últimos experimento evolutivos en cómo ser humano. Nosotros autollamados humanos modernos somos los únicos supervivientes de esos experimentos. Esto nos lleva al quid de la cuestión: ¿fue el Homo sapiens responsable de la extinción de otra de las especies supervivientes como los neandertales?

“A inicios de los 90 había dos visiones sobre el destino de los neandertales. Una sugería que habían sobrevivido y dado lugar a los humanos modernos de Europa. La otra visión, hoy predominante, era que los humanos modernos se originaron en África y se esparcieron por el mundo reemplazando especies que evolucionaron en otro lado, como los neandertales.

“Yo solía creer que la expansión de los humanos modernos, con su adaptación superior, lenguaje complejo, etc, era un factor crítico en la desaparición de los neandertales. Pero la extinción del neandertal fue un proceso complejo que ocurrió sobre un amplio rango de tiempo y terreno. La razón de por qué desaparecieron de Siberia es diferente a por qué lo hicieron en Gibraltar.

“El período de superposición potencial de estas especies (30.000-45.000 en Europa) fue uno de gran inestabilidad climática. Si los humanos modernos tuvieron mejores formas de enfrentarse a este cambio climático rápido (ropa cosida, mejor aislamiento, técnicas de recolección más eficientes) era más factible que sobreviviesen.

“¿Así que cuanto tiempo convivieron y cómo interactuaron si es que se encontraron? A pesar de recientes reclamos de que los lanceábamos e incluso los comíamos, se necesitan más datos para llegar a una conclusión. Dado que apenas si eran algunos miles la población total de cada especie, puede ser que incluso no se hayan encontrado.

“Recientes dataciones confirman que los humanos fósiles y el arte paleolítoco sofisticado (atribuido a los sapiens) datan de hace 35-40 mil años en Europa, mientras los neandertales persistían en lugares como Gibraltar hasta hace unos 30 mil años. Deben haberse encontrado al menos ocasionalmente.

“Es provable que se haya dado una cruza entre ambas especies. Algunos científicos ven evidencias de esto en los fósiles. Si bien la genética no ha descubierto evidencias de esto. Pero es posible que hubiese ocurrido antes del 30 mil antes del presente y que la evidencia se hubiese perdido durante los picos de caída de la población durante el pico de frío de la última edad de hielo. Con todo el genoma de los neandertales disponible dentro de poco, es mucho lo que se responderá en los próximos años”.

 

Es interesante el intercambio. Stringer sigue asumiendo muchas cosas sólo porque sí, sin prueba alguna. Ha cambiado y moderado su postura, pero sigue viendo al neandertal como inferior, sin reconocerle muchas cosas que se han descubierto en los últimos tiempos. Sigue estando, desde donde yo lo veo, obnubilado por el mito del neandertal tonto, y el mito del super Homo sapiens.

La exposición de Finlayson por el contrario es mucho más clara y se sostiene con evidencias. ¿Qué opinan ustedes?.

Publicar un comentario